Argentina
Miércoles, 5 octubre 2022
MANO A MANO CON LA TECLA
3 de noviembre de 2021

Grindetti: "Me cuesta creer que haya un llamado sincero de diálogo del oficialismo"

El jefe comunal de Lanús dejó varias definiciones en un mano a mano con La Tecla y adelantó que “el próximo jueves habrá un cierre de campaña en el cual estaremos todos juntos, el espacio que lidera Santilli y el que lidera Manes”. También habló de sus intenciones de meterse competir por la dirigencia del club Independiente de Avellaneda.

Grindetti:

El intendente de Lanús y jefe de campaña de la oposición en estas elecciones dialogó por el canal de streaming de La Tecla y dejó varias definiciones sobre la coyuntura política de cara a las elecciones del 14 de noviembre y a lo que se viene después de las mismas. "Entre los que votaron a Manes y a Santilli no hay grandes diferencias entre el sueño de país que queremos", aseveró el Jefe comunal del conurbano.

"Entre los que votaron a Manes y a Santilli no hay grandes diferencias entre el sueño de país que queremos”, dijo Grindetti en diálogo con este portal. “Estamos terminando de definir dónde va a ser el cierre de la campaña el jueves que viene, en la cual vamos a estar todos los integrantes de la coalición juntos", adelantó.

Respecto al trabajo de campaña de cara a la elección, el intendente del conurbano expresó: "En Lanús estamos trabajando para ganar la elección. Es importante el despliegue territorial. Tenemos fe, creo que estamos bien".

Estos comicios se caracterizaron por la migración de votos a Juntos en algunos territorios populares que históricamente habían votado al peronismo. "Creo que hoy la gente no se casa con ningún partido político, sino que vota al que le ofrece soluciones concretas y factibles", dijo Grindetti al respecto de este punto. 

Vinculado a esto, el lanusense expresó: "Yo distingo mucho peronismo de kirchnerismo", y se explayó sobre lo que para él es el “populismo berreta”: "El populismo berreta para mi es la dirigencia que reparte lo que no tiene y promete lo que sabe que no va a tener. Creo que los vecinos se han cansado de eso".

Sobre la necesidad de bajar costos laborales, algo con lo que Juntos ha insistido las últimas semanas de campaña, Grindetti dijo: "Bajar los costos laborales no es echar gente, no es que el asalariado gane más. Es lograr que los gastos que se van por intersticios legales y gremiales no estén más".

El oficialismo viene amagando con la necesidad de llamar a un gran acuerdo con la oposición y otros sectores políticos. "Yo creo que la política es búsqueda de consensos. Dicho esto, en la situación que estamos, hay que saber para qué nos reunimos y con quien nos reunimos en términos de ganas de cambiar las cosas", dijo el intendente de Lanús en diálogo con éste portal; y en ese sentido expresó: "Me cuesta creer que haya un llamado sincero para la búsqueda de políticas públicas de parte del oficialismo".

“Yo creo que Argentina necesita un consenso político amplio para llevar adelante las reformas profundas que se necesitan. Eso se puede lograr. Veamos sino el ejemplo de España con el pacto de la Moncloa, el acuerdo entre el franquismo y los sectores más demócratas que no lograban ponerse de acuerdo".

Si bien las encuestas indican que a nivel nacional Juntos ganaría la elección por una diferencia exigua, el intendente de Lanús y jefe de campaña del Pro en la provincia de Buenos Aires no se animó a arriesgar un pronóstico. "Yo quiero ganar y creo que podemos ganar; pero se festeja cuando termine el partido".

Por último, el intendente de Lanús habló de la posibilidad de pasar a integrar la dirigencia del club independiente de Avellaneda. "Estamos armando una lista la presidencia de Independiente con Juan Marconi y Fabián Doman. Falta para terminar de armar la lista. En mi caso no podría ir de Presidente del club, porque para eso vos tenés que estar las 24 horas, y yo al ser intendente no puedo estar tiempo completo ahí", concluyó el intendente de Lanús en diálogo con este portal.
 
 
-¿Cómo se está desarrollando las ultimas semanas de campaña desde Juntos? 

Cómo siempre la expectativa es ganar, estamos confiados de que podemos obtener los resultados de las PASO. Nos hemos propuesto tener una campaña preparada y programada para que todos los que forman parte de la misma sepan qué tienen que hacer. Eso se viene cumpliendo muy bien. El "Colo" Santilli y todos los candidatos tienen actividades todos los días y en todos lados.

-¿Qué está viendo en las recorridas en los barrios?

Veo una necesidad de parte del vecino de que los dirigentes escuchemos sus necesidades y que consecuentemente le hagamos propuestas concretas para la solución de esos problemas. La gente está harta de escuchar políticos que se chicanean entre si o de escuchar criticas al eventual adversario en lugar de propuestas. El "Colo" desde el principio tiene propuestas muy concretas, al limite de tener proyectos de ley redactados: se trata de llevar ideas y candidatos a diputados y senadores provinciales que después lleven adelante esas propuestas. Viendo y escuchando al vecino vamos comprobando que hacen mucho sentido el tipo de campaña que diseñamos.

-Las dos listas se unieron. ¿Creen que se va a fidelizar el voto de Juntos?

Lo que yo veo y escucho es que entre la gente del Pro y los radicales no hay ideas diferentes respecto al sueño de país que tenemos. La estrategia que nos planteamos y los valores que tenemos. En eso coincidimos, no tuvimos que hacer grandes esfuerzos para amalgamar ambas listas al momento de unirlas. Lo que teníamos eran diferencias tácticas, que fueron resueltas por la gente. Ahora las listas se han entremezclado y somos uno solo con esos valores que tenemos y creemos. Dependiendo los requerimentos de cada distrito van juntos o separados.

-¿Dónde va a ser el cierre final de la campaña?

Estamos conversando eso todavía, yo creo que va a ser un cierre muy parecido al de las PASO. Estamos viendo los detalles, será el próximo jueves, antes que comience la veda.

-A usted puntualmente se le suma una campaña nueva, al finalizar esta, que tiene más que ver con la pasión: la campaña para la gestión del Club Independiente 

Así es. Independiente viene pasando un proceso bastante feo, no solo por lo futbolistico, que en definitiva es una consecuencia de muchos años de malas gestiones que no han atendido una problemática más de fondo de una institución como Independiente. Hay muchas cosas que tienen que ver con las marcas, el deporte, la instalación internacional y muchas cosas que si se hacen bien traen como resultado éxitos deportivos. El último tiempo hemos estado hablando con Cristian Ritondo, con Kike Saco, se sumó Fabián Doman, tomamos experiencias de agrupaciones y dirigentes que han estado en el pasado en el club. Fuimos sumando y los últimos días estuvimos trabajando en el armado de una lista opositora donde en principio el trinomio sería Doman, Marcone y yo, que podría ser vicepresidente primero. Los goles se gritan cuando la pelota entra en el arco y los partidos se festejan cuando se terminan, asique habrá que esperar. Estamos convencidos de que podemos encabezar un proceso que lleve a independiente a lo que viví de más joven que recuerdo con mucho cariño.

-Sería una lista de unidad bastante fuerte que nuclea varios sectores.

Así es, el núcleo de todo esto lo empezamos a hacer con Cristian Ritondo con quien nos une una amistad de muchos años de estar en política juntos, de compartir palco, de ir en familia a ver los partidos. Luego fuimos sumando, muchos quieren aportar pero no pueden; yo mismo voy a estar limitado por mis tiempos, por eso la idea es que en los cargos ejecutivos haya gente que pueda dedicarse 100% a esto, como puede ser Fabian Doman para Presidente, Cristian Urreli como tesorero, que es un tema que estamos hablando, Seoane. Independiente no puede ser una cuestión de part time.



-¿Cómo ve la elección del próximo domingo, pensando puntualmente en Lanus?

La lista del nacional ganó por un pequeño margen y en concejales ganó el Frente de Todos por poco también. Está todo dentro del margen pequeño. T9omando como ejemplo las PASO anteriores y las generales anteriores nosotros perdimos por 14 puntos y después ganamos por 6, por lo que el trabajo que estamos haciendo, con una afluencia de votantes mayor al de las PASO, seguramente vamos a revertir ese resultado a nivel local. Nos tenemos confianza y la verdad que tenemos fe.

-¿A qué le atribuye que Juntos haya sumado muchos votos en distritos y barrios que generalmente son votos peronistas o de clase más baja?

La sensación que tengo es que hoy no hay ningún espacio dueño de los votos de nadie. Puede ser algo marginal en los extremos, pero hoy el vecino lo que está buscando con desesperación es dirigentes que realmente se aboquen a la solución de sus problemas. Nosotros hemos construido una relación importante con los vecinos de Lanus, a partir de hacer cosas para la gente. Me parece que hoy la política se va alejando de la defensa de un color partidario para buscar las defensas de un pragmatismo de las necesidades de la gente en situaciones que realmente son acusiantes. Hoy tenemos un incremento enorme de la pobreza, hay muchisima gente sin trabajo y a una persona de edad media con dos hijos que de golpe se quedó sin trabajo, por más que sienta una pertenencia histórica a un color político si la oferta no lo satisface o si le parece que el relato que le hacen es más de lo mismo, va a cambiar. La gente necesita ver una luz al final del tunel.


-¿Es algo que se expande del "populismo berreta", como dijo usted alguna vez?

Te explico lo que quiero decir con populismo berreta: para mi es la dirigencia que reparte lo que no tiene; que promete lo que sabe que no va a tener y que se basa en el relato. Como todo relato que no tiene sustento real, al final del día fracasa y el vecino dice "otra vez me engañaron". Entonces a mi me parece que estamos en esa situación. Hay mucha gente que se siente defraudada del gobierno o de la política en general, porque hace años que no les solucionan los problemas. La importancia de tener soluciones realmente completas y factibles, nosotros acá en Lanús tenemos un librito amarillo que usamos como plataforma en 2015, y más del 80% de las cosas que prometimos las cumplimos; y las que no se han cumplido, que es el caso del metrobus, en realidad es porque los vecinos nos pidieron no hacerlo. Ya que hablamos de eso, yo distingo mucho el peronismo del kirchnerismo: no es lo mismo el peronismo doctrinario de Perón, que es el que se ve en gente de entre 40 y 60 años que vivieron otras épocas y que realmente son peronistas de corazón y razón; que el kirchnerismo, que es otra cosa.

-¿Cómo se sale de esta situación que está viviendo la gente, con problemas económicos y sociales?

Una de las cosas que necesita la Argentina es bajar los impuestos, porque si no bajamos impuestos no le vamos a poder vender nada al mundo. No se puede sacar el IVA de la noche a la mañana porque quedaría desfinanciado el gasto público. Lo que hay que hacer es bajar el gasto público en aquellos lugares que se pueden bajar, como por ejemplo los subsidios a la electricidad, que se pueden direccionar y cargar más a los que más pueden pagar y a los que menos castigarlos menos. Hoy eso es tecnológicamente factible. Lo mismo con el gasto laboral, bajar el costo laboral no es echar gente o qeu el asalariado gane más, sino que todos los costos que se van por intersticios legales o gremiales no estén más. Eso también se puede hacer. Si nosotros logramos empezar a trabajar esas ideas y se pueden ir implementando y la gente ve que eso es bueno, va a dar el tiempo suficiente para que eso, va a dar el tiempo suficiente para hacer reformas mucho más estructurales que requieren más tiempo pero que generarían un circulo virtuoso de cara a un país mucho más estable. A partir de ahí, las inversiones que tanto necesitamos empezan a venir y cuando vengan las divisas podemos importar mejor los insumos. Pero el Estado tiene que mandar señales de que viene un cambio. Hoy tenemos que lograr transmitir que somos creibles de que somos capaces de cambiar esta tendencia hacia el pobrismo que ha generado este gobierno, como dice Pichetto.

¿El pobrismo es un problema de la democracia? 

No, claro que no. Desde que el ser humano vive en sociedad no ha aparecido nada mejor que la democracia, el pobrismo no es culpa de la democracia, sino de malos gobiernos. Como digo siempre, la política no es mala, en todo caso habrá malos políticos. Esto es lo mismo. La política es necesaria, entendiendola como un ámbito de discusión y de soluciones para la gente, donde no todos pensamos igual y eso está bien, pero tenemos la capacidad, la convicción y la actitud de ponernos de acuerdo en un punto central que termina siendo un buen resultado para la gente. Las palabras democracia, republica, política, etc, son buenas. Lo que pasa es que están mal usados o mal implementados.


De acuerdo al resultado de las PASO, es muy factible que Juntos gane a nivel nacional y provincial ¿Qué pasaría si el gobierno convoca a la oposición al diálogo como viene diciendo? ¿Qué actitud debería tomar la o´posición, teniendo en cuenta que gana la elección y que tiene que salir a ayudar a un gobierno que no lo ha escuchado?

Yo acabo de decir que la política es búsqueda de consensos. Dicho esto, en la situación que estamos, para sentarse a hablar, hay que preguntarse para qué; con quién nos reunimos en términos de capacidad y ganas de cambiar las cosas. Porque si uno no sabe con quien se sienta y para qué se sienta no vale la pena. Yo, y esto es subjetivo, tampoco veo al oficialismo en una postura y una actitud de negociar algo. Si nos llaman solamente para utilizar y confrontar, o para decirle al vecino "miren, los llamamos a dialogar, pero como no hacen lo que nosotros queremos los malos son ellos", como yo creo que es probable que sea porque es la actitud que siempre toma el kirchenersimo, es muy difícil sentarse a negociar. Yo creo que argentina necesita un consenso político amplio, más allá de quién gane las elecciones. Las reformas que Argentina necesita requieren un consenso muy amplio y sin ese acuerdo no se puede salir adelante. En el mundo hay ejemplos de que eso se puede lograr, como el pacto de la moncloa, que los sacó a los españoles del gobierno de Franco y los más democratas. Hoy que hay que bajar el gasto público nadie lo duda, salvo algunos dogmáticos del gobierno. Sinceramente me cuesta creer que haya un llamado sincero del gobierno para una búsqueda de políticas públicas de largo plazo a la oposición.