Argentina
Jueves, 7 julio 2022
EFECTO PRECIOS
14 de abril de 2022

La inflación se come el fondo de obras

La burocracia provoca que los intendentes evalúen hacer menos obras a causa del incremento de precios. Oficialistas y opositores creen que el sistema reduce los fondos disponibles por el FIM

Por Javier Garbulsky

“A perro flaco, todo son pulgas”, reza un viejo dicho popular, aplicable a la seguidilla de problemas que afrontan los municipios bonaerenses y que ponen en jaque, por ejemplo, la ejecución de obras vitales para sus vecinos. Tras la pandemia, con su secuela de caída en la recaudación, aparece ahora el fantasma de la hiperinflación, o, al menos, de una escalada en el nivel de precios que atormenta a los intendentes, quienes proyectan iniciativas con dinero del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) o el de Seguridad. Con una proyección inflacionaria que supera los 50 puntos para este año, y que trepó al 4,7% en febrero (marzo augura no menos de 6 puntos, según los expertos), la posibilidad de que las obras proyectadas sufran demoras -o parates, directamente- no es algo impensado en los territorios.

El punto clave está en la demora que experimenta el trámite para dar inicio y posterior ejecución de las obras, que significa un lento e intrincado proceso que involucra a los distritos y a la administración provincial. A las comunas les corresponde realizar el proyecto, que será presentado ante la Provincia. Tras un minucioso estudio de factibilidad, el Ministerio de Infraestructura da el visto bueno para el inicio de la obra. 

“El tema es que ahí ya tenés mucho tiempo de demora, y después que te autorizan te transfieren el 30% del monto para arrancar”, relató a La Tecla un jefe comunal oficialista. Añadió que “luego, con los certificados de obra, te mandan otro 20%, y a medida que la ejecución avanza te dan el otro 50%, en dos envíos del 25% cada uno. Es realmente muy pesado el sistema burocrático”.

El panorama se complica con incrementos de precios como los que sufre el país. “La obra de cordón cuneta, por ejemplo, las hacen empresas chicas o medianas, muchas del distrito, y no podemos pedirles que nos respeten los precios, porque no tienen espalda para eso”, indicó un alcalde del interior. “Y tampoco la Provincia actualiza los fondos por la inflación”, se quejó con amargura. En tal sentido, desde una comuna PRO del Conurbano sostuvieron que “por esta demora, y por los innumerables requisitos que suelen pedir, calculamos que un 30% de los fondos que recibimos se pierden. Es una batalla contra la inflación que siempre perdemos”. 

JULIO GARRO (JUNTOS)
“Muchas veces el tema son los requisitos, que deben ser blandos” 


“Es importante atender esta problemática que se genera ante la situación inflacionaria actual, a la hora de llevar adelante procesos administrativos y obras de envergadura en los municipios”, aseguró a La Tecla el intendente de La Plata, Julio Garro. El jefe comunal del PRO añadió que “el Gobierno de la Provincia se comprometió en buscar atender esta situación que es central para los municipios para poder llevar adelante las obras que traigan soluciones a los vecinos, y evitar perder recursos ante la inflación creciente”. 

En tal sentido, el alcalde capitalino de Juntos explicó que “tenemos el compromiso por parte de la Provincia de hacer los procesos más ágiles, compromiso que se conversó y que, de alguna manera, quedó por escrito, pero todo depende, obviamente, de que eso se cumpla”. Por último sostuvo que “muchas veces el tema son los requisitos, que deben ser blandos para que se pueda avanzar más rápido. Si los requisitos son duros, eso nos condena a los municipios a que nos agarre la inflación”.

ESTEBAN REINO (JUNTOS) 
“Así no podremos hacer una obra” 


El intendente de Balcarce, el radical Esteban Reino, consideró que “lo que tenemos que hacer es un desembolso mínimo del 80% de todos los fondos, y el resto, al mes”. 

El alcalde de Juntos dijo también que es de la idea de que “se tiene que depositar el ciento por ciento de los fondos y después lo rendimos. Todo lo que se tiene que hacer ahora, como la contratación de las obras con las empresas, va a terminar pasando como sucedió siempre, que van a pedir redeterminación de precios. Así va a ser imposible hacer una obra”. Reino explicó que “el FIM y el Fondo de Seguridad son con una entrega del 30%, y el resto es por rendición por avance de obra”. Evaluó entonces: “Lo que vamos a tener que hacer en todas las obras que vamos a requerir es, por lo menos, ir comprando los materiales, y después quedará pendiente la mano de obra. Porque a este ritmo inflacionario vamos a presentar proyectos que va a ser imposible que se cumplan”. 

En cuanto a posibles soluciones a esta problemática, el jefe comunal balcarceño señaló que “la solución tendría que salir del propio Gobierno provincial, porque ellos saben, como todos lo sabemos, lo que es la inflación en nuestro país”.


MARCELO SANTILLAN (FDT)
“Si no se agilizan los procesos burocráticos, nos complica mucho”


El alcalde peronista de Gonzales Chaves, Marcelo Santillán, consideró que “el proceso inflacionario viene perjudicando la realización de las obras desde hace rato, pero son los procesos administrativos los que no están aggiornados a la velocidad de la inflación y de las necesidades económicas”. Al respecto sostuvo que “si no se agilizan los procesos burocráticos, nos complica mucho. Un proceso burocrático tan pesado como los que tienen Provincia y Nación es incompatible con un proceso de inflación alta”. El intendente del FdT añadió que “en este contexto deberían hacerse transferencias directas a los municipios, porque ahora nos dan el 30%; con el certificado de obra, el 20%; luego el 25%, como anticipo financiero; y al final el otro 25%”. 

En tal sentido evaluó que “se hace lento por el proceso de aprobación del proyecto y después la aprobación de los certificados. Es todo complicado, independientemente de los valores de la inflación de marzo”. Sobre la manera de solucionar este problema, Santillán dijo que “para los municipios es mucho más fácil tener el dinero, porque todo, incluidos los pagos, se haría mucho más ágil”. 

Y graficó con un ejemplo: “El médico que yo tengo en Chaves opera a un paciente y no consulta al Ministerio de Salud. Si yo quiero hacer una obra de cloaca, de cordón cuneta o de vivienda, tengo que hacer estudios de suelo, pero al vecino que se hizo la casa no se le exige nada de eso. Somos auditados por el Ministerio de Obras Públicas, por el Concejo Deliberante y por el Tribunal de Cuentas; es muy lento todo”.


EN REVISION
Provincia toma nota de los reclamos


El ministro de Infraestructura bonaerense, Leonardo Nardini, aseveró que “es un problema la inflación; afecta mucho, como a un vecino que va a comprar al supermercado, pero con más ceros. Ojalá puedan ir encontrando los instrumentos para solucionar esto”. 

En tal sentido se mostró receptivo con el reclamo de los intendentes. Al respecto señaló: “Estamos tratando de ver la forma de poder hacer un desembolso mayor de lo que es el anticipo para que puedan avanzar más rápido con la obra. Eso también depende de la obra, no es lo mismo una de pavimentación o de bacheo, porque eso lo decide el intendente, que una de arquitectura, que es mucho más compleja y depende de lo que decida cada uno de los municipios”


FERNANDO GRAY (FDT)
“Si no se modifica el sistema se van a terminar haciendo menos obras” 


Desde el sector del oficialismo, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, sostuvo que “con este contexto inflacionario nos va a alcanzar para hacer menos cosas, y eso juega en contra de la reactivación económica”. En cuanto a los plazos estimados para iniciar una obra, luego de su aprobación, el alcalde del Frente de Todos estimó que “ahora estamos tardando unos cuatro meses; en estos momentos yo calculo que nos vamos a ir al mes de mayo o junio, y todavía no tenemos los presupuestos”. El jefe comunal peronista añadió: “Para graficar la situación: si yo iba a hacer 100 cuadras de carpeta asfáltica, cuando empiezo puedo hacer 80, veinte menos. Es así, va a pasar eso, y la solución es macro y excede a los municipios”. 

En cuanto a la posibilidad de que se opte por adelantar todo el dinero a los municipios, Gray juzgó que “eso sí es una solución, porque si te adelantan todo, el impacto es menor. Algo amortiguás, un cinco por ciento, supongamos, que es menos que la inflación, que va a superar el 50 por ciento en este año”. 

En la misma línea Gray consideró: “Si no se modifica el sistema se van a terminar haciendo menos obras en la Provincia, los municipios van a tener que recortar algunas”. Por otra parte evaluó: “Un 50 por ciento de inflación es una situación realmente compleja para los municipios, porque la pauta salarial para los empleados del Municipio se lleva buena parte de los gastos de la Comuna, y con estos niveles inflacionarios, nosotros no vamos a poder aumentar las tasas en ese mismo nivel”.