ELECCIONES 2021
24/06
El radicalismo bonaerense se planta y suma tensión en Juntos por el Cambio
Con la figura de Facundo Manes como estandarte piden que si se llega a una lista de unidad sea encabezada por el neurocirujano; de lo contrario van a la interna. Conversaciones con otros sectores y quejas porque el Pro quiere ser siempre el dueño de la pelota.
Juntos por el Cambio vive sus horas más tensas y, aunque todos los sectores que componen la alianza opositora prometen trabajar por la unidad, hay disidencias que hasta podrían poner en riesgo la continuidad del bloque, lo que significaría la mejor noticia para el oficialista Frente de Todos. Es que más allá de la interna palaciega del partido amarillo, ahora la Unión Cívica Radical se planta desde la posición que le otorga tener un candidato competitivo.

Las tensiones, por estas horas, son fundamentalmente dos. Por un lado la interna por el liderazgo entre Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta; y por el otro la tozudez del Jefe de Gobierno porteño que quiere imponer un candidato sin cerrar con todos los demás sectores. 

Con María Eugenia Vidal autoexcluida de la competencia electoral de la provincia de Buenos Aires los amarillos se quedaron sin la figura indiscutida a la que nadie le iba a pedir competencia interna, ni le discutiría el primer escalón de la nómina. Además abrió la puerta a que haya más de un aspirante, tanto dentro del Pro como afuera.

La irrupción de Facundo Manes le permite a la UCR plantarse desde una posición menos sumisa a la que tuvo en los cuatro años de Cambiemos y en los dos primeros de Juntos por el Cambio. Sencillamente, los boina blanca dicen que sin Vidal en la cancha el mejor jugador para capitanear el equipo lo tienen ellos. Quieren que si se llega al consenso y hay lista de unidad , sea el neurocirujano quien la encabece. Sin embargo, el partido fundado por Mauricio Macri no quiere ceder por nada ese casillero.

La interna del Pro entre el larretismo, que quiere imponer a Diego Santilli, y el macrismo, que se encolumna detrás de Jorge Macri, se lleva todos los flashes, pero es solo una parte de la foto. Ir a las PASO para que la sociedad dirima cuál considera que es el mejor candidato para capitanear la nómina en las elecciones generales podría ser la mejor salida, siempre y cuando no haya un tercero que amenace con derrotar a los dos en la lucha interna. Y esa amenaza ahora está.

El Pro no se puede permitir el lujo de ir con dos candidatos a las PASO para que sean derrotados por la lista que regenteará el radicalismo. Incluso, en el escenario actual nada le garantiza a los amarillos alzarse con la victoria interna en las Primarias aunque vayan con un solo candidato.  Pero pese a eso persisten en la negativa de dejar que otro partido de la alianza se cuelgue la cucarda del primer postulante.

“Manes mide más que Santilli y que Jorge Macri”, torean desde la UCR; y aseguran que están dispuestos a ir a la competencia interna si no se llega a una lista de consenso encabezada por el neurocirujano. “Ellos quieren una coalición sin reciprocidad. Es decir, cuando están mejor quieren encabezar pero cuando están peor también quieren encabezar. Y así no es”, reflexionó ante La Tecla un dirigente de la UCR al tanto de las negociaciones. 

“Esta situación de que ellos quieren encabezar sí o sí llena de tensión a la coalición”, subrayó la misma fuente. En ese sentido resonaron fuerte las palabras de Maximiliano Abad en la reunión de anoche de la mesa de Juntos por el Cambio. En su primera participación en ese plenario (al que también se sumó Jorge Macri), el flamante presidente del Comité Provincia de la UCR dijo que “a la unidad no hay que darla por sentada. La unidad se trabaja todos los días”. Una advertencia ante el capricho del Pro de buscar consensos pero bajo la condición de que el primer lugar le pertenece.

También desde la UCR bonaerense plantean que las decisiones electorales de la Provincia debieran ser tomadas en la mesa provincial de Juntos por el Cambio, en la que no están ni Larreta un Macri, y no en el plenario nacional.

Por otra parte, el radicalismo busca aliados dentro y fuera de la alianza para sumar músculo a la posible oferta electoral para las PASO de Juntos por el Cambio. La candidatura de Facundo Manes podría acercar a espacios como el de Margarita Stolbizer, que ya mostró interés en acompañar una oferta electoral comandada por el médico oriundo de Quilmes y criado en Salto. 

Además hay un operativo seducción hacia otros espacios internos de Juntos por el Cambio, como el que comanda Emilio Monzó, quien también quiere ir a la competencia interna pero no descarta sumarse a otros sectores que compitan contra “un candidato importado”. El expresidente de la Cámara de Diputados de la Nación sostiene que “los candidatos deben tener experiencia en la Provincia”, y además celebró que el radicalismo vuelva a aparecer con una opción fuerte para concurrir a las urnas. 

En las charlas de todos con todos también se han cruzado llamados con Jorge Macri. El intendente de Vicente López se opone a la candidatura de Santilli, pero sabe que no hay lugar para una interna de tres, y en ese caso, desde la UCR no descartan que pueda apoyar esa línea interna si Larreta no cede en su intención de que Santilli sea el cabeza de lista. De todos modos, esta posibilidad choca con el alineamiento partidario que Mauricio Macri le pediría a su primo en caso de zanjar las diferencias con Larreta. Algo de eso se charló en la reunión que los Macri y Patricia Bullrich mantuvieron el lunes.