POLEMICA
21-04-2021

El Gobierno instó a colegios privados a que suspendan las clases presenciales

Los ministerios de Educación y Justicia le enviaron una carta a las cámaras que agrupan a las instituciones de gestión privada para que cumplan el fallo de la Justicia Federal

El Gobierno instó a colegios privados a que suspendan las clases presenciales - La Tecla

La novela entre el Gobierno nacional y el de la Ciudad por la suspensión temporal de las clases presenciales suma un nuevo capítulo. Esta vez, los ministerios de Educación y Justicia decidieron directamente dirigirse a las escuelas de gestión privada, a las que instaron a regresar a la virtualidad, basándose en el fallo de la Justicia Federal que dejó sin efecto la decisión anterior -que habilitó el retorno a las aulas- de la justicia porteña.

En este sentido, explicaron que “se buscó atender la legítima preocupación de las familias y los trabajadores del sector ante lo que señalan como incumplimientos de los establecimientos educativos de gestión privada, impulsado por parte de las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires”.

Y agregaron: “La carta solicita que se garantice la continuidad de la educación no presencial o en contexto virtual hasta el 30 de abril de 2021, quedando suspendidas hasta esa fecha las clases presenciales. La vocación del Poder Ejecutivo Nacional es acompañar la tarea educativa en este difícil momento en el cual el crecimiento de la curva de contagios por COVID-19 se ha acentuado en forma preocupante, garantizando el derecho a la educación de niñas, niños y adolescentes y resguardando la salud de la comunidad educativa”.

Según detallaron desde el gobierno nacional, el fallo del Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo N° 2 dejó sin efecto la resolución cautelar dictada el 18 de abril porque “fue dictada por un tribunal incompetente de la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. 

A su vez, señalaron que el accionar de las autoridades porteñas, que desconoció la sentencia del juez federal, “es pasible de responsabilidad penal, ya que podría encuadrarse en los delitos de desobediencia y violación de medidas adoptadas para impedir la propagación de una epidemia” (artículos 239 y 205 del Código Penal, respectivamente). También aseguraron que la actitud del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, “expresa la irresponsabilidad política y jurídica a la que han arrastrado a toda la ciudadanía”.

Por otro lado, llamaron a las instituciones educativas privadas a no forzar a los trabajadores a “exponer su salud” en medio del crecimiento exponencial de casos y pidieron que no se computen las inasistencias ni se adopten medidas compulsivas.