RECHAZO TRAS EL DESACUERDO
08/06
Los bonistas amenazan a la provincia de Buenos Aires con "ejercer recursos adicionales"
Los acreedores externos aseguran que dieron por interrumpidas las conversaciones tras la nueva prórroga por parte de la Provincia al canje de bonos hasta el 18 de junio. Aseguran que el Estado bonaerense "se ha comportado de manera oportunista".

La decisión del gobierno de Axel Kicillof de prorrogar por decimonovena ocasión el canje de deuda externa bonaerense hasta el 18 de junio no cayó nada bien entre los bonistas, y así lo hicieron saber a través de un comunicado difundido en las últimas horas.

El denominado Grupo Ad Hoc de Bonistas de la provincia de Buenos Aires ratificó su "intención de continuar decididamente los procedimientos legales que se iniciaron en marzo", aunque amenazaron con reservarse "en su totalidad el derecho de ejercer recursos adicionales que están disponibles en cualquier momento”. 

Los acreedores externos, que negocian con el Estado provincial una deuda por impagos superiores a los 7.000 millones de dólares, aseguraron que dieron por interrumpidas las conversaciones a raíz del rechazo provincial de una nueva propuesta.

“Si bien el Grupo considera que la Provincia se ha comportado de manera oportunista buscando más alivio de deuda de lo que justifican las perspectivas financieras a corto y mediano plazo, el 4 de junio, en un esfuerzo por buscar una resolución consensuada de su prolongado incumplimiento, el Grupo presentó a la Provincia una propuesta basada en el nivel agregado de servicios de deuda establecidos en la Propuesta PBA”, señaló el comunicado.

El grupo que de tenedores de deuda agregó que “la Propuesta ofreció: un alivio sustancial e inmediato de servicios de deuda en el corto plazo, a través de una reducción de más del 85% de las obligaciones contractuales corrientes durante los próximos 3 años; un alivio significativo a mediano y largo plazo para permitir que la Provincia reconstruya un marco económico sostenible y una resolución de los incumplimientos de pago y del litigio relacionado con los mismos”.

Además, señalaron que ofrecieron a la Provincia "un espacio más que amplio para satisfacer todas sus necesidades fiscales y que proporcionaron un alivio del servicio de deuda que es mucho mayor de lo que otras provincias han acordado con sus acreedores".

Finalmente, expresaron que "a luz de la recuperación y normalización económica en curso, y de los continuos intentos de la Provincia de comportarse de manera oportunista y sin tener en cuenta las expectativas legítimas de sus bonistas, el Grupo ha revocado formalmente la Propuesta”.