EN LA PROVINCIA
04/09
Casi un millón de trabajadores de la "economía popular", otro dolor de cabeza para Kicillof
En territorio bonaerense crece el número de personas que desarrolla su actividad laboral bajo condiciones precarias. La falta de empleo registrado es uno de los grandes problemas que debe resolver el Gobierno y hasta ahora no brinda soluciones.
La situación económica es una de las principales preocupaciones de la población y será un elemento que evaluarán en estas elecciones legislativas. En la provincia de Buenos Aires, la desocupación y la pobreza hacen estragos. Un informe oficial indicó que hay casi un millón de trabajadores de la "economía popular" en territorio bonaerense. Los motivos por los cuales implica un dolor de cabeza para el gobernador Axel Kicillof.

Los datos surgidos del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNaTEP) marcaron que existen 2.830.520 personas en todo el país que desarrollan su actividad bajo condiciones de precarización laboral. Un sector forma parte de organizaciones sociales y otros realizan su labor por su propia cuenta.

En la provincia de Buenos Aires se constató que hasta agosto de 2021 se inscribieron 952.389. Los mismos se encuentran en condiciones laborales en las que carecen de los derechos que gozan quienes se encuentran registrados bajo convenio colectivo de trabajo. 

Mientras tanto, el informe publicado a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, dio a conocer que como contrapartida en la Provincia existen 1.852.188 de asalariados privados (según las cifras dispuestas por el Sistema Integrado Previsional Argentino- SIPA).




Asimismo, el territorio conducido por Kicillof posee el 35,6% del total nacional, seguido por Tucumán (6,2%), Santiago del Estero (6,1%), Salta (6,1%) y Chaco (5,8%). De esta manera, se transforma en un problema que urge resolver para quienes están al frente de la gestión provincial.

En el desagregado, del total de trabajadores precarizados registrados en la Provincia hay 331.055 en Servicios Socio Comunitarios. Asimismo, un alto porcentaje trabaja en comedores y merenderos comunitarios que ponen en pie las organizaciones sociales en los barrios más postergados.

Le siguen quienes están en Servicios Personales y Otros oficios con un total 235.291 (trabajadoras domésticas, peluqueros, mecánicos, herrerros, etc.); Comercio Popular y Trabajos en Espacios Públicos 106.342 (vendedor ambulante, feriante, entre otros); Construcción e Infraestructura social y mejoramiento ambiental 76.319.





Estos números reflejan el alarmante índice de pobreza y desocupación registrado en el Gran Buenos Aires. Según los últimos datos del Indec, la primera variables llega al 51% y la segunda al 11,9%.

Además, tales indicadores muestran los bajos niveles de ingresos salariales que posee uno de los sectores más golpeados por la crisis económica. Sumado a la escalada inflacionaria, forman un combo que se expresan en un incremento de la conflictividad social a través de manifestaciones masivas encabezadas por movimientos sociales que reclaman por acceso al trabajo y salarios que no pierdan contra la suba de precios.

Por ese motivo, el gobernador Kicillof deberá afrontar una problemática seria a resolver en medio de exigencias elementales para amplias capas de la población. 


Los números de los trabajadores de la economía popular a nivel nacional

El Diagnóstico y perspectivas de la economía popular de agosto 2021 señaló que de 2.830.520 trabajadores y trabajadoras en condiciones precarias, el 57,4% de esta población son mujeres y el 42,6% varones.

"La feminización del sector de la economía popular contrasta notablemente con la masculinización de la población trabajadora del mercado laboral asalariado privado, registrado por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) donde las mujeres representan sólo el 32,9%", detalló el informe.

Además, en relación a la distribución etaria, "el 64,2% de los/as trabajadores/as de la economía popular tiene entre 18 y 35 años. Esto habla de una población marcadamente joven en la cual el promedio de edad es de 33 años".