Argentina
Domingo, 2 octubre 2022
INFORME
11 de marzo de 2022

FMI, posturas en el FdT y crecimiento, bajo la lupa de economistas del oficialismo

“Las diferentes posiciones existentes en el seno del oficialismo reflejan algo más que una mera evaluación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”, afirmaron economistas enrolados dentro del oficialismo en un informe de coyuntura económica.

FMI, posturas en el FdT y crecimiento, bajo la lupa de economistas del oficialismo - La Tecla

El trabajo fue realizado por el equipo económico de la vicegobernadora Verónica Magario, integrado por Martín Di Bella, Juan Manuel Pignocco, Érica Pinto, Diego Perrella, Horacio Rovelli y Hernán García Zúñiga.

Según señaló la editorial del informe económico, desde lo político se presenta un “un enorme desafío para la coalición gobernante”, advirtiendo que “las diferentes posiciones existentes en el seno del oficialismo reflejan algo más que una mera evaluación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”, actualmente a la espera de la ratificación en el Senado nacional. 

“Aquí se dirimen matices en relación a las políticas públicas no sólo a implementar en los próximos dos años, sino más allá de la contienda electoral de 2023. Con foco en la política económica se plantean alternativas de salida a la gravosa crisis recibida y generada por la gestión (del ex presidente Mauricio) Macri”

“El objetivo del oficialismo en la agenda económica es común y no es otro que alcanzar el desarrollo de una economía generadora de empleo y con mayor valor agregado, sobre la base de un fuerte mercado interno sostenido en trabajadoras y trabajadores con mejores salarios y todo bajo el precepto de construir una sociedad inclusiva, diversa y menos desigual”

En ese sentido, el cómo lograr esto último “es motivo de debate y por qué no, de lógicas tensiones”.

De esta manera, afirmaron que “la institucionalización formal e informal del debate en el Frente de Todos debe ser un primer objetivo porque, como diríamos los economistas, no será condición suficiente para el éxito de las políticas públicas a implementar, pero sí condición necesaria para coordinar el proceso de toma de decisiones y para definir cómo transitar el camino que en conjunto se decidió iniciar hace ya varios años”. 

“Camino que por cierto, y nadie duda, es en dirección opuesta al recorrido en el período 2015-2019, pero cuya hoja de ruta aún debe ser delineada con algún grado mayor de precisión”, remarcaron.


Mirada Macro

Según el reporte, la actividad económica “exhibe signos tendenciales de crecimiento a pesar de haber ralentizado su velocidad de recuperación, con un consumo que comienza a acercarse a los valores previos a la pandemia COVID-19 pero aún lejos de valores propios de una economía en desarrollo y expansión”. 

“La inversión moderó el incremento verificado en la primera parte del año 2021 y plantea un interrogante como determinante del crecimiento en el mediano y largo plazo aunque se mantiene la buena performance del sector externo con importantes incrementos en las exportaciones y mejoras en los términos de intercambio.

En ese marco, el sendero incipiente de crecimiento tendencial de la actividad económica “no resulta aún suficiente para lograr grandes resultados en materia de empleo, aunque la desocupación viene retrocediendo en el tiempo y va quedando diluido el impacto de la pandemia”. 

“Y aunque se advierte una reciente caída en los niveles de desigualdad en la distribución del ingreso, aún no se vislumbra una recuperación fuerte, sostenida y generalizada en los ingresos reales como consecuencia de altos y persistentes índices de inflación que no permiten alcanzar mejoras más rápidas en pobreza e indigencia y que son la causa fundamental del alicaído andar del consumo privado.


Mirada Micro

Por otra parte, desde el enfoque sectorial “se destaca la performance del sector agropecuario que particularmente mostró buenos resultados en el anterior ciclo y promete sostenerlos en la campaña agrícola 2021/2022”

La industria manufacturera, por su parte, “continúa con su expansión y ya se encamina a registros del año 2017”. 

“Así parece posicionarse como sector estratégico de la economía argentina, y pretende constituirse en eje fundamental del entramado productivo, y generador de empleo calificado y bien remunerado”

En el caso de la construcción, “continúa con su firme recuperación y consolidación y el sector energético parece apoyarse en los buenos resultados de la producción de petróleo”.

Por último, “los indicadores que relevan el consumo masivo indican que los supermercados –no tan afectados por la pandemia- han alcanzado los registros del año 2018 pero los grandes centros de compras si bien han superado los registros del año 2020, aún no logran volver a los niveles de los años previos al COVID-19”. 

“En relación al turismo, las mejoras en materia sanitaria y la implementación de distintas políticas públicas focalizadas lograron impulsar un evidente sendero de recuperación iniciado hacia fines del año 2021”, añadieron.