JUVENTUD RADICAL
27/03
Manuel Cisneros: "El principal desafío es seguir apostando a la renovación del radicalismo"
En el marco de las elecciones internas de la Juventud Radical de la Provincia de Buenos Aires la lista que encabezó Manuel Cisneros se impuso a la par de la nómina de "Adelante" que lideraron Maximiliano Abad y Érica Revilla. 
En el marco de las elecciones internas de la Juventud Radical de la Provincia de Buenos Aires la lista que encabezó Manuel Cisneros se impuso a la par de la nómina de "Adelante" que lideraron Maximiliano Abad y Érica Revilla. 

En diálogo con La Tecla el nuevo conductor del ala joven del histórico partido analizó la impronta que le darán al espacio, como también los desafíos y la estrategia para tener llegada e instalar una agenda entre los jóvenes. 



-¿Qué impronta se le dará a la Juventud Radical con el triunfo del domingo pasado?
-La impronta va a ser de protagonismo al cien por ciento. Hemos logrado un resultado electoral histórico a lo que fueron las dos últimas dos décadas de la Juventud Radical de la Provincia  y vamos a seguir profundizando el modelo que venimos haciendo desde hace diez años en la provincia con más de sesenta concejales menores de 30 años, con dos legisladores de la JR y una diputación nacional. 
La idea es profundizarlo en términos partidarios y después esbozar un mensaje para el conjunto de los jóvenes. Nosotros tenemos una provincia con casi un sesenta por ciento de jóvenes que son pobres, el año pasado cerca de un 40 por ciento dejaron la escuela por no tener presencialidad y queremos recrear una espereanza para que la salida no sea la pérdida de perspectivas de futuro y la depresión o armarse la valija para irse del país.

-Con este diagnóstico, ¿Cuál es el principal desafío que tienen?
-El principal desafío es seguir apostando a la renovación del radicalismo. No tengo duda que con Maxi Abad lo vamos a poder seguir haciendo, además de profundizarlo, porque en él vemos una figura joven que estuvo en la Juventud Radical, militó en la Franja Morada y llegó a ser presidente de la FUBA y va ser quien lidere la renovación partidaria con todos nosotros atrás.

-¿Cómo está la vinculación de los jóvenes con la UCR?
-Fue un resultado muy importante para nosotros. Más de 9 mil jóvenes participaron de la interna del radicalismo bonaerense y fue algo histórico. De ese número, más de 6 mil lo votaron a Maxi Abad como presidente del Comité Provincia. 
El sector de "Adelante" y "Buenos Aires en Juventud" quedó con 19 de 24 delegados, lo que representa una amplia mayoría y los jóvenes quieren seguir transformando el radicalismo con figuras que sean de la provincia de Buenos Aires y con un armado nacional que se verá de la mano de Facundo y Gastón Manes.

-¿Cuál es la estrategia para tener llegada e instalar una agenda entre los jóvenes y tener mayor acompañamiento?

-La estrategia es ponerle la voz a los partidos políticos juveniles  y conducir esos procesos. La agenda es el medio ambiente, porque venimos de un año donde se incendió la mayor cantidad de hectáreas y es también lo que pasó en el sur. 
El tema del género es algo que venimos tratando, pero queremos que siga acompañando y profundizando la igualdad del hombre y la mujer. 
También un nuevo paradigma de la sociedad que tiene que ver con el conocimiento, donde tenemos que respaldar a los emprendedores que hacen software y distintas tecnologías que es el presente y futuro del país. 
Después queremos tener un mensaje para los más desprotegidos, lo que no llegan a tener los servicios básicos satisfechos y la mayoría se nuclea en el conurbano bonaerense y esa es una gran deuda que tenemos desde la política.

-¿Qué los diferencia de otras agrupaciones como La Cámpora y cuál es la identidad que tiene la Juventud Radical?
-La primera diferencia es que somos la fuerza más democrática de todas. Nosotros elegimos a nuestros candidatos con el voto de los afiliados y no viene un dirigente mayor a poner el dedo y designar nuestro presidente. 
Nosotros competimos en elecciones internas y ninguna fuerza política se anima a hacer ese proceso para elegir a sus candidatos. 
En segundo lugar nosotros somos jóvenes, los dirigentes de La Cámpora tienen más de 40 años, es una juventud tardía. Nosotros tenemos concejales y diputados menores de 30 años, tenemos una diputada nacional con 29 años. La juventud no solamente es el futuro, sino también el presente con poder real dentro de la estructura legislativa y muchas estructuras ejecutivas, porque hay muchos jóvenes que son funcionarios en sus distritos y eso habla de un radicalismo que se está renovando, que se está moviendo. 
También hay diferencias en ideas, porque si tenemos que salir a criticar acciones de gobierno como lo fue con Cambiemos, lo hacemos. Cuando se ponía en duda algo con los derechos humanos, lo cuestionamos; yo no veo a las juventudes del kirchenerismo criticando Formosa u otras cuestiones que ideológicamente están en contra, pero lo callan y lo justifican. 
La Juventud Radical no tiene problema en salir a plantear a su propio gobierno las críticas que uno tiene.