Argentina
Lunes, 26 septiembre 2022
CON LOS TAPONES DE PUNTA
10 de septiembre de 2022

Tras la misa por la paz, la oposición le sacó tarjeta amarilla al gobierno

Luego del atentado contra la vicepresidenta y la posterior misa para pedir por la paz social, Juntos por el Cambio reclamó que se convoque por las vías institucionales a todos sus miembros.

Tras la misa por la paz, la oposición le sacó tarjeta amarilla al gobierno - La Tecla

Tras el intento de magnicidio a la Vicepresidenta, el pasado 1 de septiembre, los principales dirigentes de la coalición opositora repudiaron el hecho, con excepción de la titular del PRO, Patricia Bullrich, que deploró en las redes sociales la declaración de un feriado para el día siguiente por parte del presidente Alberto Fernández.

Pero en las horas posteriores al hecho, varios de los referentes de JxC comenzaron a diferenciarse del Gobierno nacional y su vocación de condenar los discursos de odio contra la figura de la exmandataria.

El bloque del PRO condenó en la Cámara de Diputados el atentado en una sesión que se llevó a cabo el sábado pasado, pero se levantó del recito cuando comenzó el debate y las exposiciones de los legisladores.

Algo similar ocurrió en la sesión convocada por el Senado el jueves pasado, cuando en el recinto de la Cámara Alta la oposición directamente se ausentó del hemiciclo para repudiar el intento de magnicidio.

En este contexto, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro comenzó a sondear a distintos referentes opositores respecto de la posibilidad de establecer un diálogo político entre el oficialismo y Juntos por el Cambio (JxC).

Según Télam, De Pedro se comunicó al menos con dos referentes opositores: los radicales Gerardo Morales y Facundo Manes, los dos presidenciables del partido centenario rumbo a 2023.

En esa charla conversaron sobre este llamado del Gobierno para establecer una mesa de diálogo y sobre la misa de este fin de semana en Luján.

No obstante, Morales le dijo al titular de Interior que este diálogo debe ser cursado por los carriles institucionales y que debe incluir a todo Juntos por el Cambio (JxC).

El radical explicó asimismo que no participó de la celebración religiosa en Luján porque no lo convocó la Iglesia y porque, además, considera que fue un evento "partidario".

Manes, en su diálogo con De Pedro, brindó argumentos similares a los de Morales, y además se excusó de su participación en la misa porque está realizando una recorrida por la Patagonia.

Dentro de JxC también reconocen que hay sectores duros que jamás se sentarán en una mesa con el Gobierno. Mientras tanto, se mantienen diálogos informales a diario sobre cómo reaccionar tras el atentado a la Vicepresidenta.

Los referentes opositores siguen sus recorridas para posicionarse con rumbo a los comicios presidenciales del año entrante.

Mauricio Macri volvió de África, donde viajó en su condición de titular de la Fundación FIFA, y prepara su nuevo libro sobre su experiencia como dirigente deportivo, jefe de Gobierno y finalmente Presidente de la Nación, que piensa publicar antes de fin de año.

Macri, quien aún no definió si será candidato en 2023, quiere por lo menos definir el carácter que tendrá un eventual Gobierno opositor, con un esquema de reformas económicas desde el primer día y sin intenciones de promover un "Gobierno de coalición", como impulsan los sectores más dialoguistas de la coalición.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en tanto, endureció su discurso contra el Gobierno nacional y rechazó en duros términos la instauración de una norma para regular los llamados "discursos de odio", durante una recorrida de 48 horas que realizó por Córdoba.