PUJA
05/03
El peronismo de la Quinta Sección se planta en la disputa Máximo-Gray
Dirigentes de la región opinaron sobre la interna del PJ. La candidatura del diputado nacional generó la reacción del intendente de Echeverría, actual vice del partido, quien no quiere abandonar el cargo antes de diciembre. Críticas a la maniobra, apoyo a la candidatura K y la necesidad de ser “orgánicos”, entre los planteos de los principales referentes.
Vía La Tecla Mar del Plata (www.lateclamardelplata.com.ar)


El Partido Justicialista vive horas intensas en territorio bonaerense, en el marco de la disputa de Máximo Kirchner y Fernando Gray por la definición de la interna.

Como es sabido, el diputado nacional busca presidir el PJ a mediados de mayo, en una muestra de “unidad”, con Alberto Fernández encabezando a nivel nacional. Si bien las elecciones se fijaron para el 2 de dicho mes, Fernando Gray, el actual vice realizó una impugnación y una medida de no innovar por la “convocatoria express” a elecciones internas, en busca de preservar el cargo de la actual conducción hasta el 17 de diciembre.

Sin embargo, la presentación fue desestimada hoy por el juez del Juzgado Federal N°1, Alejo Ramos Padilla. En este marco, las repercusiones de este conflicto llegaron a la Quinta Sección Electoral, donde si bien prevalece un apoyo a Máximo, también se alzan voces críticas en la región.

Una de ellas es la de Juan Manuel Rapacioli, el presidente del PJ en General Pueyrredon. “La presentación que hizo Gray estaba bastante bien fundamentada. El llamado a las elecciones debe ser de parte de los congresales. Se hace un congreso y se convoca. Entonces acá ya hay una irregularidad”, apuntó el dirigente.

Por otro lado, en diálogo con La Tecla Mar del Plata, Rapacioli planteó que le llama la atención “el apuro” por convocar a las internas y que no haya una “discusión política”. Y disparó: “Parece una carrera de chupamedias a ver quién pondera más las virtudes de Máximo. Como si acá se estuviera discutiendo Máximo sí o Máximo no. De hecho, llegado el tiempo normal de elecciones, si él presentara una lista, seguramente yo la estaría militando en caso de que hubiera otras condiciones”.

En esa línea, Rapacioli consideró que “es muy difícil de ver la unidad así, cuando los que plantean que vienen a quedarse con el partido están echando forzosamente a la conducción anterior. Aparte así quedan escindidas las elecciones del PJ de Provincia con la elección distrital, los 135 municipios seguirán sin elecciones. Es todo muy amañado. Como decía el General: las cosas no se hacen imponiendo, se hacen persuadiendo”.

Justamente la postura crítica del dirigente ha generado un cese en el diálogo con otros referentes más ligados al ravertismo en el principal distrito de la Quinta Sección, quienes apoyan el desembarco del diputado nacional en Provincia.

Pero  las críticas no terminan ahí. El referente del PJ de Ayacucho, y ex intendente de la localidad, Darío “El Turco” David, también puso el grito en el cielo por la maniobra del líder camporista.  “Uno que hace más de 18 años que preside el PJ local es muy respetuoso de los partidos políticos, los lugares que uno ocupa han sido siempre por medio de elecciones. Hay que respetar los tiempos que nos dan los mandatos”. 

Y remarcó: “Lo lógico sería que los mandatos terminen en diciembre. Y si hay que renovar, que se dirima por medio de las internas, como estamos acostumbrados los peronistas”.

Darío David es unas de las principales voces críticas en la región

Al igual que Rapacioli, el ex jefe comunal esgrimió que Máximo y Alberto en la conducción del partido “no garantizan la unidad”, y que no acompaña los “cambios bruscos”. Aunque matizó: “La figura de Máximo me merece el mayor de los respetos, es un cuadro político muy interesante”.

En otros municipios costeros como Mar Chiquita, aflora la intención de “ser orgánicos”, independientemente del parecer personal. Así lo expresó Luis Bravo, el titular del PJ local. “Nosotros vamos a acatar lo que dijo el Consejo Provincial. Nos puede gustar o no, pero si tomaron esa determinación, que calculo que estará consensuada y será por mayoría, seremos orgánicos, como plantea también Paredi (NdR: Jorge, el intendente municipal), y respetaremos lo que decidan. Nos puede gustar o no, pero es una decisión que pasa por ellos”, señaló.

Y profundizó: “Yo creo personalmente que los mandatos se deben terminar, no ser interrumpidos. Pero también cuando Fernando Gray con Gustavo Mendenez decidieron alternar un año cada uno la presidencia y la vicepresidencia, algo que parecía descabellado, el resultado de eso logró que en la provincia, con Axel a la cabeza, saliera triunfante el Frente de Todos. Han hecho un buen trabajo. Se merecen tal vez seguir, pero seremos orgánicos, no son decisiones que pasan por nosotros”.


Ramos Padilla rechazó hoy la presentación de Gray.

Asimismo, Bravo advirtió algo que es una constante en las localidades más pequeñas: la necesidad de que los referentes del Frente de Todos “abran más el juego”.

“Hay compañeros de otros distritos que, al no tener la intendencia, están solos. No les llega ninguna ayuda. Las candidaturas se eligen porque son amigos y familiares, y no es así”, deslizó.

De todos modos, el acompañamiento ya sea por “orgánicos” o por convencimiento también está presente en la Quinta Sección. Por caso, en el Partido de la Costa, donde el propio intendente, Cristian Cardozo, hizo explícito su apoyo, al igual que la conducción del PJ local, en manos de Juan de Jesús, padre del actual diputado provincial.

En la misma sintonía se expresaron en Villa Gesell, donde el jefe comunal y también presidente del partido, Gustavo Barrera, hoy se encuentra en receso.

“Tanto el intendente como yo, que estoy en su reemplazo hasta el 15 de marzo, apoyamos la postulación de Máximo. Creemos que va a ser una renovación para el PJ. Será un partido más abierto de cara a lo que viene, a los grandes desafíos, siempre pensando en mantener la unidad y trabajando en conjunto por todos los argentinos”, aseguró Cristian Angelini, Jefe de Gabinete del municipio costero. 

El funcionario geselino destacó también que “la gran mayoría” de la región banca al hijo de la vicepresidente de la Nación como referente del partido, y se apartó de la postura de Gray: “La política con presiones no sirve, sino que hay que obtener consensos, sumar a las mayorías para poder construir. No concordamos con esa postura. En el momento histórico que pasa el mundo y la Argentina, tenemos que sacar los egos de lado y trabajar todos juntos para la construcción de lo que viene, como la vacunación. El PJ es la estructura más importante en la construcción, además de las organizaciones sociales, los sindicatos y a todos los espacios que integran el Frente de Todos, para consolidar un proyecto y que el neoliberalismo no vuelva más al país”.

Por último, Angelini criticó, más allá de la última resolución de Ramos Padilla, que la Justicia se metiera en la interna del PJ. “La política tiene que estar por sobre todas las cosas, no debe judicializarse, más en un partido tan importante como el nuestro”, sentenció.