Apps
Jueves, 20 junio 2024
Argentina
Política Provincial
16 de mayo de 2023
LA TECLA MAR DEL PLATA

Las líneas internas de Juntos en Mar del Plata

A un mes de la presentación de alianzas y sin pistas con respecto al futuro de Guillermo Montenegro, la coalición gobernante mantiene una tensa calma.

Las líneas internas de Juntos en Mar del PlataLas líneas internas de Juntos en Mar del PlataLas líneas internas de Juntos en Mar del PlataLas líneas internas de Juntos en Mar del Plata
Compartir

Mientras los tiempos del cronograma electoral se acotan, los armados empiezan a sentir la presión y nadie quiere quedarse afuera. En ese sentido, la política mira no solo el cierre de listas, sino también la presentación de alianzas que tendrá lugar el próximo 14 de junio. En General Pueyrredon hay dos incógnitas que mantienen en vilo a Juntos por el Cambio: las definiciones arriba entre Larreta-Bullrich y el formato de boleta y la decisión de Guillermo Montenegro sobre si competirá o no por la intendencia.

El “modelo Mar del Plata”, exhibido con orgullo por los dirigentes locales hacia el resto de la coalición, podría entrar en crisis. De forma abierta o por lo bajo, las distintas fuerzas aseguran que de no presentarse el actual jefe comunal -prenda de unidad entre los socios- jugarían por un lugar en la intendencia. El más claro fue Maxi Abad, aliado principal del gobierno, quien, si bien ponderó los tiempos del alcalde, adelantó las intenciones del radicalismo.

El clima con la UCR atraviesa una tensa calma a partir de las amenazas al concejal Daniel Núñez. Las mismas derivaron en una orden de restricción de 200 metros por parte de todo el bloque hacia el subsecretario de Gestión Territorial, Daniel Teruel, y los directores coordinadores de Desarrollo Social. Si bien el conflicto responde a una cuestión interna del armado boina blanca y las elecciones locales, la decisión de mantenerlos en cargo provoca resquemores en los pasillos del palacio municipal.

La duda también impacta en el resto de la administración, donde varios funcionarios podrían tener el “boleto picado” en caso de un segundo mandato. Pagos por el período 2019-2023, el nerviosismo se extiende entre secretarios y cargos políticos que creen que podrían quedar cesantes a partir del 10 de diciembre, especialmente entre quienes el gobierno considera que no escucharon el pedido de más gestión y cercanía con la gente. En ese sentido, otra interrogante es bajo qué condiciones se circunscribiría una segunda parte de la administración con la crisis económica y la falta de recursos.


Montenegro evalúa los distintos escenarios en un tablero incierto.

Las líneas internas se abren también en el recinto de sesiones. En el Concejo Deliberante el oficialismo deberá renovar tres bancas, una por cada socio (PRO, UCR y Coalición Cívica): pocos lugares para muchos jugadores. Pero la compulsa no será solo de cantidades, sino también de confianza. El Ejecutivo no puede repetir el error de Nicolás Lauría, quien encabezó en 2019, rompió y formó un bloque disidente en el 2021.

En ese sentido, el dato político de as elecciones del 2023 será quién encabece la lista de concejales y oficie de “viceintendente”. Si los hechos devienen en una salida de Montenegro, el primero de la lista oficiará de jefe comunal. 

Coalición Cívica y el pichettismo, entre el crecimiento y la unidad

Ampliar la presencia en el gobierno es la principal aspiración de ambas fuerzas. En el caso de la Coalición Cívica (CC) tiene una banca para renovar. A su vez, los referenciados en Llilita Carrió presiden la comisión de Obras, una de las más relevantes y que permitió al Ejecutivo avanzar con proyectos claves. Además cuentan con la gestión de Bernardo Martín al frente del Ente Municipal de Turismo (EMTur), uno de los bastiones del período, con números récord pospandemia, tanto en temporada como a lo largo del año. Desde las filas de la CC aseveran que hay “muy buena armonía” con los socios; sin embargo, la baja del inten-
dente podría subirlos al ring con candidato propio. A nivel nacional se encuentran más alineados con Horacio Rodríguez Larreta, que cuenta con el apoyo explícito de Carrió, y con quienes comparten equipos de trabajo en CABA.

En el caso de Encuentro Republicano Federal (ERF), que agrupa al peronismo no kirchnerista en Juntos, no bajan de la compulsa nacional al senador Miguel Angel Pichetto. A nivel local cuentan con el subsecretario de Inspección General, Marcelo Cardoso. Desde el ERF destacan a Guillermo Montenegro como líder y prenda de unidad y machacan sobre
la importancia de un programa de gobierno. Al igual que la Coalición Cívica destacan el “modelo Mar del Plata” como ejemplo en lo nacional.



Los distintos rostros del bullrichismo, expectantes

Dentro de la compulsa hay espacios que dependen menos de lo local y más de lo que se resuelva arriba. Quienes se referencian en Patricia Bullrich saben que de ganar la interna Rodríguez Larreta quedarían virtualmente fuera de combate. Es el caso del subsecretario de Seguridad, Gustavo Jara, quien busca desde hace tiempo dar el salto hacia alguna legis-
latura.

Por otra parte está el partido UNIR, con su presidente local y provincial, Emilio Sucar Grau, al frente. El exsubsecretario de Inspección General tiene al diputado nacional Alberto Assef como nexo directo con Bullrich. Sin embargo, desde el Ejecutivo local le habrían deslizado
que no le darían concejales ni secretarías. Expectativa por la negociación entre Montenegro y la precandidata.

El Ejecutivo, en busca de una mayoría propia en el Concejo

El interbloque oficialista logró sacar varios expedientes claves por la mínima. Con 11 escaños dependió del visto bueno de Nicolás Lauría o de Acción Marplatense, por ejemplo, para dar curso a los distintos presupuestos. Sin embargo, no se trata de alianzas fijas ni sólidas que, además, en distintas ocasiones le trajo dolores de cabeza, como los reclamos
del pultismo por obras prometidas a cambio del acompañamiento.

En ese sentido, de renovar las tres bancas en juego y sumar una cuarta controlaría la mitad del cuerpo, con el favor del voto doble de presidencia de su lado, algo que parece posible en los números. Más allá de la sesión pública, el oficialismo tiene minoría en comisio-
nes fundamentales, como Hacienda, Legislación y Salud, puntos estratégicos para la oposición a la hora de torcer el destino de algunos despachos. Allí, un cambio de signo le daría vía libre para los proyectos por venir, algo que sí ocurre con el poroteo
en Obras y Planeamiento o Movilidad Urbana.

De los tres escaños a revalidar, dos parecen fijas. Por un lado, Agustín Neme, presidente del bloque de Vamos Juntos y una de las voces representativas de Montenegro en el recinto.
Por el otro, Marianela Romero, titular de la bancada radical, de alto perfil en los debates y que suele mantener una postura dialoguista, lo que es reconocido también por la oposición. La incógnita se cierne sobre Liliana Gonzalorena, de la Coalición Cívica, uno de los perfiles bajos del HCD.


Interbloque. De renovar las tres bancas y sumar una cuarta, el oficialismo podría tener mayoría propia en el HCD.

Calendario, al límite

El cronograma nacional electoral marca que el 14 de junio se realizará la presentación de alianzas y el día 24 tendrá lugar el cierre de listas. El escenario indica que las definiciones
podrían darse a último momento, con ordenamiento de lo nacional.

El peso de la Quinta

En 2021 Mar del Plata contó con 580.412 electores, de 1.200.000 que posee la sección.
En ese sentido es el distrito más grande que tiene Juntos en territorio bonaerense y, por ende, clave en la lucha por la Provincia. Una herramienta de negociación para Montenegro.

OTRAS NOTAS

TARIFAZOS SIN FIN

El costo de los servicios públicos impacta en la economía de las familias del AMBA 

La canasta de luz, agua, gas y transporte se encareció un 19% en junio. En el primer semestre del año las tarifas se incrementaron un 365 por ciento en esa región.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET