LEGISLATURA
08/04
Diputados aprobó la moratoria impositiva
La Cámara baja dio media sanción a la regularización de deudas como eje central. Para el siguiente encuentro quedará el Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, otro proyecto del Ejecutivo, y la creación de la Agencia Provincial de Cannabis.
Los diputados bonaerenses vuelven a sesionar con una modalidad restringida en cuanto a la presencialidad, a raíz de la segunda ola de coronavirus, por lo que solo están en el recinto las autoridades del cuerpo y de cada bloque.

Luego de intensas negociaciones, oficialismo y oposición aprobaron hoy uno de los dos proyectos enviados por el Ejecutivo días atrás, y que apuntan a aliviar la situación de empresas y particulares afectados por la pandemia.

Se trata de la iniciativa que propone un nuevo “Régimen de regularización de Deudas Impositivas” con la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA).

Quien primero tomó la palabra fue el diputado Daniel Lipovetzky, de Juntos por el Cambio: “No es una solución, es un paliativo a una crisis que fue generada y acentuada por la pandemia, pero que también fue generada por una cuarentena extensísima, con el cierre de actividades casi inexplicables”. 

“La crisis no la vamos a resolver con la moratoria, ni cerrando la economía. Defendemos la mayor normalidad posible, la clave es tratar de avanzar con el plan de vacunación y si no lo vamos a tener, lo mejor es reconocerlo. Hay gente que hace un año está sin salir de la casa”.

“La solución va por sincerar la situación, dejar de tratar de sacar réditos partidarios al plan de vacunación. De ninguna manera la solución va a ser volver a Fase 1”.

Mario Giacobbe, del bloque 17 de Noviembre, en tanto, expresó: "Esto no resuelve la situación de la Provincia, pero es una ayuda. Cuando uno lee los fundamentos del proyecto, vemos un panorama y una situación aterradora, que es la que vivimos los bonaerenses en estos tiempos".

"Veníamos de un 2018 y 2019 muy malos y a eso se sumó un 2020 con parálisis económica producto de la cuarentena y la pandemia", añadió.

"Cómo el Estado no va a tener una mano a quién lo necesita y encauzarlo de nuevo en la senda del cumplimiento para lograr la reactivación. Ojalá la segunda ola lo permita. Siempre hay algo más qué hacer. No dudemos en tomar la decisión", sentenció el legislador.

Por su parte, Valeria Arata (Frente de Todos), dijo: "Hoy el Gobierno de la Provincia nos envía un proyecto ambicioso, pero estamos atravesando una crisis sin precedentes. No arrancó en marzo del año pasado, no nos olvidemos de lo que pasó, de las Pymes que cerraron".

"Para nuestro Gobierno lo más importante es la salud de los bonaerenses. Es el principio de una medida para acompañar a las Pymes. Muchas veces es fácil ser oposición, pero difícil de llevar adelante. Celebro que tengamos a los ministros disponibles, es importante resaltar esto. La moratoria es una herramienta para poner a las Pymes en marcha y reactivar a la Provincia", agregó la legisladora massista. 

En el artículo uno se establece que es una medida “extraordinaria y especial en el marco de la situación generada por la emergencia sanitaria producida por Covid-19”, y la enmarca como “un régimen para la regularización de deudas de los contribuyentes y sus responsables solidarios, provenientes de los impuestos Inmobiliario –en sus componentes básico y complementario- y a los Automotores”.

Es para las deudas que los contribuyentes registren durante el año 2020 y se encuentren en instancia prejudicial. Quedan excluidas las deudas provenientes de planes de pago que ya hayan caducado. El modo de cancelación se conocerá una vez que la Ley sea reglamentada. 

En el proyecto, en el artículo 8, también se faculta al Poder Ejecutivo para que, como medida extraordinaria y especial por la pandemia, disponga de “un régimen para la regularización de deudas de los agentes de recaudación y sus responsables solidarios, provenientes de retenciones y/o percepciones no efectuadas con relación a los impuestos sobre los Ingresos Brutos y de Sellos”. También la moratoria alcanza a “retenciones y/o percepciones no ingresadas o ingresadas fuera de término”, como se establece en el artículo 15.

La ley establece los requisitos que deberán acreditar los deudores para acogerse a los beneficios, entre los cuales figura que las empresas que ingresen a la moratoria deben “asumir el compromiso de mantener la planta de personal denunciada por el plazo que dure la emergencia establecida por la Ley N° 15.165”.

En el caso de las micro y pequeñas empresas “se les bonificará el cien por ciento de  los intereses de la deuda exigible desde la fecha de su vencimiento hasta la fecha de adhesión” a la moratoria. Las empresas medianas tendrán una bonificación del cincuenta por ciento.
Las empresas –cualquiera sea su tamaño- en las que su actividad principal fuera alguna de las que el ministerio de la Producción de la Provincia determine como afectadas a la emergencia sanitaria tendrán una bonificación del cien por ciento.

El plan de pagos para agentes de recaudación está orientado a 3.800 empresas que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos y sellos.

Tras la sesión, el representante de Juntos por el Cambio, Juan Carrara, comentó a modo de información que "consensuamos y aprobamos un nuevo Régimen de Regularización de Deudas Impositivas, que ayudará a millones de contribuyentes", aunque recalcó que "de todas maneras, creemos que hay que trabajar en soluciones estructurales y dejar de emparchar la economía".

"La Provincia necesita, con urgencia, medidas más amplias y contundentes que permitan reactivar la economía y el aparato productivo. Hasta el momento, las iniciativas del gobernador Kicillof han sido insuficientes, de corto plazo y no resuelven los problemas históricos de la provincia de Buenos Aires", agregó el legislador vidalista.


Lo que viene

De acuerdo con lo acordado entre representantes del Frente de Todos y Juntos por el Cambio, quedará para la próxima sesión el tratamiento del Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, que beneficiará a un millón de monotributistas, y una de las características principales de la modificación es que incluirá en un solo importe lo correspondiente al pago del monotributo e Ingresos Brutos.

La normativa establece que los contribuyentes no deberán presentar declaraciones juradas mensuales de Ingresos Brutos en ARBA. Tampoco se aplicarán retenciones, dado que solo se pagará la cuota fija mensual, en función de su categoría del monotributo. Y si bien sustituye la obligación de abonar el tributo mediante anticipos, quedan excluidos los contribuyentes alcanzados por el Convenio Multilateral.  

Además, podría darse tratamiento a la creación de la Agencia Provincial de Cannabis, que impulsan de manera especial el titular de la Cámara, Federico Otermín, y el vicepresidente primero del cuerpo, Carlos "Cuto" Moreno, pero aún esto no fue confirmado.