Argentina
Sábado, 25 junio 2022
ALERTA
19 de febrero de 2022

Problemas para el campo: fideicomisos al maíz y el trigo y los efectos de la sequía

Las entidades del agro siguen haciendo públicas sus rispideces con el Gobierno nacional, esta vez con la posibilidad de una medida para desenganchar los precios internacionales de los locales, al que definieron como "retenciones encubiertas". En el medio, la escasa cantidad de lluvias del inicio de 2022 podría afectar los réditos de la cosecha, siendo la peor en más de quince años.

Problemas para el campo: fideicomisos al maíz y el trigo y los efectos de la sequía - La Tecla

Las entidades del agro mantuvieron reuniones con sus bases y reiteraron su malestar con el Gobierno nacional. Sin embargo, las sequías que azotaron la cosecha de soja podrían hacer que la campaña sea peor que la de 2017/2018.

Ayer, la Sociedad Rural Argentina participó en la Fiesta Nacional del Trigo en Leones, Córdoba. Allí, se analizaron la posibilidad de que el Gobierno nacional pueda crear fideicomisos para el trigo y el maíz, con la intención de que los precios internacionales no afecten al mercado interno.

Según señalaron desde la entidad, el fideicomiso buscaría "transferir recursos entre los distintos eslabones de la cadena, generando un subsidio que beneficia a unos eslabones en perjuicio de otros, con una mínima incidencia en el precio al mostrador y que terminará generando el efecto contrario al buscado en el mediano plazo"
 


"La cosecha 2021/22 finalizó con un volumen de producción de 21,8 millones de toneladas, un 28% más que la campaña anterior. Sin embargo, el desacople de los precios internacionales hizo que el productor sólo recibiera en enero un 30% del valor internacional del trigo", protestaron.

Para la SRA, "la propuesta de un fideicomiso esconde una retención encubierta como alternativa a la imposición de derechos de exportación".
"Resulta de vital importancia volver a contar con mercados transparentes y sin distorsiones", afirmaron.

Días atrás, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) concluyo una serie de encuentros de dirigentes rurales de las distintas zonas que integran la confederación, tales como los municipios de Coronel Suárez, Rauch, Chivilcoy, entre otros.

En ese marco, se señaló que los anuncios de los últimos días del Gobierno en relación al esquema de exportación de carnes, la idea de instaurar un fideicomiso para el trigo y el maíz y para productos frescos, la ausencia de "políticas proactivas" para el sector, y la "escasa credibilidad" de los interlocutores sectoriales del Gobierno "marcaron la bronca de la reunión".
 


Sequía
La sequía del inicio de 2022 en zonas como el norte de la provincia de Buenos Aires, provocó recortes de rendimientosde las cosechas de soja, lo que transformaría a la cosecha en la más baja en casi quince años. Esto lo afirmó el último reporte de la Guía Estratégica de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Según el trabajo de monitoreo de la campaña agrícola, al 11 de febrero del año pasado se proyectaba que la soja alcanzaría en la región núcleo un rendimiento de 38,5 quintales por hectárea, pero el final del mencionado mes fue seco y registró una baja de 7,4 quintales por hectárea. Actualmente las estimaciones se ubican en torno a los 31,8 quintales por hectárea, pero los especialistas de la entidad señalaron que ese número no fue ajustado en los últimos 7 días, esperando las lluvias que permitan frenar la merma, algo que hasta el momento no ha sucedido, más allá de algunas precipitaciones desparejas y menos importantes de lo que se preveían en el oeste y este de la región.

Desde la entidad sostienen que la soja de la región núcleo (que también incluye el sur de Santa Fe y el este de Córdoba) tiene muchas chances de terminar con rendimientos por debajo de la 2017/18, cuando promedió solo 29 quintales por hectárea.

Por otro lado, el informe semanal de la BCR mostró cuatro indicadores de mal presagio para la oleaginosa. Ellos son: el 60% de la región núcleo siga en escasez y sequía, el 85% está llenando granos (entre R5 y R6) y el resto está formando chauchas (entre R3 y R4), el 45% de la soja de primera está en condiciones regular a mala (mala 7%, regular 38%, buena 45% y muy buena 15%), y finalmente no hay lluvias importantes a la vista para la próxima semana.

Frente a la ausencia de lluvias importantes de las últimas tres semanas en pleno periodo crítico de la oleaginosa de primera, continúan cayendo los rendimientos esperados. En Pergamino el llenado de granos no está asegurado y podría haber una gran variabilidad de rendimientos según las lluvias recibidas. En Marcos Juárez los rendimientos estarán muy por debajo del año anterior. Y en zonas con mejores reservas de agua los rendimientos podrían hasta superar los 40 quintales por hectárea, como en General Villegas.

Los estudios técnicos realizados por los especialistas rosarinos, refieren que hoy las pérdidas constatadas en los lotes de soja, con caída en los rendimientos por la sequía, ya “son irrecuperables”. En tanto, hace falta que llueva para que la caída en los rindes no sea mayor.

El informe resaltó que en el caso de la soja de segunda, el 45% de la misma se encuentra en un estado de regular a malo. Los técnicos de la BCR precisaron que existe un 10% en condición mala y un 35% regular, pero podría incrementarse aún más, ya que la supervivencia de los peores lotes y el rendimiento final dependerán de las lluvias de aquí en adelante.