Argentina
Viernes, 27 mayo 2022
¿TELÉFONO ALBERTO?
27 de noviembre de 2021

Cristina advirtió: un acuerdo con el FMI puede ser un "cepo" al "crecimiento con inclusión"

A través de sus redes sociales, la Vicepresidenta cargó contra Juntos, a quienes los acusó de haber contraido la deuda con el organismo de crédito internacional. Por otra parte, alertó sobre las consecuencias de un acuerdo para el pago de las obligaciones, un mensaje que podría tener como destinatario al Presidente. Aclaró además que éste "tiene la lapicera".

Cristina advirtió: un acuerdo con el FMI puede ser un

La vicepresidenta Cristina Fernández se expresó a través de sus redes sociales sobre la posibilidad de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Alertó sobre la "extrema gravedad" del momento, y que la definición que se tome puede derivar en un "cepo" al desarrollo y el crecimiento con inclusión social", advertencia que podría tener como destinatario al presidente Alberto Fernández.

"Argentina, como el resto del mundo, fue y sigue atravesada por la pandemia y los riesgos de una mutación y retorno permanentes. Nuestro país además, tiene el peso inédito de una deuda también inédita con el FMI. Es un momento histórico de extrema gravedad y la definición que se adopte y se apruebe, puede llegar a constituir el más auténtico y verdadero cepo del que se tenga memoria para el desarrollo y el crecimiento CON INCLUSIÓN SOCIAL de nuestro país", señaló, apelando a las mayúsculas.

La ex mandataria comenzó refiriendose a los "medios de comunicación hegemónicos, los sectores del poder real en la Argentina" el propio "FMI y los brokers de Wall Street", que cuestionaron un "silencio de la vicepresidenta" respecto a un "posible acuerdo con el FMI por los 57.000 millones de dólares que pidió el gobierno de Mauricio Macri en el año 2018, de los cuales se alcanzó a desembolsar en menos de un año, la bonita suma de 44.500 millones de dólares". 

En ese sentido, la Vice sostuvo que Juntos también declaró que no iban a decir "nada del acuerdo con el FMI hasta que Cristina no opine"

"¿En serio que los mismos y las mismas que trajeron de vuelta el FMI a la Argentina, reiniciando el ciclo trágico de endeudamiento que Néstor Kirchner había clausurado en el año 2005, hoy no se hagan cargo de nada?", recordó.

"¿En serio que los mismos y las mismas que recorrieron el país y los canales de televisión recitando el mantra 'hay que quitarle la mayoría a Cristina en el Senado para que el Congreso no sea una escribanía del gobierno', ahora quieren que 'Cristina defina si el acuerdo con el FMI está bien o está mal'?", se preguntó.

Y agregó: "Cuando se busca el voto popular en elecciones libres y sin proscripciones se debe ejercer la responsabilidad de esa representación. Más aún, cuando se han ganado las elecciones. ¿O para qué quieren las bancas? ¿Para cobrar la dieta? ¿O tal vez para viajar al exterior con pasajes gratis y viáticos en dólares? ¿Para posicionarse de cara al 2023?"
 


En ese marco, recordó que el 11 de noviembre del 2020 el Poder Ejecutivo Nacional envió al Senado de la Nación el Proyecto de Ley de Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública". 

"Excelente iniciativa que tuvo como objetivo principal evitar que pudiera repetirse en la historia argentina una experiencia similar a la del gobierno de Mauricio Macri, que nos endeudó en apenas un instante de forma extraordinaria, exorbitante e insostenible sin pasar por el Congreso de la Nación", añadiendo que las leyes fueron aprobadas en las dos Cámaras con el acompañamiento de la oposición.

Y siguió: "Como se podrá observar, surge a simple vista que la totalidad de las fuerzas políticas de ambas coaliciones asumió la responsabilidad de decidir si se aprueba o no, lo que el Poder Ejecutivo negocie y acuerde con el FMI. Todo ello sin perjuicio de que es el titular del Poder Ejecutivo quien lleva adelante las negociaciones en ejercicio de su responsabilidad constitucional en esta materia"

De esta manera, aclaró que "la lapicera no la tiene Cristina", sino que "siempre la tuvo, la tiene y la tendrá el Presidente de la Nación. Y no lo digo yo, lo dice la Constitución Nacional. Que a nadie lo engañen sobre quién decide las políticas en la Argentina"

Por otra parte, recordó que el kirchnerismo, "tiene un atributo histórico que es el de haber pagado las deudas que generaron otros gobiernos". En ese sentido, recordó la cancelación de la deuda con el FMI llevada a cabo por Néstor Kirchner, así como también la reestructuración de deuda llevada a cabo en 2005 y en 2010 con acreedores privados, "con la quita más grande de capital e intereses de la que se tenga memoria".

"Hoy, como marca la Constitución y la ley 27.612, no es Cristina… son los y las 257 diputados y diputadas y 72 senadores y senadoras quienes tienen la responsabilidad legal, política e histórica de aprobar o no cómo se va a pagar y bajo qué condiciones la deuda más grande con el FMI de todo el mundo y de toda la historia", subrayó.

Por otra parte, señaló que cuando fue presidenta, "no cedí a la extorsión de los Fondos Buitre porque ello significaba desconocer los derechos de todos aquellos acreedores externos que de buena fe habían acordado con el Estado argentino en 2005 y en 2010, con consecuencias irreparables para la Argentina". 

Por el contrario, recordó cuando "en el año 2016, ya con Mauricio Macri en el gobierno, se discutió en el Congreso de la Nación la derogación de las Leyes de Pago Soberano".

"Algunos compañeros y compañeras legisladoras que votaron en contra de aquella derogación y premonitoriamente sostuvieron que a partir de allí se iba a iniciar un proceso de endeudamiento que indefectiblemente culminaría con la vuelta del FMI a la Argentina (...) ninguno de ellos ni de ellas, como así tampoco quien escribe estas líneas, nunca imaginamos la magnitud de lo que iba a suceder", señaló.

Finalmente, transcribió un párrafo del discurso del Presidente, pronunciado el 9 de julio, Día de la Independencia, en la Casa Histórica de Tucumán.

“(...)Nunca esperen de mí que firme algo que arruine la vida del pueblo argentino, nunca, nunca. Y espero que me entiendan, porque si alguien espera que yo claudique ante los acreedores o que claudique ante un laboratorio, se equivoca. No lo voy a hacer. Antes me voy a mi casa, porque no tendría realmente cara para entrar en esa sala si hiciera algo semejante”, dijo Alberto Fernández, en el texto de Cristina Fernández.

Finalmente, la Vice cerró la misiva, pidiendo que "Dios y la Patria los ilumine a todos y todas", ya que "los argentinos y las argentinas lo necesitamos".