RESOLUCIÓN
27/10
Berni convocó a policías retirados para que vuelvan a las calles a patrullar
A pocos días de las elecciones y en medio de la preocupación por hechos delictivos, el Ministro de Seguridad dio la orden que afecta a más de dos mil efectivos jubilados.
El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, firmó una resolución en la que ordenó a los policías bonaerenses retirados que vuelvan a las calles a prestar servicio. Se estima que, en principio, sean poco más de 2000 agentes afectados a la nomartiva.

A través de la resolución 2021-1737, el Ministerio resolvió “convocar a prestar servicio obligatorio al personal policial en situación de retiro activo perteneciente al Escalafón Suboficiales y Tropas (…) en el marco de la emergencia declarada en materia de seguridad pública en los términos de la Ley 14.806, prorrogada sucesivamente”.

Asismimo, en el segundo artículo de la resolución se establece que “los efectivos convocados” recibirán “la suma equivalente al cincuenta por ciento” del sueldo total, mientras que en el siguiente punto se aclara que “el personal policial percibirá el cien por ciento de su haber de retiro acordado oportunamente”.

Entre otros aspectos, se da “intervención a la Auditoría General de Asuntos Internos a fin de informar si el personal se encuentra imputado en el marco de causas administrativas en instrucción y/o pendiente de resolución”, como así también se instruye “a la Superintendencia de Policía Científica a presentar informes de antecedentes penales del personal retirado”.

En tanto, la Jefatura de Policía será la encargada de “notificar al personal comprendido en la convocatoria a prestar servicio obligatorio”, mientras que distintas subsecretarías estarán a cargo de verificar las aptitudes psicofísicas, la aptitud e idoneidad de los efectivos convocados, y el correspondiente “suministro de armamento, uniformes y equipos”.

De esta manera, en el marco de la emergencia de seguridad y la preocupación de la población por los hechos delictivos, Berni decide poner toda la carne al asador a pocos días de las elecciones con el objetivo de bajar el índice de delitos.