Argentina
Lunes, 27 junio 2022
ESTUDIO
15 de abril de 2022

Política y sociedad, la nueva grieta

Un informe del Labortatorio de Estudios sobre Democracias y Autoritarismos  de la UNSAM reveló una alta disociación con los políticos en general, a quienes se los acusa como los principales responsables de la crisis.

Política y sociedad, la nueva grieta - La Tecla

Según reveló un informe del Laboratorio de Estudios sobre Democracias y Autoritarismos (LEDA – UNSAM), hay una nueva grieta en Argentina. Y no se trata de aquella que socava entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, los principales espacios políticos del país, sino la que existe entre la sociedad y los políticos en general. 

“En los discursos sobre la política, las figuras o representantes políticos, las instituciones políticas y las violencias políticas relevados en los grupos focales muestran signos de agotamientos, vacío, crisis. A todos ellos sería preciso interpretar y atender”, expresa el estudio.

Entre las conclusiones arrojadas, se destacó que “el presente es de crisis y no necesariamente asociada a la pandemia. Más bien, se la coloca en la imagen de una temporalidad cíclica de la catástrofe en la Argentina”.  

En este escenario, la política, y los políticos en general, aparecen como los principales responsables de la crisis. “Eso determina el desplazamiento de la imagen de la grieta: ya no aparece una división en el campo político sino un división entre los políticos (ellos que teatralizan una falsa grieta mientras acuerdan en sostener sus privilegios) y un nosotros”, detalla. 

Y añade: “La política está cargada de una serie de connotaciones negativas que dan sentido a las posiciones antipolíticas: es un engaño, destruye lazos, es inútil y ajena a 'nuestros' problemas”.

Ese escenario caracteriza la crisis de representación que aparece en los focales como silencio ante la pregunta por las identificaciones o entusiasmos políticos. “Ese espacio vacío es condición de posibilidad para que alguien de afuera de la política, como Milei, entusiasme y al mismo tiempo es claro que su discurso opera como catalizador de ese vacío. En ese sentido, Milei aparece como habilitado por la crisis de representación pero también limitado por el escenario antipolítico que monta con su discurso ya que parece difícil imaginarlo integrado al sistema político democrático y sólo se lo imagina como marginal”, concluye.


 

Etiquetas / Tags
Javier Milei
Antipolitica