Argentina
Domingo, 26 junio 2022
LA PLATA
15 de junio de 2022

A Verón le sobran sellos y tentaciones

La noticia, comenzó a transitar las diagonales de la ciudad y, lejos de sorprender, se estableció una lógica pregunta que ha golpeado los distintos estamentos sociales y políticos.

Por Walter Casamayou
A Verón le sobran sellos y tentaciones - La Tecla

¿Para donde pateará la “brujita” si decide jugar por el sillón de calle 12?

Algunos ilusos pueden creer que al ex futbolista le faltan sellos y eso podría complicarlo en la decisión, y en realidad es lo que hoy le sobra porque no hay partido político que no quiera contarlo en sus filas.

“Mira que se va a preocupar por eso, no hay político en esta ciudad que se pueda negar a tenerlo entre sus cuadros” admitía un funcionario de alto rango.

Lo cierto es que las horas van pasando y, lejos de desmentir la posibilidad, hoy en los corrillos de la ciudad se vislumbra que “con Sebastián, todo es posible”.

La historia así lo marca. 

¿Quién iba a dar dos mangos cuando desde Manchester llegaban indicios de que él podría pegar la vuelta al país cuando lo tentaban millones de dólares y los mejores clubes del mundo lo querían en su plantilla? Y Volvió.

¿Acaso alguien imaginaba en su querido Estudiantes lograría un nuevo campeonato desde su mano, una nueva Libertadores y llegara a estar a dos minutos del título del mundo? Y creyó.

¿Solo una mente afiebrada podría pensar que en un país tan tremendo desde lo económico y social como el nuestro, se podría reconstruir el viejo sueño de un nuevo estadio y ser hoy uno de los más importantes del país? Y cumplió.

Por qué entonces no podríamos creer que un tipo con agallas, palabra y credibilidad, no pueda ser potencialmente un gran candidato para aspirar la transformación de la ciudad que lo vio nacer.

“Nosotros no necesitamos llamar a las bases para saber que desde el gremio lo apoyarían” decía un sindicalista de reconocida trayectoria admitiendo que “los políticos de todos los partidos han prometido y no solo no cumplieron, sino que provocaron el descreimiento de que alguien tradicional nos saque de este despelote”.

Operativo tentación

¿Hoy hay indicios de su respuesta?

Nadie lo sabe, pero el “operativo tentación” ha comenzado para que, de no mediar una palabra contraria del protagonista, se active el “operativo clamor”.

Desde el gobierno, desde la oposición, desde los gremios y hasta desde el empresariado, admiten que un outsider de esta envergadura arrancaría con una enorme ventaja con respecto al resto por dos razones:
  • La primera y clave es el grado de conocimiento que tiene en la gente y la escasa imagen negativa que pueda irradiar en el común del ciudadano.
  • Y la segunda, no estar enrolado en ningún partido político ni haber participado en actos de gestión de algún gobernante.
Su figura apetecible provoca que de una u otra manera, todos se adjudiquen su simpatía.

Un sector del peronismo platense hizo punta y comenzó a pintar paredes de La Plata con un contundente “Unidos por la ciudad, Verón 2023” para luego con la participación de un importante gremio volantear todo el Estadio Uno en la previa del clásico entre “pinchas” y “triperos”.
 
Asimismo desde el sector macrista algunos creen que no está lejano al radicalismo y que su buena relación con algunos funcionarios, podría ser parte de una interesante negociación.

Desde otros sectores también lo ligan con partidos vecinalistas e independientes que bien podrían cobijarlo desde “un lugar no viciado de partidismos”.

Al tiempo que comerciantes y empresarios reconocidos de la ciudad aseguran por lo bajo que “un Verón podría darnos la llave para que nos conozcan en el mundo y  transformar una ciudad que deje de mirar a Capital y en otra con ventanas a nuestros visitantes”. 

Horas decisivas

Aquellos que conocen al protagonista de toda la vida saben que no especulará y que si resuelve no involucrarse en la vida política de la ciudad, esperará el momento adecuado para declararlo abiertamente.

También es cierto que para aceptar meterse en el barro político, tiene que estar seguro y él suele afirmar que para aceptar cualquier cargo, como le pasó a la hora de transformarse en presidente albirrojo apenas colgó los botines y hasta con ellos pueblos “debo sentirme preparado”.

Sólo en su cabeza está la respuesta. Ya lo están instalando, su silencio acrecentará la posibilidad, y su negativa provocará dos reacciones: en mucha gente, desilusión, y en muchos políticos, un enorme alivio. 

Continuará…