Argentina
Jueves, 6 octubre 2022
ENTREVISTA
15 de agosto de 2022

Productores rurales bonaerenses, entre cepos y aprietes

A raíz del bloqueo sindical que sufre una empresa láctea de Carlos Casares, la escasez de divisas y otros problemas de vieja data, productores encendieron las alarmas y reclaman soluciones al gobierno.

Productores rurales bonaerenses, entre cepos y aprietes - La Tecla

Los conflictos que enfrenta el sector agropecuario, son múltiples: inclemencias climáticas que dañan los cultivos, falta de dólares para importar insumos, caminos en mal estado, fideicomisos ‘asfixiantes’ y cruces con los sindicatos, entre ellos.

Este fin de semana, desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) emitieron un duro comunicado luego de que se viralizara un video donde se ve a la dueña de la empresa láctea Vidal denunciando un bloqueo por parte del sindicato ATILRA, al que atribuyó actos vandálicos.

“El estado de indefensión que se manifiesta en estos ciudadanos argentinos que invierten, producen y generan puestos de trabajo para la comunidad es alarmante. Leche que no se puede entregar a la planta ni procesar, dueños de la planta presos en su propio establecimiento por no poder salir del mismo por instancia de los sindicalistas del gremio lechero y la justicia que no actúa”, expresó Carbap.
 


"Tienen miedo"

En diálogo con La Tecla, Ignacio Kovarsky, secretario de la entidad, señaló: “Los productores tienen miedo. Tienen miedo porque ven que frente a estos actos de violencia nadie hace nada y están cada vez más desamparados”.

Respecto al reclamo del gremio en la empresa láctea, señaló: “Piden la recategorización de 14 empleados que están bien categorizados, es una mentira. A esta gente no le interesa nada, atentan contra la fuente laboral de decenas de familias”.

Tras remarcar que estos bloqueos vienen llevandose a cabo en distintas partes de la Provincia desde el año pasado, con mayor frecuencia, consideró que para el empresario rural “es difícil generar trabajo con todos estos palos en la rueda”.

Por otro lado, enumeró el cepo a las exportaciones y la escasez de divisas como las principales medidas del gobierno que afectan al sector. “Hablamos de eso con el gobierno, nos reunimos con Sergio Massa. Estamos a la espera de que nos brinden soluciones”, informó.

En esta línea, Kovarsky dijo que los productores no están pudiendo acceder a “maquinarias, porque faltan autopartes que vienen de afuera, alambres, fertilizantes. Hasta hace poco nos faltaba gasoil, lo más básico”.

Otro problema son las retenciones y la falta de acceso a los dólares, dos cuestiones que van de la mano. 

A principios de año, Alberto Fernández creó por decreto un Fideicomiso para el Trigo y otro para la Soja, con el objetivo de “constituir un fondo de estabilización para evitar el traslado de esta suba del precio internacional al precio que pagan los argentinos”. Sin embargo esto perjudicó a los productores que deben vender los granos “a un precio más bajo que el que paga el mercado internacional”.

En este sentido, el secretario de Carbap alertó sobre la necesidad de “restringir e intervenir menos”, ya que las reservas del Banco Central escasean y “la unica forma de que ingresen dólares a la Argentina es exportando, pero no nos dejan”.



Massa y la posibilidad de achicar la grieta

En estos últimos meses, la relación entre el campo y el gobierno provincial/nacional sumó rounds: el mes pasado productores paralizaron la producción por un día, a la vez que endurecieron sus discursos hacia la dirigencia. 

Se espera que con el arribo de Sergio Massa al gabinete en los próximos días Hacienda de a conocer políticas "más amables" para con el sector, con el fin de descomprimir tensiones e impulsar la tan necesaria producción.