Argentina
Martes, 5 julio 2022
NOTA DE GRAFICA
25 de marzo de 2022

Diego Valenzuela: "Veo al Conurbano como algo positivo"

El intendente de Tres de Febrero conduce un ciclo de entrevistas para dar a conocer el “lado bueno” del Gran Buenos Aires. Su regreso a la pantalla chica y el compromiso de visibilizar historias.

Sin dejar de lado su rol como intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela vuelve a la pantalla chica con “Conurbano, tierra de oportunidades”, un programa semanal dedicado a mostrar la cara positiva de la región más populosa de la provincia de Buenos Aires y del país, a través de la historia de sus protagonistas.

-¿Cómo nace la idea de hacer este programa?

-Decidí hacer este programa por esta distorsión que uno vive desde el Conurbano, de estigmatización, a veces de no poder visibilizar determinadas historias positivas que uno conoce todos los días. Lamentablemente, el Conurbano es un lugar de mucha densidad poblacional donde ocurren muchas cosas; algunas no son buenas, pero no son la mayoría.

La situación que a veces se relata por la delincuencia, la pobreza, la marginalidad, que muchas veces aparecen en los medios, en mi opinión humilde no se corresponde con la realidad de muchas familias que progresan, se esfuerzan, estudian, que luchan y salen adelante, que son creativas y que hacen cosas muy positivas.


Diego Valenzuela: Veo al Conurbano como algo positivo


Entonces, usando esta herramienta -porque, si bien sigo siendo intendente, también soy comunicador-, lo que definí es usar la comunicación para visibilizar esas historias, pasar un mensaje de que el Conurbano, como dice el título del programa, es una tierra de oportunidades; en donde el barrio es importante, la identidad local es importante, los amigos, el club de barrio, la estación de tren.

Eso forma la identidad de una persona. A su vez hay infinidad de historias positivas, de personas más y menos conocidas, que son inspiración para otras. El programa es un ciclo de entrevistas que me llena de orgullo. Al escucharlos, al entrevistarlos, confirmo un poco esta idea que tengo -que la tengo por ser vecino e intendente- de que el Conurbano es un lugar donde mayoritariamente gana más lo positivo de lo que se ve en las noticias.

-¿El ciclo de entrevistas está grabado o todavía está en producción?

-Hice una primera tanda importante de entrevistas, que las hago a la tarde-noche. Junto varias entrevistas el mismo día. Tenemos una buena cantidad de programas ya grabados y en proceso de edición. Cada programa tiene dos entrevistas. Por lo general, una es una persona un poco más conocida por alguna razón, y la otra es una persona anónima pero que ha hecho algo destacable.


Diego Valenzuela: Veo al Conurbano como algo positivo


Pudimos entrevistar a Eduardo Sacheri, un gran escritor y ganador del Oscar con su película; a Panam, a Topa, a Patricia Sosa. Después, gente desconocida pero con historias muy potentes; por ejemplo, la mujer que es líder en la comunidad de asadoras argentinas, Sandra Honczar, de Lomas de Zamora, que cuando su padre muere decide ponerse al frente de la parrilla, con tanta pasión que ahora es chef y conduce una comunidad de YouTube, de redes sociales de mujeres, muy fuerte, rompiendo el estereotipo cultural; o un muchacho que es pastelero, campeón mundial del helado, que hoy está abriendo una heladería en Miami y tiene su estudio y laboratorio en Caseros.

No es que se fue a Palermo a experimentar con el chocolate y el helado, sigue en su barrio. Mi idea es contar estas historias y que la gente se sienta representada, y que pueda inspirar su vida, su trabajo y mostrarles que se puede.

Diego Valenzuela: Veo al Conurbano como algo positivo


-Muchas veces se dice que los intendentes son los que están en la primera línea, en contacto con el vecino, los que dan la cara. ¿Algunas de estas historias las conoció por su labor al frente del Municipio?

-Algunas sí, y otras las fui descubriendo por investigación, lectura; siempre con esta idea de personas que se esfuerzan y hacen cosas positivas y demuestran que en el Conurbano se puede cambiar la realidad. No es que porque nazcas en un lugar estás condenado a vivir mal o sin posibilidades. Si el contexto acompaña, y uno pone esfuerzo, puede salir adelante.



“La densidad poblacional hace que haya un vértigo permanente”

-¿Nació en Tres de Febrero?

-Nací en Caseros, en un barrio que se llama Villa Pineral, una zona humilde, más bien periférica; y me crié en Santos Lugares, que es el barrio de Sábato, donde está la Iglesia de Lourdes; fui a esa escuela. Tengo en mi biografía esa historia, conozco a esas personas que se golpean y vuelven a levantarse, estudian, se capacitan, abren un negocio; historias de todo tipo: artistas, emprendedores, empresarios pymes y tantas otras personas que logran sobreponerse a la adversidad. Al Conurbano lo veo como algo positivo, no negativo, y por eso lo quiero contar.


Diego Valenzuela: Veo al Conurbano como algo positivo

-El Conurbano tiene muchas historias, y todas distintas. Hay barrios humildes, zonas pujantes y barrios cerrados.

-Sí, es cierto. La densidad poblacional hace que haya un vértigo permanente, donde confluyen necesidades y oportunidades, donde está la mayoría de la industria argentina; es un lugar puramente productivo, donde la industria convive con lo residencial, con familias de todas las clases sociales, donde es importantísimo para el progreso el trabajo, la educación y la salud.

La gente viene al Conurbano porque tiene oportunidades. ¿Por qué vienen del interior de la Provincia y el país a vivir al Conurbano? Porque saben que acá tienen más chances de conseguir un trabajo, de tener acceso a la cultura, ir al cine, ver un recital, ir a un centro cultural. Eso hace que el Conurbano produzca muchas historias buenas, y está bueno que se puedan conocer un poco más.


“Las personas del Conurbano se resisten a caer en la marginalidad”

-Meses atrás se generó una polémica a partir de la frase de un periodista, que caracterizó al Conurbano como una tierra africanizada. ¿Qué opinión le merece?


-Son reduccionismos, describen parcialmente la situación. Primero, no me gusta que se trate así a Africa, y tampoco me parece que podamos ser peyorativos. Sí hay necesidades en el Conurbano, y hay tanta pobreza como en el norte argentino. Eso es producto de que los gobiernos no han acertado en las políticas laborales, no se ha podido resolver el problema de la inflación, que la sufre el que menos tiene, el que hace changas.


Diego Valenzuela: Veo al Conurbano como algo positivo

Pero de ahí a una definición de este tipo, no la comparto, desde ya. Sí hay bolsones de marginalidad, de pobreza, que hay que resolver, pero aun esas personas que transitan pobreza son dignas, cuyos hijos van a la escuela, que buscan salir adelante, que hacen un emprendimiento. Una persona se queda sin laburo y arma un kiosco.

Si sabe cocinar, hace pizza o pastafrola; se arma un emprendimiento familiar textil, compran remeras, una sublimadora y las venden por internet. Esas historias son maravillosas. Las personas se resisten a caer en la marginalidad, y lo hacen con mucha dignidad. Obviamente, esto no nos tiene que nublar la vista, no están bien las cosas, pero hay con qué dar la pelea si el Estado tiene políticas eficientes, si fomentamos la inversión, el trabajo, la capacitación. La formación para el trabajo es hoy aún más importante que cualquier otra cuestión escolar. Estudiando albañilería o programación tenés una oportunidad laboral en poco tiempo. La gente quiere hacerlo, pero tenemos que darles las herramientas.