CURIOSIDAD POLíTICA
06-10-2021

Elecciones en la UNMdP: nacen los “lilitos K” de la mano de Abruza

El referente de la Coalición Cívica apoya activamente la candidatura de Daniel Antenucci, promocionado por el kirchnerismo.

Elecciones en la UNMdP: nacen los “lilitos K” de la mano de Abruza - La Tecla

Vía La Tecla Mar del Plata

La política universitaria muchas veces no sabe de las alianzas y rivalidades que marcan el territorio de la política nacional. El juego de ajedrez que se despliega ante cada elección de autoridades arroja perlitas y que la que se desarrollará este mes para designar al próximo rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata no está exenta de ello.

Y las novedades llegan desde la estratégica Facultad de Derecho, base principal del radicalismo y desde donde aporta a la candidata a vicerrectora del acuerdo con el socialista Alfredo Lazzeretti, Silvia Berardo, la actual vicedecana de la Unidad Académica de 25 de Mayo.

Allí, el parlamentario del Mercosur por Juntos por el Cambio y referente de la Coalición Cívica, Armando Abruza, es uno de los activos promotores de la candidatura del rival de Lazzeretti, Daniel Antenucci, la apuesta moderada del kirchnerismo para lograr la conducción de la Universidad. Desde la Agrupación Universitarios, donde coincide con el abogado penalista Fernando Herrera, a Abruza se lo ve movedizo en la junta de avales para la candidatura de Antenucci, actual vicerrector.

Profesor de la cátedra de Derecho Internacional Público, el exdiputado provincial Abruza conoce al dedillo la política de la Facultad, donde fue candidato en reiteradas ocasiones y desde donde llegó a ser vicerrector de la Universidad.

El abogado fue noticia en noviembre del año pasado cuando asumió como Parlamentario del Mercosur tras la renuncia de Mariana Zuvic. Por ese entonces, también fue designado por el presidente Alberto Fernández para integrar el Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos correspondientes. Un antecedente que hoy se vincula con el apoyo a la candidatura kirchnerista, en lo que muchos ya bautizan como el nacimiento de los “lilitos K”.