Argentina
Martes, 5 julio 2022
EN FOCO
15 de marzo de 2022

Mar del Plata: el Frente de Todos suma condimentos externos a su propia tensión local

Los sucesos del Congreso y la interna del PJ sacuden el panorama puertas adentro. Expectativas ante posibles movimientos en el gobierno.

Mar del Plata: el Frente de Todos suma condimentos externos a su propia tensión local - La Tecla

(Vía La Tecla Mar del Plata)

 

La negativa de un sector del gobierno nacional encabezado por Máximo Kirchner a aprobar el acuerdo con el FMI en el Congreso de la Nación y las repercusiones en torno al ataque a la oficina de Cristina Kirchner alimentó aún más la grieta interna por la que transita el Frente de Todos. Sus repercusiones no pasan desapercibidas en Mar del Plata, donde además distintos sectores se enfrentan en las elecciones del PJ del próximo 27 de marzo.

El silencio imperó entre sus principales referentes locales tras los sucesos del jueves y la madrugada del viernes. Por su filiación política, la camporista Marina Santoro y la referente de Patria Grande, Sol de la Torre, son dos de las caras visibles de la resistencia al acuerdo con el Fondo. Sin embargo, acaso como modo de no tensionar al bloque, pasaron desapercibidas en el debate en torno al desendeudamiento y la negociación con el acreedor. La única referencia la realizó de la Torre, apenas compartiendo la intervención de la diputada cartonera Natalia Zaracho.

El Movimiento Evita, aliado a Alberto Fernández, fue uno de los principales sostenes del acuerdo en el espacio de los movimientos sociales, con una postura divida en la influyente CTEP donde tiene ascendencia Juan Grabois. El concejal Tata Gandolfi, referencia local, también se mostró al margen del debate que en esta ocasión lo encontró distanciado de su aliada natural en el bloque. Precisamente, Gandolfi y de la Torre habían tensionado el espacio semanas atrás cuando hicieron fuerza para que el dirigente del PCR, Matías Maciel, sea el reemplazante de Ariel Ciano, en lugar de Verónica Lagos (Lealtad).

Pero el impacto más crucial para el sector del Frente de Todos marplatense alineado al kirchnerismo se vincula con futuro de su referente Fernanda Raverta. A título personal, la titular de Anses también guardó silencio sobre el acuerdo con el FMI, al igual con otro debate sensible para la sociedad marplatense, el vinculado con la explotación petrolera. Son muchos los que en el perononismo local reclaman dirigentes con posiciones claras, pese a sus costos.

El Frente de Todos suma condimentos externas a su propia tensión local

Las ansias de un sector del denominado “albertismo” de correr a La Cámpora del control de las principales cajas de la administración nacional es sabida en la rosca política. Las miradas apuntan a varias reparticiones, con centralidad en Anses y el Pami, donde aún sobrevive la cuestionada Luana Volnovich. La falta de acompañamiento a una política central del presidente es esgrimida por los impulsores de esta estrategia, donde se analizan costos y beneficios. ¿El cambio de funcionarios pasará de la mera especulación y se concretará luego de aprobado el acuerdo en el Senado? Muchos dudas que Alberto de un paso que lo acerque aún más a una ruptura formal del Frente de Todos.

Y como lo suele hacer la mayoría de los fines de semana, Raverta volvió a mostrarse en los últimos días en Mar del Plata. La proximidad de las elecciones del Partido Justicialista justificó aún más su presencia en la ciudad, donde el viernes fue garante de una foto de su candidato Eduardo Coppola con el gobernador Axel Kicillof, quien participó de la 118° Reunión Plenaria del Consejo Federal del Trabajo.

La bronca por lo que desde el ravertismo mostraron como una toma de posición del gobernador en la interna marplatense no tardó en visibilizarse en el entorno de Manino Iriart, sostén de la candidatura del actual titular del PJ, Juan Rapacioli. Incluso, desde el propio espacio hicieron circular la versión de un fuerte planteo de la diputada provincial Débora Indarte en un grupo de Wasap que comparten legisladores del Frente de Todos con Kicillof. El reclamo habría culminado con la salida de la marplatense del chat.

Desde diversos frentes, se sigue calentando la interna del peronismo. La campaña hacia el 27, seguirá echándole leña al fuego.