INFORME
31-05-2021

Subisidios al transporte y la energía: un asunto pendiente entre Nación y Provincia

La gestión del gobernador Axel Kicillof había planteado que el Gobierno nacional se vuelva a hacer cargo del subsidio que su antecesora, María Eugenia Vidal, había aceptado. La pandemia congeló esa petición. En el medio, quedan cerca de 75 mil millones para lineas de colectivos y 11 mil millones para usuarios energéticos en situación de vulnerabilidad.

Subisidios al transporte y la energía: un asunto pendiente entre Nación y Provincia - La Tecla

Al inicio de su gestión, el gobernador Axel Kicillof anunció que pediría a la gestión nacional que vuelva a absorber los subsidios al transporte y energía eléctrica que el ex presidente Mauricio Macri había trasladado a la provincia de Buenos Aires y que María Eugenia Vidal, en ese entonces a cargo del Ejecutivo bonaerense, había aceptado recibir. 

Según señalaron a La Tecla fuentes de la Subsecretaría de Transporte de la Provincia, el pedido fue hecho a Nación a principios de 2020. La aparición de la pandemia y la búsqueda de un acuerdo con los acreedores del exterior dejó el tema de los subsidios en stand by. 

"Nación ha tenido que dar una asistencia muy grande a las Provincias por el covid. En términos numéricos, recibimos fondos", se consolaron desde un área de la Gobernación.

Lo que consideran es que Macri, al mandarle el gasto de subisidio a Vidal, quiso "esconder el déficit cuando hizo el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional". "Equivale a un mes un mes y medio de recaudación de ARBA", protestaron.

En el caso de Energía, no quisieron hacer comentarios ni en on ni en off the record sobre algún pase a Nación de las tarifas de electricidad. Cabe recordar que los subsidios al servicio de luz fue un reciente motivo de cortocircuito en la coalición gobernante, con el encontronazo entre el ministro de Economía, Martín Guzmán y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, identificado con el kirchnerismo.

Cómo se distribuye

En rigor, la Provincia se tiene que hacer cargo de unos 75 mil millones de pesos de subsidios al transporte y de 11 mil millones en tarifa social energética. 

En el caso de las tarifas del transporte, los fondos son destinados a las lineas de colectivo bonaerenses del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). A esto se le suman 20 pesos por litro de gasoil que son destinados a las empresas petroleras. 

El cálculo es dictaminado por el Gobierno nacional, ya que toma el AMBA como una sola región: por un lado, la Ciudad de Buenos Aires y por otro, los municipios del conurbano bonaerense. 

La tarifa social energética, por su parte, está destinada a grupos de mayor vulnerabilidad como jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia que cobren sueldos inferiores a dos Salarios Mínimo Vital y Móvil; beneficiarios de una Pensión no Contributiva que perciban ingresos mensuales; ex combatientes de la Guerra del Atlántico Sur, entre otros.

Por legislación nacional, al precio mayorista de energía para estos usuarios se les descuentan el 100 por ciento en los primeros 150 kilowats de consumo por mes y la mitad para los 150 kilowatts por mes. 

La Provincia, por su parte, además del precio mayorista de energía se integran con parámetros de categorias residenciales para el consumo, explicaron en la página web del Organismo de Control de la Energía de la provincia de Buenos Aires (OCEBA).

Según esta tabla, un usuario de tarifa social que consume 150 kilowatts por mes abonará un 70 por ciento menos que una tarifa residencial de igual consumo. Hasta 300 kilowatts, se le descontarán puntos 40 y si supera esa cantidad de consumo, el descuento disminuye a razón de 6 por ciento cada 100 kilowats por mes.

Pesada herencia

El peso de los subsidios en el presupuesto provincial también sufre los embates de las subas de la inflación, dólar y alza de los combustibles.

En el caso de la tarifa energética, pasaron de 7791 millones de pesos en 2019, y 7922 millones en 2020, hasta llegar a los 11.000 millones presupuestados para el año en curso.

En 2019, los subsidios al transporte para la Provincia ascendieron a 25 mil millones de pesos, según había afirmado el año pasado al diario Página 12 Eladio Sánchez, director Gestión Económica del Ministerio de Transporte nacional durante los años de Macri. 

Desde Transporte de la Provincia estimaron que en 2020 se destinaron casi 60 mil millones de pesos, hasta llegar a los ya mencionados 75 mil millones actuales. También recordaron que desde que el Frente de Todos llegó al gobierno "nunca se subió la tarifa del boleto único del AMBA". 

La pandemia reconfigura las prioridades y la mirada de la gestión nacional y provincial están en las campañas de vacunación y las camas de Terapia Intensiva. La negociación por los subisidios a las tarifas de energía y transporte quedan en el tintero hasta que el coronavirus deje un respiro.