LA TECLA PATAGONIA
16/07
Cristóbal López: el nuevo armador del peronismo chubutense
El empresario se metió de lleno en la vida política provincial y durante estos tensos meses previos a la conformación de las listas, jugó de ordenador. Su buena llegada al Instituto Patria y el carácter nacional de esta elección favorecieron su intervención

Por Mariela Branda

El empresario de medios y del juego,  identificado con el kirchnerismo, Cristóbal López, viene trabajando muy fuerte en el armado del peronismo chubutense. La constitución del Frente de Todos y la unidad de cara a las PASO, son su principal tarea desde hace unos meses. Nadie se lo pidió, pero llegó para hacer base concreta en una provincia donde el kirchnerismo más puro no estaba del todo instalado. Hoy, es el nexo entre los referentes locales y el Instituto Patria. 

López siempre estuvo metido en la política local aunque no tan abiertamente. Durante su causa judicial y su posterior detención estuvo fuera de los medios y redes. Tras lograr su libertad y con otros aires en el sillón presidencial, comenzó una embestida en redes muy fuerte contra el macrismo. Y, de a poco, fue metiéndose cada vez más en el armado del dinamitado peronismo en la provincia de Chubut. No tiene buena relación con Mariano Arcioni, con quien estuvo vinculado hace muchos años desde lo comercial. Arcioni ofreció sus servicios de escribano en algunas operaciones de López en el pasado pero hoy sus caminos se distanciaron a pesar de que a nivel nacional el Frente de Todos está integrado por Sergio Massa,  referente del Gobernador. 



López tiene un vínculo estrecho con la provincia. Si bien nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,  pasó su infancia y gran parte de su vida en la localidad de Rada Tilly, donde reside su familia. Además, tiene campos en diversas zonas de la provincia que visita asiduamente y conserva algunos emprendimientos comerciales en Comodoro Rivadavia. 
El polifacético empresario siguió siempre muy de cerca todo lo que ocurría en su territorio. Más allá de las causas judiciales y la detención que debió sufrir durante el gobierno de Mauricio Macri, quienes lo conocen aseguran que López nunca dejó de trabajar pensando en la política, lo que verdaderamente le apasiona desde muy chico. La irrupción de López en los últimos meses estuvo ligada en un principio al dominio territorial, que la zona sur y específicamente Comodoro, marque el paso ante el crecimiento de figuras con fuerte raíz en la zona del Virch. 

En este trabajo para levantar el perfil que comenzó hace algunos meses se expresó en temas de agenda en la provincia como el debate por la zonificación minera. Manifestó su postura en contra del desarrollo de la actividad mediante un comunicado titulado "minería: no regalemos los recursos de los chubutenses". 

En este sentido aseguró que el debate "se presentó con una falsa antinomia que no nos permitió discutir lo verdaderamente importante, que es el desarrollo de nuestra querida provincia". En tal sentido, López remarcó que "lo que tenemos que discutir de fondo es qué le aporta a la provincia en términos económicos el desarrollo de un emprendimiento minero". 

Luego de repasar algunos números posibles respecto de los ingresos por regalías, el empresario remarcó que "la discusión debe ser por las condiciones en las que se va a realizar la práctica minera y, fundamentalmente, por cual es el beneficio para la provincia", y no dudó en afirmar que "la aplicación de una ley de este tipo no haría sino agravar las condiciones económicas y financieras de la provincia". 

López confesó no conocer "los motivos que llevaron a impulsar una ley que desprotege de esta manera a nuestros recursos naturales", al tiempo que remarcó que "aún estamos a tiempo de corregir este error". 
 
En el plano partidario, el hombre ocupó, el lugar del armador, de constructor,  una figura que no estaba bien definida. La intervención de empresario en la vida política del peronismo no es nueva en Chubut pero hasta la irrupción de López, la participación no era tan decisiva. Un claro ejemplo es el caso de Aidar Bestene, dueño del grupo Jornada que integra las filas peronistas desde hace años. Hay otras figuras del mundo empresarial que tienen implicancia pero ninguna ha logrado el protagonismo actual de López, quizás sea por su reconocimiento a nivel nacional y sobre todo en las huestes kirchneristas. 

El dueño de Oil comenzó hace unos meses a fomentar encuentros entre los dirigentes del peronismo de diversos sectores para ampliar la conformación y el diálogo. Tiene una especial relación con el presidente del PJ, Carlos Linares, a quien apoya como precandidato a Senador pero esa relación no le impidió convocar a otros actores importantes que no tienen simpatía con el comodorense del partido. Algunos ejemplos son Nancy González, mano derecha de Cristina Kirchner en el Senado; Julián Leunda, asesor presidencial; el mismo vicegobernador, Ricardo Sastre; el sector de Gustavo Mac Karthy en Trelew, entre otros. La exdiputada Florencia Papaiani, sería una de sus favoritas para encabezar la nómina de Diputados. Y esa propuesta el propio López la habría llevado al Patria, donde no tenían registrada a la dirigente del Valle.

López arrancó haciendo base en Comodoro, con reuniones y acuerdos entre la dirigencia local para luego ampliar la convocatoria al Valle, Vich y Cordillera con referentes de todos los espacios. Lo que empezó siendo algo con el peronismo local, es hoy una mesa mucho más amplia donde están sentados casi todos. Incluso hasta los ordenó. López le imprimió a la dirigencia local – que era bastante desbocada y eso generaba más internas- un ritmo hasta para dar declaraciones. La orden es que hasta el 24 que se presenten las listas, nadie puede hablar, ni generar internas. Quieren evitar la dispersión del voto peronista con enfrentamientos internos, algo que ya le ocurrió en las elecciones pasadas. 

“Cristóbal siempre estuvo metido en la vida política chubutense y en el peronismo de Comodoro sobre todo. Lo que pasa, es que veníamos tan dispersos que encontró la veta para meterse como ´ordenador´ y le funcionó”, reconoció en diálogo con La Tecla Patagonia una fuente del justicialismo.  Y agregó: “No te extrañe que el día de mañana sea candidato. La política es el sueño de López desde pibe”. 

Otro de los integrantes del PJ consultados no dudó en señalar que la injerencia de López se da en esta elección por tratarse de cargos nacionales. “Cristóbal tiene una buena llegada en el Instituto Patria y sabemos que estas listas se definen ahí”. En este aspecto señaló que posiblemente cuando se juegue lo provincial su rol quede más desdibujado. 

No cae en gracia en todos los sectores del peronismo este sorpresivo protagonismo del polifacético empresario vinculado al kicherismo por lo que habrá que ver si en los próximos meses, pasada la elección su rol sigue siendo activo y aceptado como durante este tiempo. 

Del pibe de los pollos a mega empresario 

En Comodoro y Rada Tilly, Cristóbal es más que conocido. La gente consultada asegura que era un pibe de barrio, hijo de inmigrantes españoles que tras un paso fugaz por la ciudad de Buenos Aires, decidieron radicarse en el sur y se dedicaron a la forrajería. Una familia trabajadora, no sobraba nada. 

A los 15 años mientras cursaba sus estudios secundarios, López arrancó con una camioneta que le regaló su padre a vender pollos y verduras. A esa edad aproximadamente conoció a quien luego sería su esposa, Muriel Lucía Sosa, prima del exgobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo. Con ella tuvo a sus dos hijos, Cristóbal Nazareno y Emiliano ( reconocido piloto de automovilismo) . La pareja se divorció en 2013. 

Tras la muerte de sus padres, tomó el mando del negocio familiar y lo fue ampliando hasta conformar su primera empresa: Transporte Cristóbal López SRL. 

Su crecimiento económico más fuerte ocurrió durante la década de los ’90 cuando logró hacerse cargo de las concesionarias Scania y Toyota en la Patagonia, conformando Clear SRL. Luego expandió el rubor y se hizo cargo de la gestión del Casino de Comodoro Rivadavia; también el transporte de pasajeros mediante la empresa Indalo en Neuquén y también se expandió hacia el negocio de olivos mediante la empresa Promet S.A. 



En 1999 quedó conformado oficialmente el grupo Indalo, donde se concetraron todas sus empresas pero además se expandió hacia el rubro petrolero mediante la creación de Oil M&S; Oil Contrucciones y Oil Combustibles. 

Ya en la etapa del kirchnerismo, López amplió aún más su poderoso grupo abarcando los medios de comunicación. En 2012 le compró a Daniel Hadad, Radio 10 y C5N.Un año después, le compró a Marcelo Tinelli la productora Ideas del Sur y más tarde (2015) adquirió el 65% del paquete accionario de Ambito Financiero. 

“Ahora recuperamos la libertad, el segundo paso será recuperar el manejo de las empresas. Cuando tengamos el manejo de las empresas, pagaremos todo lo que debemos“, dijo Cristóbal López horas después de ser liberado del penal de Ezeiza, el 8 de octubre del 2019, donde estuvo preso en el marco de la causa “de los Cuadernos”.

Al mismo tiempo que se mete en política, intenta recuperar el control de su imperio. 
Y en esto también está. Por un lado, mantiene un juicio penal contra el expresidente Mauricio Macri por la supuesta quiebra del Grupo Indalo. Y, por otro lado, avanza ante la justicia comercial en el levantamiento de la quiebra de sus empresas y se inicie un procedimiento que permitiría cancelar sus deudas.