Argentina
Miércoles, 10 agosto 2022
ENTREVISTA
2 de agosto de 2022

Guillermo Montenegro: "Se está discriminando a Mar del Plata"

El intendente cuestiona el lugar rezagado de la ciudad en la toma de decisiones de Provincia y Nación. Además habla tras la reunión con Kicillof y asegura que no hay acuerdos con el FdT local.

Guillermo Montenegro:

Vía La Tecla Mar del Plata

Cada vez más alejado del tono moderado que mostró en la primera etapa de su mandato, Guillermo Montenegro volvió a alzar la voz en las últimas semanas contra Provincia y Nación por la “discriminación” que sufre Mar del Plata en el envío de fondos, situación que lo llevó incluso a tener un encontronazo con Axel Kicillof en La Plata.

En diálogo con La Tecla, el intendente de Mar del Plata profundiza sobre los reclamos a las otras jurisdicciones, critica la falta de acuerdos con el Frente de Todos local y analiza las consecuencias de la crisis macroeconómica en el Municipio.

-¿Cómo está la relación con Kicillof luego del encontronazo en La Plata? Se habla de que el vínculo se encuentra en un impasse.

-Yo no tengo un encontronazo personal. Siempre lo digo: lo mío es en defensa de los intereses de los marplatenses. Sea Kicillof o cualquiera. En las reuniones con vecinos me dicen: ‘Hay trabajo, pero necesito cambiarlo porque no me alcanza a fin de mes’. Por eso señalé el problema que tiene Argentina y los planteos que hay en la ciudad. Y también una cuestión muy clara que tiene ver con fondos de obras municipales. La inflación nos comió el 30 - 35% de lo que se pautó en enero por el FIM (Fondo de Infraestructura Municipal). Municipal). Y esto afecta a los vecinos. Por eso me banco estar al lado cuando hay medidas que le hacen bien a
la ciudad. Y me banco una situación de confrontación cuando es al revés.

-¿Cuánto llegó de los 588 millones de pesos pautados por el FIM? ¿Hay expectativas de que lleguen a tiempo las partidas este año?

-El Gobernador dijo que iba a evaluar nuestro reclamo, al igual que la posibilidad de un reajuste en base a la inflación. El martes anterior a la reunión en La Plata llegó un aporte cercano al 5% de lo que le corresponde a la ciudad. Nosotros necesitamos una aceleración de los trámites administrativos por cómo se está devaluando la plata.

-Mencionó en varias ocasiones que Mar del Plata sufre “discriminación” de Provincia y Nación. ¿Esto lo ve solo en el reparto discrecional de recursos o, también, en otros aspectos?

-Cuando se toman decisiones desde La Plata o Buenos Aires se está discriminando a Mar del Plata, porque no se termina de entender cuáles son las necesidades que tiene el vecino de la ciudad. Es importante que se rediscutan un montón de cuestiones, como la coparticipación: somos el municipio 134 de 135 en transferencias por habitante. No es que están discriminando al gobierno, sino al vecino; y ahí es donde yo me enojo.

-¿La oposición local es cómplice de esta situación?

-Sí, claro. No encontrás dónde hubo un apoyo; no al gobierno, un apoyo a los vecinos. O sea, cuando nosotros planteamos algo es siempre “no”. Y no hay un planteo superador al “no”. La verdad que sorprende. Uno ve una negativa permanente de lo local, cualquier cuestión: desde el presupuesto, la competencia Enduro Pale este fin de semana, el sistema de reconocimiento facial que todavía está en discusión. O lo que pasó durante la pandemia, donde prácticamente yo era alguien que estaba poniendo en juego la salud de los vecinos de
mi ciudad.

-¿Este ambiente tensionado con el FdT dificulta la llegada de acuerdos en el HCD, donde
se vienen debates importantes?


-Hoy no hay ningún acuerdo con la oposición. Pensando en los marplatenses, esto es lo más
triste. Yo considero la alternativa propositiva a los planteos. El “no” porque “no” es complejo, y eso afecta a los vecinos. Nosotros encaramos una coalición de gobierno probablemente como en ninguna ciudad de la Provincia, con muchos sectores. Se trabaja muy bien y en conjunto, buscando la mayor cantidad de consensos. Sería importante que esté la oposición local en esos consensos, pero eso hoy eso no existe.

-¿Cómo afecta la crisis macroeconómica en el Municipio?

-Mirá, yo no soy un especialista, y tampoco soy un comentador de la realidad. Lo que sí tengo claro es que los vecinos me plantean un problema concreto: que la plata cada vez alcanza menos. Yo siempre digo que hay cuatro o cinco temas que son reiterativos en la ciudad: espacio público, estado de las calles y la seguridad. Y ahora la situación económica y la inflación empezaron a ganar preponderancia. Esto genera una angustia muy grande, el la-
burante no llega a fin de mes. Y como gobierno nos pasa parecido: podemos hacer menos de lo que pensábamos en un principio.

-La ciudad alcanzó el mínimo histórico en la tasa de desempleo en el primer trimestre. ¿Qué expectativas hay de cara a la segunda medición del año?

-Insisto: yo creo que el problema es que la plata no alcanza. El mejor trimestre de
empleo en la ciudad suele ser el primero, así como el peor es el tercero. No sé si habrá una
variación negativa en la mitad del año. Ahora tuvimos un 5,8% de desocupa-
ción, pero el que tiene trabajo no está tranquilo con lo que gana. Por eso el vecino plantea cambiar de laburo, para ver si llega a fin de mes.


Planes Sociales: "No importa quién los reparte"

-La interna presidencial reinstaló el debate por la distribución de los planes sociales. ¿Cuál es su posición acerca de este punto?


-No importa quién los reparte sino cuál es el eje. El plan social debe ser un medio, no un fin. Lo importante es saber el objetivo, cómo vas capacitando en el medio a ese universo de gente que necesita incorporarse al mundo del laburo. El trabajo no tiene que ver solo con
el ingreso, también con la dignidad. Es importante cuando una persona encuentra un laburo y sabe todo lo que significa ganarse el mango. Que llegue a su casa y hable del laburo.

También creo que el plan debe ser transitorio. El privado es el que genera laburo, hay que
darle las posibilidades para que se desarrolle. Por eso nosotros somos tan proactivos en todo lo ligado a la instalación de negocios, empresas y actividades. Está claro que aquellas personas asistidas por el Estado tienen que migrar al mundo del trabajo. Es la solución. La cuestión de fondo es la finalidad, no quién los administra.


“El FdT se debe poner de acuerdo para resolver los problemas”

-¿Cree que la crisis del Gobierno adelantó la discusión electoral en Juntos, tanto en Provincia como en Nación?

-La crisis del Gobierno provocó una crisis política dentro de ellos que se transformó en una crisis económica en Argentina. Esto es una realidad. Por eso decimos que el FdT se debe poner de acuerdo para resolver los problemas de la Argentina. Eso es clave. No creo que tenga que ver con lo que hace la oposición. Es importante que se ordene el FdT para que sea mejor para todos. A mí no me gusta que le vaya mal a mi país. Hay que ser muy 
prudente en la política, porque la importancia está en la gente. Ese debe ser el ordenador para cualquier decisión.

-A nivel local, la alianza de gobierno muestra tres patas principales (PRO, UCR y CC) y
varios socios minoritarios (peronismo no K, GEN, etcétera). ¿Cómo hacer para contener a
todos los sectores de cara a 2023?


-No es contener, es entender los problemas que tiene nuestra ciudad. El que no los entienda, no puede ser parte de algo. Por arriba de cualquier interés personal están los intereses de los vecinos. No puede haber aspiraciones personales por encima de eso. Hay problemas más importantes que las discusiones político partidarias. Si vos anteponés eso, no podés ser parte de un equipo. Nosotros vinimos a solucionar los problemas de
los vecinos.

Los desafíos de gestión hacia 2023

“Nuestra primera etapa de gobierno estuvo signada por la pandemia, donde los ordenadores, claramente, cambiaron. El énfasis estuvo en la situación sanitaria
y económica; por eso la importancia de las aperturas, del Salud+Trabajo. El salir del 26% de desocupación en el segundo trimestre de 2020. Eso nos interpeló a todos. Hoy
apuntamos a la generación de laburo, el espacio público y la seguridad, la gente nos plantea eso”, afirma el alcalde.

“Hay discriminación en los subsidios al transporte”

“Hay una afectación y una mirada desde Buenos Aires en los subsidios al transporte. El AMBA tiene una ayuda diferente al resto. ¿Por qué? ¿Por qué el obrero de la construcción en Mar del Plata tiene que pagar 60 pesos más cada viaje? No hay una explicación racional. Hay que dar una discusión con mucha seriedad. Se lo planteé al Gobernador, porque nosotros sentimos que acá también hay discriminación en los subsidios al transporte”.