27/04
El mapa de las bancas marplatenses
Un total de 15 legisladores renovarán escaños en los próximos comicios, sumando Concejo, Senado provincial y Diputados. Quiénes son y qué posibilidades tienen a futuro
Con la novedad del probable corrimiento por un mes del calendario electoral debido al contexto pandémico, los nombres de los protagonistas de los próximos comicios legislativos empiezan, paulatinamente, a sonar fuerte en el plano local.

En las elecciones de medio término, General Pueyrredon someterá a voto quince bancas ocupadas por representantes de La Feliz: doce pertenecen al Concejo Deliberante local, dos al Senado Provincial y la restante a Diputados.

Con distintas pertenencias políticas y posibilidades, algunos legisladores buscarán renovar, otros carecen del caudal político suficiente para mantener su escaño y otros se verán imposibilitados de asumir dentro del ámbito provincial, por la vigencia de la ley que pone un freno a las reelecciones.

En este marco, La Tecla Mar del Plata propone un repaso de todos los nombres a los que se les vence el mandato este año. Cómo ha sido su paso por la función pública y los antecedentes, y qué rumbo podrían tener a partir de diciembre.

 

Vilma Baragiola (UCR) – Concejala

Una figura constante en las elecciones marplatenses, donde dice presente como candidata del radicalismo a intendente o primer concejal desde 2007. En 2019 perdió las PASO de Juntos por el Cambio ante Montenegro, y este año fue elegida vicepresidenta de la UCR Mar del Plata en las históricas elecciones que consagraron a Maximiliano Abad.

Es una de las afectadas por las limitaciones a las reelecciones indefinidas, por lo que no tiene continuidad en el Concejo Deliberante más allá de diciembre, lo que no le quitará protagonismo en el debate interno de cara al armado de listas. Si bien se muestra cautelosa sobre su futuro, por su gravitación se da por hecho que seguirá vinculada a la política. Varios no la descartan como una apuesta interesante para el Senado bonaerense.





Ariel Bordaisco (UCR) – Concejal

Número puesto para ser el principal candidato del radicalismo en las legislativas locales. Impulsado por Abad, asumió como edil en 2017, y con el nuevo gobierno fue elegido presidente del Concejo Deliberante. Además, este año fue reelegido presidente de la UCR marplatense, en unos comicios donde arrasó ante la oposición alineada a Gustavo Posse y una tercera lista independiente.

Bajo su conducción en el HCD se restablecieron los vínculos institucionales con el Ejecutivo, tras las tensiones durante la gestión de Arroyo; aunque quedó pendiente una auditoría prometida para relevar los gastos durante 2015-2019. Ahora deberá mostrar condiciones para orientar un interbloque que comienza a evidenciar fricciones.

 

Cristina Coria (UCR) – Concejala

“Su primer mandato fue entre 2005 y 2009, y desde 2013 es una fija de la UCR. A raíz de ello se verá afectada por el límite a las reelecciones en los próximos comicios. Sindicada como una de las impulsoras de los proyectos inmobiliarios en el Concejo, actualmente se encuentra marginada del bloque radical: Coria jugó fuerte acompañando la candidatura de Posse en la interna provincial y quedó aislada tras la derrota en tierras del nuevo presidente provincial, Maxi Abad.

Asimismo vivió hace poco un cortocircuito con Bordaisco, dado que la edil se abstuvo en la votación del Legislativo para ratificarlo como presidente del cuerpo. Su futuro es incierto”.





Angélica González (Coalición Cívica) – Concejala

Si bien la Coalición Cívica tiene poco desarrollo en Mar del Plata, Lilita Carrió logró ubicar  candidatas propias en las dos últimas listas legislativas. González, actual titular del bloque, será la principal apuesta del partido para esta nueva contienda, aunque el lugar que ocupe dependerá de la puja con el resto de las fuerzas.

Psicóloga y sexóloga, apoyó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, a diferencia de la postura mayoritaria en la Coalición Cívica. Se destaca por un rol activo, a partir de la presentación de muchos proyectos de ordenanzas, algunos que incluso ponen en tensión política del oficialismo, como el de congelar la planta de funcionarios por un año.





Guillermo Volponi (Pro) – Concejal

El expresidente del Ente Municipal de Deportes de Arroyo cuenta con muy pocas chances de renovar. En el PRO, muchos otros referentes asoman adelantados en la carrera. Aliado a Juan Aicega, su suerte está estrechamente ligada a la del propio diputado nacional.

En sus tres años y medio de mandato no logró trascender con grandes proyectos y exposiciones, aunque sí mantiene un perfil alto desde su Twitter, donde fue impulsor de fuertes polémicas,  como cuando, en 2019, salió a convocar a rugbiers a una “cruzada nacional contra el fraude” tras la derrota de Macri en las PASO. Actualmente mantiene un fuerte activismo en contra de las restricciones de Nación.





Mauricio Loria (Agrupación Atlántica) – Concejal

Más que el futuro de Loria como edil, lo que está en juego es el propio porvenir de Agrupación Atlántica como fuerza política. Casi sin militantes, sus escasos referentes prefieren la cautela y no dan pistas sobre si se presentarán a elecciones en soledad (vienen de obtener un 3% con el exintendente Arroyo) o apostarán a reintegrarse a Juntos por el Cambio, con poco que ofrecerle a la coalición.

Desde diciembre de 2019 y con perfil ultra bajo, Loria acompaña en todas las votaciones al gobierno de Guillermo Montenegro, y eso le abrió la puerta a una negociación a punto de consumarse: el concejal tendría asegurado un puesto técnico como abogado en Obras Sanitarias.



 

Mercedes Morro – Tercera Posición

La ex secretaria general de UTHGRA Mar del Plata ingresó en 2017 por 1País. Pese a mantenerse en el bloque del Frente Renovador, de la mano de Luis Barrionuevo participó de Consenso Federal en 2019. Tras las elecciones abandonó el bloque massista y conformó el unibloque Tercera Posición, el partido fundado en 2015 por Graciela Camaño. Desde allí forjó una alianza con el gobierno de Montenegro y acompañó los principales proyectos oficialistas. En el marco de la pandemia se mostró activa junto a los gastronómicos en contra de las restricciones a la actividad comercial.

Su futuro estará determinado por las alianzas que teja Barrionuevo, al que muchos le señalan su anhelo de un rearmado del peronismo por fuera de la grieta.



 

Lucas Fiorini (Unidos) – Senador Provincial

El abogado llegó al Senado en 2017, luego de desempeñarse cuatro años como concejal de General Pueyrredon. En la Cámara Alta bonaerense asumió rápidamente un rol protagónico; primero, en defensa de las políticas del gobierno de María Eugenia Vidal, y luego, tras la asunción de Kicillof, como unos de los articuladores del mayoritario bloque opositor.

Referente máximo de la agrupación regional Crear, desde 2020 apostó a una expansión provincial con la conformación de Unidos, desde donde tejió vínculos con diversos referentes bonaerenses. Busca renovar banca, en un debate donde no pasan inadvertidas las tensiones con Montenegro y Abad.



 

Franco Bagnato (Pro) – Senador Provincial

Sorpresa cuando encabezó la lista de la Quinta sección en 2017 por decisión de la entonces gobernadora Vidal. El exdirector de Radio Provincia fue otro ejemplo de la línea PRO de apostar a figuras reconocidas al momento de decidir candidaturas. Si bien en su gestión como senador es uno de los que más proyectos de ley presentaron -42-, ello no se tradujo en protagonismo político. Pocas cartas para una renovación.

Mirando hacia Mar del Plata, entre los vecinos mantiene importantes niveles de conocimiento, aunque más vinculado a su labor como periodista y conductor, con el ineludible éxito de Gente que busca gente, que por su figura como político.



 

Juan Aicega (Pro) – Diputado Nacional

El exconcejal marplatense es uno de los nombres fuertes del armado que lideran el exministro del Interior Rogelio Frigerio y el extitular de Diputados Emilio Monzó, una de las denominadas “patas peronistas” de Juntos por el Cambio.

Juan Aicega tiene todas las intenciones de continuar en la Cámara Baja, mientras sigue de cerca el día a día de la política marplatense. ¿Tiene chances? Todo está atado a la suerte de su espacio, que impulsará a Monzó como primer candidato, dejando reservado un segundo lugar para él en la nómina de diputados nacionales por la Provincia. En tanto, todo es incertidumbre en un PRO con tensiones internas y una UCR que pide protagonismo.



 

Marcos Gutiérrez (Frente de Todos) – Concejal

Cabeza de lista en las elecciones de 2017, donde obtuvo el 26,8%, el referente de Descamisados es uno de los inhibidos para un nuevo mandato, ya que también fue concejal en el período 2013-2017 por el Frente para la Victoria.

Por la relevancia que obtuvo en estos años para el kirchnerismo marplatense, no se lo descarta para, después de diciembre, desembarcar en alguna de las dependencias que los gobiernos nacional y provincial tienen en Mar del Plata.

De perfil alto, Gutiérrez es el encargado del kirchnerismo en salir al choque en los debates más picantes, donde ha protagonizado cruces recordados con concejales y funcionarios.



 

Virginia Sïvori (Frente de Todos) – Concejal

Una fija para encabezar la lista de ediles del Frente de Todos en las PASO de septiembre. Cuenta con la bendición de Raverta y su imagen es levantada en cada visita de un funcionario nacional y provincial a la ciudad.

Es la referente del kirchnerismo en todos los debates vinculados a la economía. Precisamente fue adquiriendo relevancia desde la presidencia de la comisión de Hacienda del HCD,  fundamentalmente en las discusiones del Presupuesto y la Rendición de Cuentas. De perfil más dialoguista que otros de sus compañeros de banca, Sívori podría empalmar mejor en la búsqueda del votante de zonas céntricas, históricamente reacio al peronismo.



 

Daniel Rodríguez (Frente de Todos) – Concejal

El ex secretario general de la CGT Mar del Plata en los ‘90 tiene el boleto picado. No solo por la limitación legal a un tercer mandato, sino porque viene siendo marginado en la interna del FdT, señalado como uno de los bastiones de la “vieja política”.

Se trata de un histórico del peronismo marplatense: el hijo del ex diputado nacional Eusebio Rodríguez milita en el PJ desde 1969, cuando tenía 19 años. Luego se destacó como dirigente casinero, hasta llegar a la conducción de la CGT, en 1995 y hasta 2000. Concejal de 2001 a 2007; luego, diputado provincial por los siguientes cuatro años y, nuevamente, concejal desde 2013 hasta 2021, que marcaría un punto final.



 

Verónica Lagos (Frente de Todos) – Concejal

Es una de las referentes de la Corriente Militante Lealtad, el espacio que surgió en 2020 de la ruptura de Nuevo Encuentro en la Provincia. En el último tiempo ganó protagonismo en los temas vinculados a lo educativo y social, ítems muy sensibles en La Feliz.

Cuenta con fuertes chances de renovar luego de que su espacio quedara relegado en las listas de 2019 en favor del Evita y Patria Grande. La cercanía de Lealtad con Máximo Kirchner, también suma puntos. Igualmente, la paridad de género le podría jugar en contra: con Sívori a la cabeza y en caso de no ir en el tercer puesto, un quinto lugar no da garantías de ingreso. Allí, Lealtad podría optar por un varón en el orden dos o cuatro.



 

Ariel Ciano (Frente Renovador) – Concejal

El único edil del massismo tiene un futuro incierto. Su continuidad en el Concejo Deliberante depende de la negociación que entable el Frente Renovador con el kirchnerismo para el armado  de la lista. El antecedente 2019 no es muy auspicioso: todos los cargos fueron ocupados por militantes K.

Estos dos años se mantuvo con el unibloque del Frente Renovador, tras la salida de Morro, y sin unificarse con el Frente de Todos. Hijo del reconocido periodista Cholo Ciano, es uno de los políticos marplatenses más conocidos: cuenta con antecedentes como secretario de Gobierno durante la administración Pulti y presidente del HCD. De no ser candidato, no se lo descarta para algún cargo en Nación o Provincia.