ELECCIONES 2021
08/07
Se recalienta la interna y peligra la unidad de los bloques de Juntos por el Cambio
La tozudez de Larreta hace cada vez más posible la puja entre dos o más listas en la alianza opositora. Las negociaciones por la lista de unidad están estancadas, y ahora se suma un nuevo elemento de presión: romper los bloques en la Legislatura.
“No hay reciprocidad en la alianza”. La frase ya es un mantra en el radicalismo, que insiste en buscar una lista de unidad con Facundo Manes a la cabeza. “Horacio Rodríguez Larreta entró a la Provincia a las patadas y mostró torpeza”, acaba de declarar Joaquín de la Torre. “Queremos bonaerenses”, repite con insistencia Jorge Macri quien acaba de lanzarse con un spot polémico en el que busca distanciarse de Mauricio y su mala imagen.

Más allá de las conversaciones entre el intendente de Vicente López y el Jefe de Gobierno porteño, en la búsqueda de cerrar filas en el Pro y disimular la grieta interna del partido, las negociaciones con el resto de los socios en Juntos por el Cambio están estancadas. En ese contexto, la interna en la alianza opositora escala en temperatura y empieza a tener un final impredecible, con una amenaza latente de ruptura en la provincia de Buenos Aires. 

Lo más probable, aun cuando se compita electoralmente con más de una lista bajo el mismo sello, es que la sangre no llegue al río. A nadie le conviene que la oposición estalle en mil pedazos, pero hay posiciones personales que alteran el orden y aumentan el riesgo de divisiones hasta ahora impensadas. 

“La unidad se construyó con el conjunto, pero ahora parece que a un sector del Pro le importa más lo propio que el conjunto y el resto va a reaccionar”, advierte una voz de peso del radicalismo. Desde el centenario partido subieron los decibeles de las declaraciones en las últimas horas, con cañones apuntados a la decisión de María Eugenia Vidal de competir por la Ciudad y, fundamentalmente, a la intransigencia que muestra Horacio Rodríguez Larreta en la búsqueda de imponer la candidatura de Diego Santilli en la Provincia.
 
A 15 días del cierre de listas, Juntos por el Cambio vive un candor que no vivió desde la creación de la alianza allá por 2015, cuando se bautizó Cambiemos. Para su proyecto presidencial, Larreta asegura que necesita tener una cara propia encabezando la Provincia, sostiene que Elisa Carrió y Jorge Macri tienen piso y techo en el electorado bonaerense y propone a Santilli como la mejor opción. Pero la aparición de Facundo Manes y su confirmación de que quiere estar en una boleta, puso a la UCR en otra posición.

“Si Larreta no acepta que Facundo es el mejor emergente quiere decir que le importa más su proyecto personal que el del conjunto. Entonces, si todos los demás actores de la coalición se dan cuenta de esto, ¿por qué van a trabajar en función de un proyecto personal y no en función de del conjunto y no de sus propios intereses?”. Lo dice un radical. Lo ratifican cerca de De la Torre. Lo reafirman en el monzoísmo. Lo avala Jorge Macri.

La advertencia va mucho más allá. Si el Pro no afloja en su intención de ser socio mayoritario con derecho a todo, relegando a los demás sectores al servicio del partido amarillo, la coalición opositora corre serios riesgos de permanecer como hasta ahora. Más allá de un pequeño quiebre en diputados, siempre se le reconoció a Juntos por el Cambio haber sostenido la unidad que, por ejemplo, le permitió sostener la mayoría en la Cámara de Senadores. Hoy, eso también entra en conflicto.

El radicalismo presiona para que Manes sea la cabeza de lista de la unidad. De lo contrario, aseguran que van a la interna. Pero ya nadie garantiza que todos los sectores permanezcan bajo una misma sigla en la Legislatura. 

Los pases de factura a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta se escuchan cada vez con más frecuencia. A ella se le reprocha haber abandonado la Provincia. A él querer imponer un candidato que no encuentra consenso. Como dijo De la Torre en la entrevista con La Nación: “El equipo titular va a jugar el partido más fácil y el suplente va a jugar el más difícil. Claramente el Pro debe revisar su toma de decisiones”.

En la Legislatura aparecen cuestionamientos que hacen tambalear la paz interna de los bloques. Un ejemplo: “La coalición sostuvo al Procurador, que es de Vidal, pero si todos empezamos a darnos cuenta que solo importan los intereses de Vidal, Macri o Larreta, ¿para qué vamos a sostener la unidad de los bloques cuando cada uno va a buscar su propio beneficio por encima del conjunto”.

Así están las cosas por estas horas. Mientras tanto, el radicalismo, el peronismo republicano, el sector que responde a Emilio Monzó y espacios que incluso no forman parte de la alianza hasta el momento, como el de Margarita Stolbizer, parecen cerrar filas detrás de la candidatura de Manes.

Se especula, incluso con la posible lista si finalmente se truncan todos los intentos de consensuar una sola nómina. Facundo Manes, Margarita Stolbizer, Emilio Monzó es un trinomio posible, con De la Torre también en esa boleta o como cabeza de la primera sección.