RESTRICCIONES
14/06
Más reclamos a Provincia: gremios de médicos y docentes critican las nuevas aperturas
La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud bonaerense (Cicop) advirtió que la pandemia de coronavirus “no terminó” y rechazó las aperturas activadas en la Provincia. En tanto que desde la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), precisaron que “no podemos volver a la presencialidad sin garantías sanitarias para los trabajadores de la educación".

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud bonaerense (Cicop) se mostró en contra de nuevas aperturas tras la habilitación de las clases presenciales en el Área Metropolitana (AMBA) y advirtió que la pandemia de coronavirus “no terminó”.

No consideramos prudente acelerar nuevas aperturas que comprometen aún más el sistema sanitario que todavía no se ha recuperado del enorme impacto de la segunda ola”, indicó el sindicato a través de un comunicado. 

Cicop destacó que “transitamos la tercera semana consecutiva con descenso en el número de casos en la provincia” y que “ha mejorado la velocidad de vacunación y esto permitirá ingresar al período invernal con toda la población de riesgo y con los mayores de 60 inmunizados”.

Sin embargo, advirtió que “al mismo tiempo, el sistema de salud continúa en máximos niveles de ocupación de camas, con numerosos establecimientos de salud y distritos del interior de la provincia con todas las camas de cuidados críticos ocupadas”.

El sindicato también se refirió a la cuestión salarial y volvió a pedir que “se reabran las negociaciones. Los profesionales de la salud hemos recibido un aumento del 14% en marzo y sumaríamos un 9% en julio, quedando detrás en la carrera frente a la escalada de precios, en especial la de los alimentos”, explicaron desde la organización.

Y agregaron: “Si bien la tardía llegada del bono de 6.500 pesos de Nación, durante 3 meses, será un aliciente en medio de la crisis, las y los trabajadores de la salud merecemos un mayor reconocimiento salarial acorde a la inflación, pero también a la enorme tarea realizada durante la pandemia”. 

En contra parte, el director provincial de hospitales, Juan Riera, destacó este lunes el “franco descenso” de los contagios de coronavirus, y puso el acento en la necesidad de “afinar todos los cuidados para que nada se resienta”, al afirmar que las terapias intensivas “siguen con una ocupación importante”.

Entendemos que los casos van a seguir en descenso, tal vez no tan acentuado, pero igual nos permite ganar tiempo para liberar camas de terapia y aumentar el ritmo de vacunación”, aseveró.

En este marco, consideró que, “en los distritos con menos de 500 casos cada 100 mil habitantes y ocupación de camas por debajo del 80, es razonableel regreso a las aulas y pidió “aprender de lo que estuvimos viviendo

Vamos a convivir con la Covid-19 por un tiempo. Por eso, tenemos que afinar todos los cuidados para que nada se resienta”, subrayó Riera en la entrevista que concedió esta mañana.

Sobre la decisión del retorno de clases presenciales desde este miércoles, Riera reconoció que “la circulación implica un riesgo”, pero aclaró que, “si se cumplen los protocolos, los colegios pueden tener un mayor cuidado”.

Desde JunínPatricia Alessio, Secretaria Adjunta de Unión de Educadores Bonaerenses (Udeb) en el distrito, aseguró que "primero deben bajar más los contagios y profundizar la vacunación", al tiempo que indicó que "hay muchos docentes con una sola dosis".

"La presencialidad en el distrito de Junín es algo a evaluar por el Comité de Crisis porque hay que hacer un seguimiento de la situación epidemiológica. Creemos que debe estar garantizada la vuelta a clases presenciales con la baja de los contagios", advirtió en declaraciones a Grupo La Verdad. 

A su vez, remarcó que "si no están las garantías no se puede volver. No puede ser un capricho abrir o cerrar, de manera unilateral no se puede definirLa vacunación la viene llevando muy bien la provincia, pero es necesario tener el esquema completo y hay muchos docentes con una sola dosis", completó. 

"Pensamos que el gobernador pedirá seguir con el interior, pero si no están las garantías no volveremos, porque si bien hay una baja de casos, por ejemplo en Junín, el piso sigue arriba", concluyó Alessio. 



En la misma sintonía, la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, planteó algunas objeciones y pedidos: “No podemos volver a la presencialidad sin garantías sanitarias para los trabajadores de la educación. Por eso exigimos la pronta vacunación de las y los docentes como trabajadores prioritarios. Provincia se comprometió a acelerar el acceso a las vacunas para el sector”.

En tanto que la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba) sostuvo frente al retorno de las clases presenciales en el AMBA, que “se debe monitorear en forma permanente el estricto cumplimiento de protocolos sanitarios fijados al inicio del ciclo escolar”.

Además, el gremio docente expresó en un comunicado que “es necesario asegurar los logros obtenidos, y no debe someterse a la actividad escolar a ningún tipo de riesgo epidemiológico”.

De esa forma, pidió que “se respeten los procedimientos para las distintas fases y contar con información específica que permita una evaluación continua del estado de situación: cantidad de docentes vacunados, disponibilidad de camas UTI, circulación del virus en cada ámbito, etc.”.

Todos estos recaudos permitirán proteger la salud de los trabajadores y trabajadoras de la educación, sus familias y la comunidad en su conjunto”, aseveró Udocba.