INFORME
05/04
Costa fue a Diputados para aclarar aspectos de las leyes impositivas enviadas por Kicillof
El ministro de Producción presentó ante la Comisión de Presupuesto de Diputados las iniciativas que componen el plan para apuntalar a sectores perjudicados por la pandemia. Incluyen medidas para fomentar la actividad económica, comercial, turística y cultural. El oficialismo pidió su comparecencia para intentar aprobar el paquete fiscal en la sesión de este miércoles.
El ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnología bonaerense, Augusto Costa, presentó ante diputados de la Comisión de Presupuesto el Programa de Recuperación Productiva 2021, que fue lanzado días atrás en 25 de Mayo.

El programa apunta a promover la producción industrial y agropecuaria, proveer financiamiento, incentivar la transformación tecnológica y fomentar la actividad económica, comercial, turística y cultural en los 135 municipios.

De manera virtual, el funcionario fue detallando los aspectos centrales del programa, que consta de seis áreas: Medidas impositivas, Financiamiento del Bapro, Impulso Agrario, Impulso al Trabajo, Mejoramiento Productivo e Impulso a sectores más afectados por la pandemia.

Respecto del primer ítem, Costa brindó detalles de las dos leyes que el Ejecutivo envió a la Legislatura la semana pasada, y que el oficialismo buscará aprobar en la sesión del miércoles próximo.

Legisladores del Frente de Todos habían manifestado su deseo de mantener un encuentro con Costa para clarificar algunas cuestiones referidas a temas impositivos, con la idea de compartir la información con la oposición y poder, como es el deseo del oficialismo, tratar ambas leyes el miércoles.

Al mismo tiempo, se aceleraron los contactos con los senadores de Juntos por el Cambio, para evitar que se frente la aprobación en la Cámara Alta, dominada por los cambiemitas. "No tendría sentido apurar la aprobación en Diputados si después en el Senado la oposición no la vota", sostuvo un diputado del oficialismo.
 

Desde la oposición, el vicepresidente de la Comisión de Presupusto, Daniel Lipovetzky, vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, pidió precisiones respecto del número de Pymes que cerraron durante este año y cuestionó los tiempos para lanzar medidas, como el caso de la obra privada. "Incluso sectores como los salones de fiestas, que hoy siguen sin poder trabaja", señaló.

Además, preguntó si alcanza solo con la moratoria, y recordó que la oposición presentó varios proyectos sectoriales "donde proponíamos incentivos para bajar la presión, en un marco de baja de facturación de las Pymes, pero el Ejecutivo y el oficialismo no los acompañaron, y tal vez estas medidas llegan cuando muchas Pymes ya no pueden salvarse".

Luego pidió diferenciar el monotributo de servicios y el de ventas, para hacerlo más justo, reclamando también por la suba en la tasa del monotributo simplificado en las categorías más altas.

Por otra parte, ante una consulta de legisladores de Juntos por el Cambio, Costa aseguró que "ninguna medida alcanza para paliar los efectos de la pandemia, sólo alcanza para compensar algo de los daños".

En ese sentido, sostuvo que "en todo el mundo, no hay economía que pueda bancar lo que significó el coronavirus".

Por su parte, el diputado Juan Carrara (JxC), sentenció: "En las medidas propuestas por el oficialismo provincial no se observa ninguna herramienta que permita un progreso estructural real en materia productiva. Sólo se limitan a cuestiones tributarias coyunturales, sin pensar en el mediano y largo plazo".

"Para recuperar la producción y generar nuevas inversiones, son necesarias políticas públicas más contundentes. Como oposición constructiva, presentamos proyectos como la ley de Fortalecimiento Pyme, que contempla un plan más extenso, e incorpora la mirada de todos los sectores", agregó.

En tanto, el titular de la Cámara baja bonaerense, Federico Otermina, señaló: “El consenso para la reconstrucción debe ser lo más amplio posible. Para el gobierno de la Provincia es central el apoyo a la industria, el agro y el comercio. Es un orgullo acompañar a nuestro gobernador Axel Kicillof y a nuestro ministro de la Producción, Augusto Costa, en la gestión legislativa de la reactivación. Se viene una batería de medidas para apuntalar la recuperación del empleo, el consumo y la producción”.

“La pospandemia nos impone el desafío de impulsar un desarrollo equitativo, que incluya especialmente a las micro, pequeñas y medianas empresas, ofreciéndoles herramientas para que puedan desarrollarse en el marco de los nuevos paradigmas de industria 4.0 y de cuidado ambiental”, concluyó Otermín.




Los proyectos

El proyecto PE-1 establece el “Régimen Simplificado del Impuesto a los Ingresos Brutos que, de acuerdo al articulado será “aplicable, exclusivamente, a los pequeños contribuyentes locales de la Provincia de Buenos Aires. Este régimen sustituye la obligación de abonar el tributo mediante anticipos, conforme a lo previsto en el artículo 2009 y concordantes del presente Código. Quedan excluidos del presente régimen los contribuyentes alcanzados por el Convenio Multilateral”.

El texto precedente aparecerá en el artículo 227 bis del Código Fiscal, que además tendrá la incorporación del 227 ter, en el que se determina a quienes se considera dentro de la categoría de pequeños contribuyentes. De acuerdo a los datos suministrados desde ARBA, beneficiará a un millón de monotributistas, y una de las características principales de la modificación es que incluirá en un solo importe lo correspondiente al pago del monotributo e Ingresos Brutos.

El proyecto establece que los contribuyentes no deberán presentar declaraciones juradas mensuales de Ingresos Brutos en ARBA. Tampoco se aplicarán retenciones, dado que solo se pagará la cuota fija mensual, en función de su categoría del monotributo. 

En el artículo 5, la iniciativa establece que ARBA “podrá celebrar convenios con las municipalidades, a efectos de ejercer la facultad de liquidación y/o recaudación respecto de los tributos creados o que pudieran crearse en el futuro por las mencionadas jurisdicciones, siempre que recaigan sobre los pequeños contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado”.

El segundo proyecto de ley que el Ejecutivo envió al Poder Legislativo desde que Axel Kicillof anunciara las medidas para este año en la apertura de sesiones ordinarias el pasado primero de marzo, es el del “Régimen de regularización de Deudas Impositivas”, una moratoria que aplicará la agenciad e recaudación bonaerense una vez aprobada la ley.

En el artículo uno se establece que es una medida “extraordinaria y especial en el marco de la situación generada por la emergencia sanitaria producida por Covid-19”, y la enmarca como “un régimen para la regularización de deudas de los contribuyentes y sus responsables solidarios, provenientes de los impuestos Inmobiliario –en sus componentes básico y complementario- y a los Automotores”.

Es para las deudas que los contribuyentes registren durante el año 2020 y se encuentren en instancia prejudicial. Quedan excluidas las deudas provenientes de planes de pago que ya hayan caducado. El modo de cancelación se conocerá una vez que la Ley sea reglamentada. 

En el proyecto, en el artículo 8, también se faculta al Poder Ejecutivo para que, como medida extraordinaria y especial por la pandemia, disponga de “un régimen para la regularización de deudas de los agentes de recaudación y sus responsables solidarios, provenientes de retenciones y/o percepciones no efectuadas con relación a los impuestos sobre los Ingresos Brutos y de Sellos”. También la moratoria alcanza a “retenciones y/o percepciones no ingresadas o ingresadas fuera de término”, como se establece en el artículo 15.

La ley establece los requisitos que deberán acreditar los deudores para acogerse a los beneficios, entre los cuales figura que las empresas que ingresen a la moratoria deben “asumir el compromiso de mantener la planta de personal denunciada por el plazo que dure la emergencia establecida por la Ley N° 15.165”.

En el caso de las micro y pequeñas empresas “se les bonificará el cien por ciento de  los intereses de la deuda exigible desde la fecha de su vencimiento hasta la fecha de adhesión” a la moratoria. Las empresas medianas tendrán una bonificación del cincuenta por ciento.
Las empresas –cualquiera sea su tamaño- en las que su actividad principal fuera alguna de las que el ministerio de la Producción de la Provincia determine como afectadas a la emergencia sanitaria tendrán una bonificación del cien por ciento.

El plan de pagos para agentes de recaudación está orientado a 3.800 empresas que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos y sellos.