SANTA CRUZ
06/03
Presentaron una denuncia penal contra el ministro de Salud y piden su renuncia
La presentación fue realizada por el titular de la UCR de Caleta Olivia, Matías Quinteros, por "encubrimiento, abuso de poder y la malversación del programa de vacunación contra el Covid-19 en la provincia"

El ministro de Salud y Ambiente de Santa Cruz, Claudio García, continúa en el ojo de la tormenta. Apuntado desde distintos sectores por la existencia de un vacunatorio Vip en la provincia, ahora fue denunciado penalmente y le piden la renuncia.

La presentación fue realizada por el titular de la UCR de Caleta Olivia, Matías Quinteros, por "encubrimiento, abuso de poder y la malversación del programa de vacunación contra el Covid-19 en la provincia". 

La denuncia fue realizada ayer y quedó radicada en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Caleta Olivia.

"Este hecho no debe pasar por alto y menos aún naturalizar semejante despropósito en contra de cientos de santacruceños que sufrieron, sufren y hasta perdieron la vida por el COVID 19. Este abuso de funcionarios municipales, provinciales y nacionales que escudándose en su función pública, hicieron uso de la vacuna Sputnik V sin ser personal esencial o personas de alto riesgo, deben ser sancionado severamente por el o los delitos", disparó Quinteros.

En la misma sintonía, el referente del radicalismo caletense aseguró que "este acto de abuso de poder no puede quedar como una simple payasada o picardía, hasta el mismo Presidente de la nación dijo “quien no se adelantó en la fila” como restando importancia a un tema tan sensible y defendiendo a hombres de mismo color político, intentaron declararlos que son personal estratégico para justificarlos, pero sin lugar a dudas lo que hicieron está penado por la ley, lo dice código penal no lo digo yo".

Asimismo, el denunciante agregó: "los funcionarios cometieron los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionarios públicos, malversación de caudales públicos, incurrieron en defraudación contra el Estado Nacional y el responsable máximo del área de salud dijo primero "tenemos repartidas 9 mil dosis y estamos hablando de una problemática de 5, 10 o 15 dosis" minimizando la gravedad de los hechos acontecidos, claramente encubriendo todo".

Por último, el dirigente de la UCR sentenció: "estos funcionarios deben responder por sus actos, y el ministro Claudio García debe renunciar. Esto no puede quedar así, porque robarse la vacuna es quitarle la vida a otros, como los trabajadores de salud o esenciales, como también a los grupos denominados de riesgo como nuestros abuelos, la gente tiene que entender que estos funcionarios ventajeros le quitaron la posibilidad de vivir y disfrutar de la vida más tiempo aquellos que no estaban vacunados y lamentablemente fallecieron por no estar inmunizados".