Argentina
Miércoles, 28 septiembre 2022
ARDE LA INTERNA
8 de julio de 2022

Cristina, sin filtro: la renuncia de Guzmán "fue un acto de desestabilización institucional"

Este viernes, acompañada de funcionarios K, la vicepresidenta realizó su primera aparición pública tras la salida de Martín Guzmán. Economía, dólares, Pre-Viaje y Aerolíneas, los ejes de un discurso con tono bajo.

Cristina, sin filtro: la renuncia de Guzmán
Cristina, sin filtro: la renuncia de Guzmán
Cristina, sin filtro: la renuncia de Guzmán
Cristina, sin filtro: la renuncia de Guzmán

La interna en el Frente de Todos (FdT) no para de crecer y continúa en cadena nacional a través de las apariciones públicas de sus principales figuras. 

Ayer, Máximo Kirchner pasó por el Conurbano y apuntó contra Martín Guzmán. Este viernes, Cristina Fernández de Kirchner encabeza acto en El Calafate y mañana Alberto Fernández tendrá su actividad en Tucumán. Las expectativas por los discursos crecen, al tiempo que siguen las especulaciones ante la posibilidad de más cambios en el gabinete.

Tras la salida de Martín Guzmán, el consecuente alboroto de los mercados y el malestar social, Máximo fue uno de los poner leña al fuego. Desde Escobar, el presidente del PJ bonaerense lanzó: "Tenemos muy claro que gobernar no es soplar y hacer botellas. No es coser y cantar, pero tenemos muy en claro, y aprendimos que la Argentina puede y pudo sacarse al FMI de encima, pudo recuperar el trabajo y el poder adquisitivo de la gente".

Asimismo, expresó que "lo que digan los que siempre insultan, los que siempre odian, los que no creen en nada. La verdad es relativa. Hay que acercarse a la gente, buscarla, invitarla a participar. Escuché a dirigentes importantes de nuestro espacio referirse de muy mala manera hacia la compañera Cristina y se abrazaron a Guzmán. Los dejó tirados y ahí está Cristina para sacarlos adelante".

En este marco, en medio de una interna volátil, la vicepresidenta no se quedó atrás y este viernes arribó al sur para inaugurar un cine teatro municipal y firmar convenios con universidades nacionales para que se dicten más carreras y tecnicaturas en El Calafate.

Acompañada del intendente Hector Javier Belloni, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk y la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, la mandataria realizó así su primera aparición pública tras la renuncia de Guzmán. 

El primer orador de la jornada fue Belloni, quien destacó las obras realizadas por el kirchnerismo y le agradeció a Cristina por "estar siempre".

"Si hay alguien que tuvo una visión distinta sobre El Calafate fueron Néstor y Cristina. Tuvieron no solo una visión, sino el coraje y la voluntad política de transformarnos", expresó.

"Muchas cosas buenas nos pasaron estos últimos dos años, porque ella estuvo presente. Acá en Calafate tuvimos más vuelo porque fui a golpear la puerta de la casa de Cristina", destacó, a la vez que consideró que "mientras haya un proyecto nacional va a seguir habiendo esperanza, y si hay esperanza es porque hay peronismo".
 

A su turno, Perzcyk resaltó el rol fundamental de la educación pública en la generación de nuevas oportunidades. "Cuando la Universidad, el Estado, abre la puerta, hay muchos que entran. Estamos en todos lados porque creemos en el desarrollo: hoy estamos acá", señaló.



LA GUERRA POR LA COPARTICIPACIÓN

El reclamo por los recursos destinados a las provincias fue uno de los ejes centrales del acto. Lo trajo a colación Alicia Kirchner, quien destacó que "después de Buenos Aires, Santa Cruz es la segunda provincia en extensión de territorio".

En este sentido, la mandataria patagónica confesó que está "enojada con aquellos que se creen el ombligo del mundo", e hizo referencia al pedido por una distribución más justa que se viene haciendo desde la Liga de Gobernadores.

En otro tramo del discurso, habló sobre la 'persecución' sufrida a manos de la gestión anterior. "El gobierno de Macri quiso estrangularnos. Yo sabia cómo explicarle a la gente lo que estaba pasando (en referencia a la falta de fondos para pagar los sueldos estatales). El objetivo de ellos era sacar a esta gobernadora, sacar la voluntad del pueblo", lanzó.

Por último, llamó a militar "con alegría, porque sin alegría no se logran las cosas" y a "tener memoria" para que "el neoliberalismo no vuelva".



PREVIAJE, GUZMÁN Y COMPAÑÍA

Como acostumbra, Cristina Kirchner fue la última en hablar: en una larga intervención, habló acerca del impulso a las economías regionales que provocó el programa Pre-Viaje y Aerolíneas Argentinas.

En este marco, destacó que la aerolínea de bandera llega a destinos que no tienen atractivos turísticos y donde "no hay rentabilidad económica, pero sí rentabilidad humana".

"Si hubo un sector castigado durante la pandemia fue el sector turístico. Les pido a los políticos que carguen todas las rentabilidades del sector turístico a Aerolineas, sin ellas no hubieramos desarrollado la industria", añadió, a la vez que instó al gobierno a "fijar precios" y que "el (empresario) que no quiera fijar precios que no participe".

Respecto a la renuncia de Martín Guzmán, que tuvo lugar el pasado sábado, la vicepresidenta no escatimó en reproches. "Hacer enterar al presidente por Twitter de una renuncia, nada mas ni nada menos que del ministro de Economia, no me parece bien. Me parece un gesto de ingratitud personal hacia el propio presidente. Ese presidente había bancado a ese ministro de Economia como a nadie, enfrentándose inclusive con sus propias fuerzas de la politica. ¿Se merecía realmente eso? Fue un acto de desestabilización institucional", consideró.

Por último, y tras aclarar que en esta oportunidad "no voy a revolear a ningún ministro", explicó que "la inflación, las devaluaciones y las corridas cambiarias están todas histericamente e históricamente relacionadas" porque responden a un sólo problema.

En esta línea, agregó: "Así el año que viene gane Mandraque el Mago, no va a haber solución para este problema estructural de la Argentina que es la economía bimonetaria, si no se toman medidas fondo".

En un tono más compasivo y abogando por una unidad invisible, aclaró: "No le voy a pedir a nadie que renuncie, pero tenemos que encontrar un punto en común porque sino no va a haber Argentina para nadie. Tenemos que abocarnos a construir un país con paz social".