REESTRUCTURACION
02/03
¿La decimotercera es la vencida?: Provincia volvió a extender el plazo de canje de deuda
El Ministerio de Hacienda y Finanzas prorrogó el período hasta el 26 de marzo de 2021. Ya se cumplió más de un año que el Gobierno inició el camino de la reestructuración de su deuda en moneda extranjera.
El Ministerio de Hacienda y Finanzas, a cargo de Pablo López, anunció una nueva extensión del período de presentación de órdenes para canjear los bonos elegibles bajo legislación extranjera por nuevos bonos hasta el 26 de marzo de 2021.

"El equipo económico continúa manteniendo diálogo con los acreedores privados externos con el objetivo de arribar a un acuerdo que sea sostenible y duradero en el mediano y largo plazo, y que tenga en cuenta la situación social, económica y fiscal de la Provincia", señalaron en el escueto comunicado.

Es la decimotercera vez que se prorroga el plazo, luego de que el 4 de febrero de 2020, hace poco más de un año, el gobernador Axel Kicillof anunciara en conferencia de prensa el inicio del proceso de reestructuración de la deuda de la Provincia en moneda extranjera.

En aquel entonces, el Ejecutivo venía de pagar 250 millones de dólares correspondientes a la segunda cuota del BP 21, emitido en 2011 durante la gestión de Daniel Scioli. Fue el primero y el último vencimiento que pagó, puesto que, hasta ahora, el Gobierno no ha podido llegar a un acuerdo con los acreedores y se vio en la obligación de extender una y otra vez el plazo de canje de deuda.

Efectivamente, Kicillof y su equipo económico pretenden reestructurar u$s 7148 millones con un período de gracia de tres años, una quita de capital cercana al 7% y un recorte de los intereses de 55%, para obtener un alivio financiero de u$s 5000 millones hasta 2030. Una propuesta similar a la que Nación negoció y acordó con sus tenedores. 

Entonces, ¿por qué la Provincia no logró solucionar su deuda? Fuentes del Ministerio de Hacienda y Finanzas aseguraron a La Tecla que “aún no hemos podido consensuar niveles de pago que sean razonables y sostenibles en el mediano y largo plazo, y que no pongan en riesgo la inversión en salud, educación e infraestructura para la Provincia”.

Según explicaron desde la cartera que conduce Pablo López, este año la Provincia hubiese tenido que afrontar vencimientos de deuda en moneda extranjera por 1.500 millones de dólares si no se hubiese iniciado el proceso de reestructuración. “Ese monto es equivalente a casi todo el plan de obra pública previsto para 2021, cinco veces el presupuesto en comedores escolares o el presupuesto anual destinado a seguir fortaleciendo el sistema de salud en el marco de esta pandemia”, compararon.

En la negociación hay una gran cantidad de fondos involucrados. Los principales son GoldenTree Asset Management, Western Asset Management Company (WAMCO), Greylock Capital, Prudential, Fidelity y Templeton.

Una parte de ellos está agrupada en un comité y dicen que representan al 40% de los acreedores. Sin embargo, es muy difícil saber con precisión qué porcentaje representa ese comité porque las tenencias no son públicas.

Desde que la oferta de reestructuración de deuda se hizo pública, el 23 de abril de 2020, se han acercado posiciones, pero no lo suficiente como para llegar a un consenso.

Hasta ahora, la contrapropuesta que han realizado los acreedores fue un alivio de u$s 3300 millones, pero desde el Gobierno no creen que sea sostenible en el mediano y largo plazo aunque manifestaron voluntad de enmendar la oferta formal ya realizada. Mientras tanto, la Provincia sigue esquivando un default. Pero los acreedores advirtieron que su paciencia no es infinita. Si no hay acuerdo pronto, "no habrá más remedio que ejercer los derechos de aceleración y ejecutar los derechos contractuales", dijeron.


Una solución de fondo y de acuerdo a la capacidad de pago

A pesar de que las negociaciones con los acreedores lleva casi ya un año, desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Provincia se muestran firmes en sus convicciones. No quieren cerrar un acuerdo que no sea sostenible, repiten una y otra vez.

"Queremos que sea una solución de fondo de mediano y largo plazo y que sea de acuerdo a la capacidad de pago que tiene la Provincia en relación a la situación económica, fiscal y sobre todo a las condiciones sociales muy complejas que existen y que tiene que atender el Gobierno de la Provincia”, señalaron a La Tecla desde la cartera que conduce Pablo López, a la vez que aclararon que el Gobierno está dispuesto a alcanzar un acuerdo, pero los plazos no sólo dependen de su voluntad. 

Recientemente los acreedores privados externos conformaron un comité de deudas provinciales, por lo cual los ministros de Economía y Finanzas de distintas provincias vieron necesario profundizar la coordinación de acciones para recuperar la sostenibilidad de la deuda en dólares bajo legislación extranjera.

“Si bien las provincias continúan llevando adelante en forma individual las negociaciones con sus acreedores privados externos, el principal objetivo fue avanzar en la coordinación de los distintos procesos, propiciar un marco de discusión adecuado para la recuperación de la sostenibilidad de las deudas y promover el trabajo conjunto de las áreas”, indicaron desde el Ministerio bonaerense.