ADIOS, MUCHACHOS...
06/05
Madrastra de exintendente partió un bloque cambiemita en el Conurbano
La concejala quilmeña asegura que seguirá en Juntos por el Cambio, pero creó su propio unibloque. El año pasado había protagonizado una polémica al participar de un zoom manejando su automóvil. Sus vínculos con un dirigente PRO y con un histórico peronista.
El bloque de Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante de Quilmes quedó fracturado luego del alejamiento de la edil Raquel Coldani, quien confirmó que creó un bloque unipersonal.

El nuevo sector de llamará “Compromiso con Quilmes”, funcionando de manera autónomo pero dentro del espacio opositor, aseguró la concejala, aclarando que desempeñará su tarea “con el formato de este bloque unipersonal con el que espero poder seguir aportando a los quilmeños que me han dado su voto”.

Coldani explicó que su decisión se debe a “la necesidad de poder plantear mi trabajo desde otras dinámicas”, siendo elogiosa con el trabajo del actual jefe de bloque, Juan Bernasconi. Sin embargo, sostuvo que siente “la necesidad personal de darle mayor impulso a temas que siempre me han preocupado desde un rol más activo”.

Coldani, quien el año pasado protagonizó un hecho polémico al participar de un zoom mientras manejaba su automóvil, fue jefa de bloque desde 2015, siendo reelecta en 2019.



La concejala es esposa del histórico dirigente peronista Jorge Molina, padre del reconocido chef y exjefe comunal macrista Martiniano Molina.

El padre del dirigente del PRO fue secretario de Gobierno quilmeño durante la gestión de Eduardo Camaño, además de funcionario del ministerio de Salud durante la segunda presidencia de Carlos Menem y ex presidente del Concejo Deliberante de Quilmes hasta el 2008.

En la gestión de María Eugenia Vidal fue nombrado director provincial de Fiscalización y Registro sanitario del Ministerio de Salud, cargo que ya había ocupado en los años ´90, cuando Juan José Mussi fuera titular de la cartera sanitaria provincial.