COMUNICADO
27/03
Segunda ola y pérdida de poder adquisito, doble preocupación de docentes
El gremio UDOCBA alertó por la disparada de los contagios por coronavirus y el riesgo para los maestros tras la vuelta a la presencialidad. Además, sostiene que el aumento en el índice inflacionario representa una "rebaja del salario", por lo que pidió una urgente recomposición al Gobierno provincial.


La Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA), uno de los gremios que integran el Frente de Unidad en la provincia de Buenos Aires, advirtió que "si bien se están tomando medidas restrictivas en varias áreas de la administración nacional por advertencia del Ministerio de Salud, no parece haber nada previsto en el área educativa tanto a nivel nacional como provincial". 

A través de un comunicado, la entidad sostuvo que "el avance de la pandemia y la mutación de las cepas tanto en el mundo como en la región obliga a decisiones rápidas y eficaces en todos los terrenos. La vecina República de Uruguay, por ejemplo, ya dispuso la suspensión de clases en todo el territorio. Las autoridades sanitarias y los expertos epidemiólogos advierten sobre la llegada de la segunda ola, pero no vemos la misma inquietud en los responsables del área educativa".

"El retorno a la presencialidad, combinado con un régimen de enseñanza virtual constituye un desafío dificultoso para docentes y alumnos/as y no garantiza una continuidad pedagógica exitosa. Además, ha traído serias consecuencias. De acuerdo a relevamientos realizados por nuestra organización sindical, se ha registrado un incremento de casos en docentes, auxiliares y alumnos/as, situación que llevó a aislar a distintos grupos e impidió el retorno de muchas escuelas a la presencialidad que todos /as deseamos. Distritos como La Plata, Chivilcoy, Lomas de Zamora y Chacabuco, por ejemplo, han tenido serias dificultades. También ocasiona el no inicio de clases presenciales la falta de una presencialidad segura con elementos adecuados y de infraestructura y estado sanitario en condiciones, como en el caso de San Fernando", añadieron.

En tal sentido, se preguntaron "qué tipo de medidas tienen previstas el Ministerio de Educación a nivel nacional y Dirección General de Escuelas, cuando los contagios al día de la fecha llegan a la alarmante cifra de 13.000. Observamos no sin preocupación que funcionarios y funcionarias están más preocupados/as por protocolos que por contenidos. También deseamos que se informe si hay en marcha algún plan de entrega de insumos tecnológicos para alumnos/y docentes, tal como solicitamos en repetidas oportunidades, y que será un tema clave en caso de tener que volver por completo a la virtualidad".



En otro orden, el sindicato que conduce el dirigente Miguel Díaz consideró que a la preocupación por el aumento del número de casos con Covid 19 se suma la situación salarial docente, luego de un primer trimestre de casi 12% de inflación acumulada.

Al respecto, UDOCBA indicó que "los y las docentes continúan desarrollando su trabajo con el compromiso de siempre, cada vez más sobrecargados/as de tareas, poniendo en riesgo su salud y sin contar, en muchos casos, con los elementos de bioseguridad necesarios. A la incertidumbre que implica trabajar en estas circunstancias, se suma el malestar por un retraso salarial que no fue resuelto luego del insuficiente ofrecimiento del Gobierno de la provincia de Buenos Aires en las últimas negociaciones paritarias, propuesta que UDOCBA rechazó".

Y agregaron: "la docencia bonaerense, como siempre, le pone el hombro a la escuela pública: los compañeros y compañeras dan clases presenciales, virtuales, colaboran con la distribución de alimentos, afrontan de su bolsillo gastos de conectividad y utilizan recursos tecnológicos propios, todo con el mismo salario de diciembre, a pesar del ritmo galopante de inflación. Este proceso podría definirse como de rebaja salarial y urge que sea revertido de inmediato, con un recupero real del poder adquisitivo perdido".