Argentina
Miércoles, 10 agosto 2022
ANÁLISIS
5 de agosto de 2022

La Secretaría de Comercio, el primer as de Massa para dar batalla contra la inflación

A Matías Tombolini, el elegido por el superministro para comandar la Secretaría de Comercio, se le encomendaron dos metas puntuales que deberá alcanzar antes de diciembre. ¿Podrá?

La Secretaría de Comercio, el primer as de Massa para dar batalla contra la inflación - La Tecla

Una escalada inflacionaria sin precendentes en lo que va del siglo, descontrol de precios y crisis social son algunos de los problemas que empañan el panorama actual y que el súperministerio que conduce Sergio Massa deberá afrontar.

El tigrense espera levantar la imagen positiva del Frente de Todos y cumplir con las expectativas de Alberto Fernández, el Fondo Monetario Internacional, Cristina Kirchner, los movimientos sociales y la oposición: una tarea difícil.

En este marco, el ente que encabeza Tombolini será el primer frente de batalla contra la inflación. Lograr un acuerdo de precios "estable" y recuperar el control sobre las importaciones son dos metas que Massa espera alcanzar antes de que finalice el 2022.

Este viernes, en declaraciones, el flamante secretario de Comercio señaló que "Precios Cuidados es el gran desafío. Ese programa es uno de los temas urgentes, pero además es un factor clave. Es el punto de llegada, porque los precios dejaron de ser referencia para los consumidores. Es que dejamos de saber lo que valen las cosas".

"Entonces, lo primero es recuperar los precios como una unidad de información útil que nos permita decidir al momento de la compra. Necesitamos volver a construir a los precios como referencia. Y generar espacios para que el acuerdo sea cumplible", enfatizó.

También dijo que es necesario contar con un sistema de precios "moderno, que funcione como unidad de referencia, como información para decidir, que permita planificar el presupuesto familiar".

El ejemplo de Guillermo Moreno, quien antaño ocupara ese cargo, es el modelo a seguir del ex Presidente de la cámara baja. "Él empezó a hacer estructuras de costos para hacer una estructura de precios razonable. Esa práctica es fundamental y hay que continuarla y mejorarla", destacó Tombolini.

En esta línea, el funcionario reconoció que no tendría problemas en reunirse con Moreno "y con todos (los que lo antecedieron en el cargo) para escuchar sus experiencias".




LOS PRÓXIMOS MESES, SERÁN LOS MÁS DUROS

Los próximos dos datos de inflación que anuncie oficialmente el Gobierno serán "los más duros" de la gestión de Alberto Fernández como presidente, aunque los indicadores vinculados con la actividad económica y con la generación de empleo "son buenos" en la actualidad, deslizaron fuentes oficiales.

Para la administración Fernández las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de julio y de agosto van a ser un "shock", dijo un referente de la coalición gobernante, que señaló que para el nuevo equipo económico nacional, el persistente aumento del costo de vida en la Argentina obedece a diversas causas y se trata de un problema que tiene ser afrontado con una "mirada integral".

La inflación de junio pasado ascendió a 5,3 por ciento, lo que significó una suba con relación al 5,1% de mayo, al 6,0% de abril y al ruidoso salto mensual del 6,7% registrado en marzo de este año, según las estadísticas oficiales del INDEC.

En este contexto, "complejo", según planteó el propio Massa durante su almuerzo de este jueves con el presidente Fernández, en su primer día de gestión como ministro de Economía, el Gobierno intentará lograr de todos modos que en 2023 los salarios le ganen a la inflación, "o al menos empaten".

Así, mientras los problemas van in crescendo, las metas del superministerio quedan cada vez más lejanas. Sin embargo, no hay opción: o se cumplen o se cumplen. El Frente de Todos y la posibilidad de seguir siendo gobierno en 2023 quedan en manos de Sergio Massa: no hay chance de fracasar.