ELECCIONES 2021
21/06
El oficialismo buscará dar buenas noticias económicas porque con la vacuna no alcanza
Frenar la inflación, asegurar paritarias por encima de la suba de precios, y el anuncio de un paquete de medidas para la clase media y las Pymes es lo que el Gobierno prometerá en la campaña electoral
“Con la vacuna pasa como pasaba con Cristina en 2019. Con ella no alcanzaba y sin ella era insuficiente”. Un funcionario nacional graficó de ese modo el efecto que tiene en la opinión pública la ahora sí aluvional campaña de vacunación contra el Covid 19. Las encuestas son categóricas al respecto, y la preocupación por la situación económica supera con creces el rédito del esfuerzo por conseguir que la mayoría de los habitantes estén inmunizados.

La vacuna es tomada por la sociedad como un derecho adquirido, algo que el Estado debe garantizar, como el agua potable, sin que por ello se le deba una felicitación. En ese contexto, el Frente de Todos pude tener algún rédito por la campaña de vacunación, pero para nada puede ser el único leitmotiv de la campaña electoral para las elecciones legislativas. Por ello apuntará fuerte a dar “buenas noticias económicas”, según afirman fuentes de la Casa Rosada.

“Siempre dijimos que este año tenía tres ejes: la unidad del espacio, garantizar las vacunas y la recuperación económica. Lo primero está prácticamente asegurado; lo de las vacunas viene muy bien y ya se alcanzó el ritmo que esperábamos; ahora viene lo económico, que tampoco es frácil porque seguimos en un contexto de pandemia”, le dijo a La Tecla el habitante de uno de los despachos de Balcarce 50.

La campaña no dejará de resaltar los esfuerzos del Gobierno para conseguir vacunas, pero es clave dar señales concretas que hagan recuperar el poder adquisitivo de los ciudadanos. Uno de esos puntos es, como anticipó el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, garantizar que las paritarias salariales se ubiquen por encima de la escalada inflacionaria. 

La semana pasada, Cafiero dijo que “Argentina hace tres años que no crece y este va a ser un año en el que vamos a crecer; y nosotros no podemos permitir que ese crecimiento se vaya por la canaleta de los precios. Trabajamos para que los salarios le ganen a la inflación, para ir recuperando el salario real y la demanda”.



Además señaló que “no hay posibilidad de recuperación sin consumo, sin herramientas de política pública y sin paritarias por encima de la inflación. Lo que buscamos es una recuperación real y allí el Estado tiene que hacer cumplir las normas para cuidar la mesa de los argentinos, como hacemos con la ley de abastecimiento o con sanciones a empresas que incumplen acuerdos”. Esta ecuación, de todos modos, supone otra puja importante con los empresarios, que demandan salarios equiparados pero no por encima del aumento de los productos que ellos mismos venden, además de requerir medidas fiscales de alivio.

El oficialismo, más allá de buscar poner nuevamente en valor decisiones como el cambio en el Impuesto a las Ganancias, prepara un paquete de medidas apuntadas a generar mayor poder de compra en la clase media, además de iniciativas para el sostenimiento y la recuperación de las pequeñas y medianas empresas. De todos modos, no todas estas iniciativas que están en carpeta pueden anunciarse en un momento en el que, por la pandemia, tampoco se podrían llevar a cabo.

Un ejemplo de ello es el programa de recuperación turística que se tiene preparado y que podría ser anunciado para agosto. El deseo era presentarlo antes de las vacaciones de invierno, pero difícilmente se puede en medio de las restricciones que impone la pandemia. De hecho, algunas de las flexibilizaciones anunciadas en los últimos días (como, por caso, la vuelta de las clases presenciales en la provincia de Buenos Aires) tienen más que ver con una reacción al hartazgo social que a un convencimiento por parte del Gobierno.

Los anuncios en materia económica estarán acompañados por una catarata de promesas de obra pública para los próximos meses, algunas de las cuales buscarán ponerse en marcha antes de las elecciones legislativas de noviembre. Además se verá al Presidente y al Gobernador en distintos proyectos que ya están en marcha y que el oficialismo buscará visibilizar con más contundencia durante el proceso electoral.

Algo de eso ya anunció Cafiero cuando afirmó que “hay más de 1500 obras en marcha en todo el país. Eso es un cambio de gestión, para recuperar la infraestructura y recuperar el empleo. Con este impulso, la construcción no solo superó la caída del 2020, sino que superó al 2019. También el rubro industrial donde de 16 ramas, 12 están mejor que en el último año del gobierno anterior,  aun con la pandemia a cuestas”.