Argentina
Lunes, 23 mayo 2022
INFLACIóN Y GRIETA
13 de enero de 2022

Juntos salió con los tapones de punta por la inflación y el oficialismo le recordó la del 53% de 2019

Finalmente los aumentos de precios estuvieron por encima del 50% en el 2021, más de 20 puntos porcentuales de lo proyectado por el ministro Martín Guzmán hace más de un año. La oposición no desaprovechó la oportunidad para cuestionar, y desde el oficialismo contraatacaron: celebraron que hasta ahora, el record de los últimos 30 años lo tiene la gestión de Mauricio Macri en 2019 con 53%.

Juntos salió con los tapones de punta por la inflación y el oficialismo le recordó la del 53% de 2019 - La Tecla

La inflación y el coronavirus no dan tregua. Pese a que en 2020 había tenido una caida abrupta, producto de las restricciones a la movilidad y a la economía que impuso la pandemia, en 2021 los aumentos de precios estuvieron por encima del 50%, muy lejos del 29% que había proyectado el gobierno en el presupuesto 2021 hace ya más de un año.

Luego de dos meses de tregua, producida por el congelamiento de precios, en diciembre los aumentos de precios se ubicaron en un 3,9% mensual; lo cual redondeó un 50,9% anual de inflación. 

Como no podía ser de otra manra, esta noticia provocó los cuestionamientos de los arcos de la oposición, sobre todo del principal frente Juntos, que motorizaron el hashtag #DatoMataRelato en las redes sociales. Hicieron hincapié en que la Argentina ocupa el tercer lugar de paises con mayor inflación en el mundo, tan solo detrás de Venezuela y Sudán.
 
En ese sentido, desde el oficialismo respondieron recordando la inflación de los últimos años del gobierno de Mauricio Macri, la cual se ubicó en el 47% en 2018 y en 53% en 2019. 
 

Los oficialistas tampoco se privaron de chicanear con la causa que investiga las supuestas reuniones entre exministros de la provincia de Buenos Aires con intendentes, empresarios y funcionarios de la AFI para digitar causas judiciales contra dirigentes gremiales. La llamada "mesa judicial". 

Así las cosas, al igual que la inflación y la pandemia no se toman vacaciones; la grieta tampoco lo hace.