Argentina
Sábado, 2 julio 2022
ROSCA
6 de junio de 2022

El oficialismo presiona y las dudas de la UCR suman dinamita a la interna de Juntos 

El Frente de Todos quiere volver a la carga contra el Procurador General de la Provincia y, con una oferta tentadora, busca el acompañamiento del radicalismo en medio de la creciente tensión entre el Pro y los boina blanca

Por Hernán Sánchez
El oficialismo presiona y las dudas de la UCR suman dinamita a la interna de Juntos  - La Tecla
El oficialismo presiona y las dudas de la UCR suman dinamita a la interna de Juntos  - La Tecla
El oficialismo presiona y las dudas de la UCR suman dinamita a la interna de Juntos  - La Tecla

Por la vía legislativa, el Frente de Todos explora cuál es el mejor camino para volver a la carga contra el Procurador General de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, a quien el oficialismo acusa de haber participado de una supuesta participación en la mesa judicial que se habría formado durante el gobierno de Cambiemos para armar causas judiciales.

El oficialismo presiona y las dudas de la UCR suman dinamita a la interna de Juntos En la Cámara de Diputados estudian alternativas para volver a poner el tema sobre la mesa y encarar un proceso de juicio político, que primero se intentó hacer por el Senado pero fue frenado rápidamente por la paridad que el bloque de Juntos tiene con el oficialismo. Una de esas alternativas, que hace un mes barajó el Frente de Todos, es avanzar desde la comisión de Asuntos Constitucionales, presidida por la ultrakirchnerista Susana González y que tiene mayoría oficialista.

También algunos analizaron crear una especie de comisión especial para estudiar el tema. Pero todas las vías desembocan en el mismo destino: si no se llega a un acuerdo con la oposición, o parte de ella, el oficialismo no podrá avanzar. El Pro está firmemente plantado en defender al Procurador, que llegó al cargo durante el gobierno de María Eugenia Vidal. Hasta ahora, todo el bloque de Juntos defendía la postura de los amarillos; pero de acuerdo a información a la que accedió La Tecla, desde la Unión Cívica Radical ya no hay una tajante negativa a “por lo menos que se investigue con profundidad el tema”, de acuerdo a lo comentado a este medio por un legislador boina blanca. 

¿Qué pasó en los últimos meses para que la UCR trocara su tajante negativa de principios de año a esta duda que se plantea ahora? Sencillamente que la interna de Juntos amenaza la convivencia en un mismo espacio de los amarillos con el centenario partido. Y esa interna se agravó desde que Mauricio Macri volvió a escena, y da permanente señales de querer romper con los principales socios que lo ayudaron a ganar en 2015. 

Pero no es el único elemento. Aprovechando la tensión constante entre el macrismo y la Unión Cívica Radical, que lejos de intentar solucionarse aparece cada día más crispada, desde el Frente de Todos tientan al radicalismo. “El oficialismo no quiere el cargo, no pretende que el nuevo Procurador sea del espacio, lo que quiere es sacar a Conte Grand, ganar esa batalla, y si para eso tiene que dejar que el Procurador siga siendo de la oposición lo aceptaría sin problemas”, le dijo a La Tecla una fuente al tanto de las conversaciones. Además, sostuvo: “Eso sí, que preferentemente no sea del Pro”.

Una voz de la UCR consultada por este medio ratificó que ya en el partido no sostienen la postura tajante de “no van a tocar al Procurador porque a ellos se les ocurra”, como repetían en forma de mantra hace menos de cuatro meses.  Ahora, esa posición es que “el partido tampoco puede quedar pegado a sospechas que riñen con el espíritu democrático y de libertad que sostiene históricamente el radicalismo”.

Al parecer, la promesa de que puede ser un radical quien se siente en el despacho del Procurador si se fuerza la salida de Conte Grand suma otra cartucho de dinamita, y de los que hacen explosiones fuertes, en el polvorín de la coalición opositora. Por supuesto, desde el Pro advierten que esa es una frontera que el radicalismo no puede pasar si verdaderamente quiere conservar la unidad.

El oficialismo presiona y las dudas de la UCR suman dinamita a la interna de Juntos 

Curioso el tema de la unidad. Todos se muestran a favor de sostenerla contra viento y marea, pero lo que prevalece son expresiones que van hasta el límite de lo soportable si lo que se quiere es seguir en el mismo barco. El radicalismo dice que Macri quiere romper para plegarse a sectores de la ultra derecha como el que representa, por ejemplo, Javier Milei.

Macri, por su parte, dice que los ataques del radicalismo hacia él tienen la intención de quebrar la coalición. O sea, las ganas de permanecer juntos son pocas desde ambos lados, parece, pero nadie se quiere cargar la mochila de la responsabilidad de la ruptura. 
Mientras tanto, el oficialismo mete el escalpelo y opera de la manera que el peronismo mejor lo sabe hacer, cortando los ligamentos de la oposición con tentadoras ofertas.