ADIOS PARA SIEMPRE
17/06
Las relaciones de famosos que la cuarentena precipitó hacia su final
La pareja de Luciano Castro y Sabrina Rojas fue una de las últimas en blanquear separación, pero fueron muchas las que no sobrevivieron al último y peculiar año y medio. La Tecla repasa cuáles fueron las más rimbombantes.
Lo que pasa en la vida de cualquier mortal también pasa en el mundo de los famosos, con la diferencia de que ellos están más expuestos y, muchas veces, tienen otras comodidades, pero el encierro del confinamiento y la tensión generada por la pandemia hizo volar por los aires varias relaciones. Una de las primeras historias de amor que llegó al final fue la de Mariano Martínez y Camila Cavallo, que, según mostraron, fue en los mejores términos.

Ese primer final fue sorprendente porque sus redes sociales los mostraban felices, a pura coreografía y canje, sin embargo, por lo bajo ya no se soportaban más. Otra de las parejas que parecía super armoniosa y alegre era la de Luciano Castro y Sabrina Rojas, que llegó a su fin recientemente y él, al parecer, ya tenía a otra chica en vista.



La historia de amor nacida de un flechazo entre Mora Godoy y Gustavo Sofovich, no resistió mucho, más allá de las restricciones ambos tenían horarios diferentes, mucho trabajo y poca posibilidad de coincidir. El resultado: el fin de la historia. Otro vínculo que duró poco fue la reconciliación de Jimena Barón con Daniel Osvaldo ¿Siempre fue la crónica de un final anunciado?

Del mundo de la música pop y juvenil fueron dos noviazgos que sin salidas, conciertos y vida nocturna quedaron en pausa: el de Duki y Brenda Asnicar y el de Tini y Sebastián Yatra. Una historia que llegó al final sin crisis evidentes y sin ninguna declaración pública fue la de Floppy Tesouro y el padre de su hija, Rodrigo Fernández Prieto. Ellos pasaron de la historia de amor ideal y una vida de lujos y placeres a un silencio sepulcral.

A la lista de rupturas se suman Flor Vigna y Nico Occhiato, Fabian Doman y María Laura de Lillo, Ángela Leiva y Martín Echarte y, la más llamativa: la segunda separación de Laurita Fernández y Nicolás Cabré. Si bien cada una de ellas tiene sus particularidades, es claro que, en el caso de las que volvieron en plena pandemia, no duraron y las que venían de años se desgastaron el doble en estos tiempos de incertidumbre en los que mucha gente decidió hacer cambios importantes en su vida.