Argentina
Domingo, 14 agosto 2022
PUNTA MOGOTES
15 de marzo de 2022

Por qué Punta Mogotes debe pertenecer a Mar del Plata

Mar del Plata mantiene el reclamo histórico por la restitución del complejo, ante la falta de respuestas de la administración bonaerense. El control político prima sobre la soberanía municipal.

Por qué Punta Mogotes debe pertenecer a Mar del Plata - La Tecla

(Vía La Tecla Mar del Plata)

Pasó una nueva temporada estival en Mar del Plata, con una asistencia de visitantes que volvió a registrar parámetros similares a los de los tiempos prepandémicos. Y uno de los espacios del extenso frente costero de 47 kilómetros que volvió a mostrar playas atestadas de turistas fue el Complejo de Punta Mogotes, el macizo de arena que se extiende por 2,5 kilómetros, está en manos de la Provincia y es parte de un reclamo histórico de restitución de parte de la sociedad marplatense.

Con sus 24 balnearios atrajo a una importante porción de los 3,5 millones de visitantes que llegaron a esta zona de la Costa Atlántica. Un territorio de negocios y acuerdos, en forma de enclave controlado desde La Plata y donde se hacen primar los beneficios políticos por sobre la soberanía municipal.

La renovación de las administraciones en 2019, con los desembarcos de Guillermo Montenegro y Axel Kicillof, volvió a traer esperanzas de un entendimiento. Medio mandato después, el tema continúa sin grandes novedades, a pesar de la intención del Municipio de volver a controlar los balnearios y avanzar en diseño de políticas hacia el complejo.

La desintegración de la administración del frente costero se torna en falencia que dificulta el planeamiento de políticas integrales que favorezcan la recuperación económica tan ansiada y necesaria en la otrora “La Feliz”.

Un solo dato sorprende y evidencia la desconsideración del Ministerio de Producción bonaerense de Augusto Costa, que tiene bajo su tutela la Administración de Punta Mogotes (APM): recién la semana pasada fue designado el nuevo administrador general, Fernando Maraude, luego de la renuncia, presentada el 9 de diciembre, de su antecesora, Mariana Cesta, para asumir como concejala. Dicho en otras palabras: el principal espacio costero en manos de la Gobernación atravesó la temporada de la recuperación pandémica sin el nombramiento de su máximo funcionario.

La posibilidad de la municipalización es palabra extraña en las oficinas bajo el mando de Costa. Este medio intentó comunicarse con él para conocer su postura respecto del debate, pero el funcionario prefirió no hacer declaraciones. Por su parte, fuentes del Ministerio de Producción reconocieron que el tema “no está en agenda”.

 

Huella del pasado oscuro

La reparación histórica de las atrocidades de la última dictadura militar se instauró como un signo de época en la Argentina del siglo XXI. Y Punta Mogotes tiene su propia historia pendiente. En 1984 debió ser cedida por la Municipalidad a la Provincia para, de ese modo, poder dar respuesta a la deuda de US$ 50 millones que había dejado la gestión en tiempos de dictadura. Los años y las décadas pasaron y lo que parecía ser una solución temporaria se consolidó.

Según supo La Tecla, en la Legislatura bonaerense podría haber una llave de cara al futuro para que el complejo de balnearios pase de nuevo a la órbita local. La intención de los legisladores marplatenses, principalmente los enrolados en Juntos -quienes tienen más diálogo con Montenegro-, es destrabar el traspaso a partir de la revisión del convenio entre la APM y el Banco Provincia para cancelar la deuda, en el cual la Gobernación asumió el rol de fiadora.

“Creemos que es necesario. Tenemos entendido que hay un número muy chico de deuda, cercano a los 5 millones de pesos. Si es así, desde lo económico estaría resuelto, solo falta la voluntad del Gobernador”, reveló una fuente legislativa a este medio.

En el gobierno municipal entienden que manejar el complejo desde La Plata “es complicado” y que hoy no forma parte de la agenda política de Kicillof. “Para nosotros es una cuestión central para impulsar la ciudad e integrar los barrios de zona sur con Punta Mogotes, buscando lo nuevo que hay en la ciudad”, advirtieron desde el Ejecutivo local.

En lo legal, las salidas son varias: desde la presentación de un proyecto de ley que condone la deuda hasta mediante un decreto de Kicillof. “Es una cuestión de decisión política”, aseguraron desde el entorno cercano de Montenegro.

Ahora, bien, ¿la ciudad tiene espalda suficiente para sostener la gigantesca estructura de Mogotes? En el gobierno de Juntos entienden que hoy los balnearios son “superavitarios”, pero emerge el desafío de darle continuidad y movimiento a la zona durante todo el año, con un sentido más general, que escape a la estacionalidad entre noviembre y marzo. El Municipio quiere que el complejo no sea un elefante dormido fuera de temporada y tiene un proyecto ambicioso, que no podrá concretar mientras siga Mogotes en manos de la Provincia.

La deuda de Provincia con la Ciudad

 

Una deuda “menor” que allanaría el cambio de jurisdicción

Mientras el Concejo Deliberante aguarda una respuesta oficial de Provincia, en el gobierno sostienen que la deuda que obstaculiza el traspaso de Mogotes es “menor”.

Los últimos datos oficiales al respecto indican que, a través del decreto 4757/96 del Poder Ejecutivo Provincial, se aprobó el “Convenio de Reconocimiento y Cancelación de Deuda de la Administración Punta Mogotes con el Banco Provincia de Bs. As.”, por el que Provincia se hizo cargo de la obligación y transfirió US$ 17.973.200 al BAPRO mediante bonos.

En tanto, a través del decreto 4209/97, se suscribió el convenio que fija las condiciones en las que la APM devolvería -en pesos- el monto abonado por el Ejecutivo provincial.

En principio, de los últimos balances de la APM se desprende que la deuda con el Estado bonaerense sería de alrededor de $15.000.000, aunque todavía no se pudo determinar si ese importe corresponde al convenio de 1997.

En caso de que así sea, en el Municipio entienden que solo debería abonar el 30% ($5.000.000), teniendo en cuenta que el convenio de creación de la administradora establece que la participación de la titularidad es del 70% para la Provincia y 30% para la Comuna.

En este marco, el gobierno no descarta abonar dicha suma o que la misma, si es mayor, sea condonada por Kicillof.

 

El último pedido desde el Concejo Deliberante

Un nuevo movimiento legislativo en el Concejo Deliberante comenzó en octubre de 2021 y se mantiene hasta la fecha. En esta ocasión, la radical Vilma Baragiola propuso un proyecto de ordenanza similar al aprobado en 2015: el mismo faculta al Ejecutivo para denunciar el convenio entre la provincia de Buenos Aires y la Municipalidad, “a fines de restituir la administración, uso y explotación del complejo de Punta Mogotes”.

Se pidieron informes a la APM, pero no fueron respondidos por la entonces administradora y ahora concejala del Frente de Todos, Mariana Cuesta. Lo curioso es que, en febrero, el expediente volvió a tratarse en la comisión de Turismo para reiterar el pedido de informes: una de las que votaron a favor fue la propia Cuesta.

 

El traspaso y los primeros intentos de municipalización

El 31 de agosto de 1984, los entonces intendente, Angel Roig, y Gobernador, Alejandro  Armendáriz, firmaron un convenio de traspaso del complejo a Provincia, hasta entonces en manos del ente municipal Proyecto Especiales de Mar del Plata. El cambio de jurisdicción fue la solución al conflicto que atravesaba la entidad local, que adeudaba unos 50 millones de dólares, según detalló en 2015 el concejal José Cano, quien en 1984 se desempeñaba como secretario de Hacienda.

Dicho convenio contemplaba, en el artículo 17°, la caducidad del mismo “una vez extinguidas las deudas” contraídas con el Banco de la provincia de Buenos Aires y la totalidad de las obligaciones que le corresponden a la actual Administración de Punta Mogotes (APM). En 2012 comenzaron debates legislativos sobre la eventual municipalización. El primer paso significativo surgido desde La Feliz se remonta a mayo de 2015, cuando fue aprobada la ordenanza 22.232, mediante la cual se facultó al entonces intendente, Gustavo Pulti, a impulsar la caducidad del convenio en función del artículo referido.

Sin avances de relieve, en octubre de 2016 el HCD volvió con otro pronunciamiento en base a una iniciativa del radical Mario Rodríguez. Se instrumentaron comunicaciones al intendente Carlos Arroyo y a la Gobernadora María Eugenia Vidal. La falta de respuesta volvió a ser el patrón que rigió el comportamiento de los mandatarios.

La deuda de Provincia con la Ciudad

 

Consejo de Administración: dos radicales y un peronista

El viernes pasado, Kicillof nombró a Fernando Maraude como nuevo administrador general de Punta Mogotes. El exconcejal peronista y extitular de PAMI Puerto reemplaza a la ahora edil Mariana Cuesta. Los otros administradores son radicales, aunque con realidades distintas: Gonzalo Raventos, referente de Los Irrompibles, es el segundo delegado provincial, y Carlos Aramburu fue nombrado por Montenegro en representación de la ciudad.