Argentina
Miércoles, 5 octubre 2022
NEGOCIOS
15 de septiembre de 2022

Siguen las polémicas con los Colegios de Martilleros de la Provincia

Voces disidentes, que cuestionan a las actuales conducciones de los Colegios de Martilleros de la provincia de Buenos Aires, deslizaron críticas a las entidades de Trenque Lauquen, Bahía Blanca y Azul, por no agiornarse y poner trabas al crecimiento de la actividad.

Siguen las polémicas con los Colegios de Martilleros de la Provincia - La Tecla

“Ante la inercia de autoridades con más de dos décadas al frente de los Colegios, que vieron cómo cerraron en los últimos años más de 500 inmobiliarias y aun así se resisten a la innovación y al desarrollo de políticas de transparencia, decidimos organizamos”, aseguran agentes inmobiliarios que piden un cambio en la forma de encarar el negocio.

Quienes elevan la voz para presentar sus diferencias están matriculados en estos tres Colegios, pero el mensaje es el mismo que se multiplica a lo largo de las 20 organizaciones colegiales, responsables de regular el corretaje en la provincia de Buenos Aires. “Reclamamos actualizar el modo de desarrollar la profesión. Sin transparencia e innovación, sin apoyarnos en el uso de la tecnología y sin políticas de atención al cliente, nuestra actividad es cada vez más inviable”, destacan. “Sabemos cómo actúan los Tribunales de Disciplinas de nuestros colegios cuando uno es crítico de las decisiones de las dirigencias”, advierten.     

Carlos Hugo Esteban es el presidente del Colegio de Martilleros de Bahía Blanca desde hace 18 años (2004); Carlos Prono está al frente del Colegio de Trenque Lauquen hace 22 años (2002); y Nahuel Gangoiti lidera el Colegio de Azul desde 2018. “Todos tienen en común la resistencia a los cambios”, dicen agentes que buscan modernizaciones en esas organizaciones, y que se permitan otras formas de encarar el negocio inmobiliario.

Y agregan: “Las autoridades colegiales replican el modelo de negocios de sus inmobiliarias en las instituciones que dirigen y viceversa: no ubican al cliente en el centro de la escena, sus oficinas no tienen -o es escasa- presencia en internet, realizan publicaciones sin valores a la vista, no poseen redes sociales, ni sistemas de respuesta automática, menos aún protocolos.  Así sostienen desde sus inmobiliarias un modelo de negocio centrado en el martillero”.

La lista de reclamos es larga, aunque entre los primeros ítems figura el hecho de que las dirigencias se “desentienden de las nuevas formas de abordar el negocio y de estimular las buenas prácticas y protocolos de transparencia. Tampoco se muestran activos para enfrentar viejos hábitos del sector que ensucian la profesión: como las transacciones no bancarizadas, contratos de alquileres no registrados ante la AFIP, cobro de alquileres por vías informales, por mencionar algunos puntos”, subrayan.

Otro ejemplo es la falta de reacción ante iniciativas como la de las garantías GISA, en provincia de Buenos Aires, “un seguro desarrollado por los Colegios en perjuicio de los inquilinos, ya que ejerciendo su poder y el monopolio que les da el pertenecer, solo aceptan estas garantías cercenando así su libertad de elegir otro respaldo y de conseguir un lugar donde vivir”. 

El futuro del sector inmobiliario

Según el Ranking de Calidad 2022 elaborado por Revista Mercado y Reporte Inmobiliario (que contó con el respaldo de la empresa de investigación de mercado OH Panel), las 5 inmobiliarias más votadas por los clientes en 2021 fueron: Tizado, RE/MAX, Toribio Achaval, Lépore y Achaval Cornejo, en el rubro servicios inmobiliarios residenciales. Todas tienen oficinas en diversos sitios, protocolos de atención, capacitación continua y una batería de herramientas (portales en red, chatbots, análisis de big data y demás) puestas al servicio de la atención del cliente. 

El estudio demuestra que la transparencia, el trabajo colaborativo, la adopción de nuevas herramientas tecnológicas y la necesidad de contar con programas de formación y capacitación que atiendan el vínculo y la relación con el cliente son las características que tiene en cuenta los clientes. 

A la modalidad de trabajo que desarrollan las cinco empresas del ranking con nuevas formas de comprender el mercado y de centrar su estrategia de negocios en la experiencia del cliente, se le suman las proptech como Zonaprop, Mudafy y Mercado Libre Propiedades, entre otras.  

Por eso, son muchos los corredores que asimilaron las nuevas modalidades de trabajo y han realizado acuerdos con las PropTechs. Un caso de éxito es Mudafy, cuya alianza con las inmobiliarias que buscan innovar está en crecimiento constante, ya que se enfocan en la mejora de estas instancias por las que debe atravesar el cliente. 

Las proptech, al igual que las inmobiliarias innovadoras, también se ocupan de la obtención y gestión de datos de los usuarios digitales, diseñan e implementan protocolos de atención y de acompañamiento del cliente, a la vez que resignifican el protagonismo de la figura del asesor inmobiliario, segmentando el acompañamiento del cliente y brindándole servicios multidisciplinarios a través de especialistas económicos, legales y financieros.