MAR DEL PLATA
20/04
La rosca de las alianzas hacia las PASO
Juntos por el Cambio y el Frente de Todos comienzan a delinear su entramado de acuerdos para ir a las urnas. Acción Marplatense y sus expectativas para superar la boleta corta.

Vía La Tecla Mar del Plata

En medio de una pandemia que recrudece su impacto, los marplatenses estarán habilitados para acudir a las urnas para renovar sus representantes en los diversos órganos legislativos. Con la preocupación de la población ante la crisis sanitaria y económica, la política se mueve con gran cautela y evita cualquier paso en falso que la muestre más interesada en la rosca y la renovación de cargos que en la incertidumbre que se atraviesa por el COVID.

Por eso, las referencias públicas a las elecciones aparecen con cuentagotas y, muchas veces, de manera cifrada, pese a que el calendario establece que en solo 50 días se oficializarán las alianzas con las que se irá a las PASO. Fuera de los grandes flashes y en instancias reservadas se comienzan a jugar las elecciones más particulares que se recuerden.



Juntos por el Cambio

El oficialismo afrontará el desafío de contener las ansias de protagonismo de diversos sectores para ocupar los insuficientes espacios que habrá en juego. El intendente Guillermo Montenegro y el presidente de la UCR Buenos Aires, el marplatense Maximiliano Abad, asoman como los dos principales protagonistas de un debate que irá de la mano de la estrategia y acuerdos regionales y provinciales de Juntos por el Cambio.

En el PRO confluyen diversas líneas que reconocen a Montenegro como su líder, pero que también pugnan por mayor injerencia. El coordinador Emiliano Giri, el diputado nacional Juan Aicega -se vence su banca- y aquellos alineados a la presidenta nacional, Patricia Bullrich, son algunos de ellos.

En la UCR, la irrupción de Abad como referente nacional al ganar la interna partidaria a Gustavo Posse le dio reimpulso a los boinas blancas, que vienen de perder las dos últimas internas en las PASO. “Estamos en un proceso de fortalecimiento de nuestro espacio político, acompañamos al intendente dentro de su gestión, y lo vamos a seguir haciendo. Lógicamente, queremos mayor protagonismo. Sabemos que nuestro partido puede aportar más cosas”, reconoció a La Tecla Mar del Plata Ariel Bordaisco, reelegido presidente del Comité Mar del Plata.

La concejala Vilma Baragiola y el exintendente Daniel Katz seguirán siendo los otros referentes con peso al momento de las resoluciones electorales. Tras la amplia derrota en las internas partidarias (70% a 30%), el sector crítico sobre el rol del radicalismo en la coalición quedó prácticamente marginado.

La agrupación Crear, del senador provincial Lucas Fiorini -cuyo escaño vence este año-, ahora apuntalada por el armado provincial de Unidos, mantiene su aporte de funcionarios al Ejecutivo, además de la presidencia del principal bloque oficialista, Vamos Juntos, de la mano de Alejandro Carrancio. El vínculo con Montenegro evidencia algunas tensiones en el último tiempo, donde el espacio marcó diferencias con proyectos de ordenanzas sensibles al Municipio.

Por otro lado, la vecinalista Sumar, del secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, buscará regresar al Concejo Deliberante, mientras que la Coalición Cívica también pone sus fichas para la renovación de su líder local,  Angélica González, apoyada por la siempre influyente Lilita Carrió.

 

Frente de Todos

El principal espacio opositor buscará un resultado que le permita mantener su gravitación en el Concejo Deliberante, donde es la primera minoría, con diez ediles, además de posicionarse de cara a 2023, cuando intentará ganar la intendencia por primera vez desde 1954, momento en que fue elegido José Antonio Cavallo.

El Frente de Todos (FdT) parte de una seguridad: la directora ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta, es la líder indiscutida del espacio en Mar del Plata. Por la dirigente de La Cámpora pasan todas las decisiones relevantes de la estrategia del kirchnerismo para la ciudad, como así también estuvieron a su cargo las principales designaciones de funcionarios nacionales y provinciales en la zona. Uno de ellos es el jefe regional de ANSES, su esposo, Pablo Obeid. Fue jefe de campaña en 2019, cuando quedó tres puntos por debajo de Montenegro, y ahora suena fuerte para encabezar la lista de senadores por la Quinta.

Detrás del liderazgo local de La Cámpora, otro conjunto de organizaciones completan las primeras líneas del FdT: Movimiento Evita, Descamisados, Patria Grande, Lealtad (ruptura de Nuevo Encuentro), Abrazo Ciudadano y los radicales K tienen representación actualmente en el Concejo Deliberante. Por otro lado, el espacio del sindicalismo busca mayor protagonismo, donde apuntarán a un lugar de mayor relevancia para el secretario general  de la CGT Mar del Plata, Miguel Gugliemotti.

Uno de los debates a saldar es el rol que tendrá el Frente Renovador, muy relegado en el esquema del FdT. De hecho, el massismo se mantuvo durante este año y medio de gobierno de Montenegro como un bloque independiente del Frente de Todos hegemonizado por el kirchnerismo, luego de que en 2019 no obtuviera un solo lugar en la lista de concejales. Su único representante en el parlamento local, Ariel “Cholo” Ciano, debe renovar banca.


Crece la “pata peronista” de Juntos por el Cambio

La “pata peronista” de Juntos por el Cambio Mar del Plata sumó también un nuevo espacio con Peronismo Republicano, de Joaquín de la Torre, quien zanjó diferencias con Montenegro. El subsecretario de Acción Comunitaria, Cristian Beneito, es el principal referente local. Asimismo, en el espacio se ubica Unir, el partido del diputado nacional Alberto Asseff, que consagró como su presidente local al extitular de Inspección General, Emilio Sucar Grau.

 

La compleja y particular situación del partido FE

Mientras que la conducción provincial del Partido FE se alineó detrás del Frente de Todos, distintas secciones distritales resisten el salto de la grieta que lidera el intendente de San Pedro y titular bonaerense, Cecilio Salazar.

Entre ellos se encuentran los herederos marplatenses del Momo Venegas, como el concejal  Nicolás Lauría, el primero en la línea de sucesión de Montenegro.

 

Emiliano Giri, otro nombre clave

Varios nombres de peso están llamados a cumplir un rol relevante en el debate electoral 2021 del oficialismo marplatense. En el ámbito del PRO, su coordinador para Mar del Plata y Batán, Emiliano Giri, se perfila como otro de los referentes rutilantes en la estrategia de Juntos por el Cambio para el distrito.

Sin un cargo en el gabinete, igualmente su influencia creció en los últimos meses, y en las redes se muestra como un férreo defensor de las políticas del intendente Montenegro.

También se plantó en apoyo a la presencialidad escolar, viene de encabezar un encuentro  provincial de Mujeres PRO en La Feliz (foto) y no le escapa a la polémica en público. Por caso, cruzó al concejal “monzoísta”  Guillermo Volponi por las críticas vertidas contra Jorge Macri y Cristian Ritondo por el desmentido acuerdo con Nación para postergar las PASO. En tanto, también busca dotar de mayor volumen a la coalición: en las últimas semanas mantuvo un encuentro con el partido Unir.

 

Baragiola y una nueva elección

Vilma Baragiola viene de ser votada como vicepresidente de la UCR local y cuenta con una amplia experiencia en elecciones: fue la principal candidata del centenario partido en los últimos seis comicios. No tiene la posibilidad de una re-relección como edil, por lo que se aguardan definiciones sobre su futuro.

 

Resistencias filas adentro del PJ

En Mar del Plata se sintieron las resistencias al desembarco de Máximo Kirchner en el PJ bonaerense. Una de ellas fue la del titular del PJ Mar del Plata, Juan Manuel Rapacioli, quien reclamó internas y acompañó los pedidos de impugnación de Fernando Gray. El dirigente lanzó una dura acusación sobre la elección: “Parece una carrera de chupamedias a ver quién pondera más las virtudes de Máximo”. Las especulaciones sobre el rol que tendrá en las elecciones el sector más tradicional del PJ es una incógnita abierta. Todos recuerdan cuando en 2019 Raverta bloqueó la posibilidad de una interna.



La tercera vía y las expectativas de Acción Marplatense

Luego de un 2017 donde no pudo obtener concejales, en 2019, Acción Marplatense (AM) volvió a posicionarse políticamente con un tercer puesto, de la mano del exintendente Gustavo Pulti. Si bien no logró romper la polarización (17% en las PASO y 11% en las generales), sus dos bancas le bastan para ser árbitro en varias de las definiciones centrales del Concejo Deliberante.

Para superar la fragilidad de la boleta corta, considerando que la elección estará otra vez  nacionalizada, el armado del partido provincial Vecinalistas surgió en 2020 como una de las principales líneas, que se consolidó con un encuentro en marzo en Necochea, donde Pulti fue uno de los expositores. En tanto, el exconcejal Marcelo Fernández tiene un rol central en Vecinalistas, al ser presidente de la Junta Promotora.

Pero, en simultáneo, se comienza a seguir de cerca la posible articulación entre Randazzo y Roberto Lavagna, un espacio donde Stolbizer, Lifschitz e incluso Pichetto suenan como posibles incorporaciones. El propio Pulti reconoció la posibilidad con un “me genera expectativas” en Twitter, donde compartió un posteo del exministro de Economía sobre su reunión con Randazzo, con quien, en la más estricta reserva, el ex jefe comunal ya tuvo encuentros personales para evaluar la posibilidad de un entendimiento en el plano local.


 

Fuerte hermetismo en el círculo arroyista

La situación de Agrupación Atlántica es la más incierta de las cuatro fuerzas principales de la política local. Este medio intentó comunicarse con los referentes más importantes del espacio para consultarles sobre posibles alianzas, pero no hubo definiciones. “Arroyo es impredecible”, aseguró un exfuncionario. Otros miran cuál será la estrategia de Luis Barrionuevo, con fuerte influencia a través de UTHGRA y tras la fallida experiencia de Consenso Federal.