Argentina
Viernes, 27 mayo 2022
OTRA VEZ
11 de mayo de 2022

Ex ministro puso sobre la mesa la discusión por el servicio esencial de educación

Alejandro Finocchiaro, de Juntos por el Cambio, presentó un proyecto que pone en jaque al derecho de huelga docente. Los gremios salieron a responder y estalló la polémica.

Ex ministro puso sobre la mesa la discusión por el servicio esencial de educación - La Tecla

Con la normativa, la oposición bonaerense busca que las escuelas estén abiertas todos los días que establece el ciclo lectivo, incluso en aquellas jornadas en las que haya un paro docente.

“Declarar la Educación como Servicio Estratégico Esencial en todos los niveles y modalidades comprendidos en la obligatoriedad escolar, para garantizar la protección y promoción integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes en el cumplimiento efectivo del ciclo lectivo completo”, dice el artículo 1 del texto.

De ese modo, el sistema de educación obligatoria nacional (desde nivel inicial hasta el secundario) pasaría a ser considerado un servicio esencial al igual que los hospitales, la producción y distribución de agua potable, energía eléctrica y gas, y el control del tráfico aéreo. Eso implica que se debe garantizar una prestación de servicios mínimos para evitar su interrupción.

Para asegurar la continuidad del servicio educativo, el proyecto de ley contempla la creación de guardias mínimas, que deben incluir al 50% de los directivos, docentes y auxiliares. “Los directivos cuando hacen la planificación anual ya deberían tener asignado a qué docente le toca cada guardia. Cuando haya un paro, no va a ser un día normal de clase, pero los chicos van a estar en la escuela y con docentes. Va a haber actividad escolar”, explicó el ex ministro de Educación.

El proyecto exige como mínimo el cumplimiento del calendario escolar. En caso de un imponderable (inclemencias climáticas, problemas de infraestructura y otros imprevistos) prevé que los días deben recuperarse en las vacaciones de invierno o en diciembre.

“Calculamos que en Argentina desde 1983 hasta hoy se han perdido casi 6 años de clases por días de paro, algo que en la Era del Conocimiento no podemos regalar. Vamos a defender el derecho de nuestros chicos y adolescentes a educarse en las escuelas, siempre abiertas y con clases”, expresó el legislador en su cuenta de Twitter.



La respuesta de los gremios docentes

Ante el lanzamiento de la propuesta, referentes docentes salieron al cruce. En diálogo con La Tecla Mirta Petrocini, titular la de FEB (Federación de Educadores Bonaerenses), afirmó que se trata de “un proyecto anticonstitucional”, ya que debiera debatirse “en el Congreso Nacional”.

En esta línea, Petrocini aclaró que la educación “ya es un derecho esencial”, dado que así está establecido por la OIT (Organización Internacional del Trabajo).