ARREMETIDA
27/02
Tras el Vacunagate, Kicillof acusó a la oposición de intentar "sembrar odio"
El gobernador bonaerense negó que se haya vacunado a militantes políticos en la Provincia. Aseguró que los trabajadores de los centros de telemedicina Covid-19 estaban incluidos en el plan de inmunización. "No nos van a detener"; lanzó.


El gobernador bonaerense Axel Kicillof aseguró hoy que no se vacunó a militantes políticos en la Provincia, atribuyendo esos rumores a que la oposición "sigue tratando de sembrar odio y desconfianza"

Además, explicó que los trabajadores de los centros de telemedicina Covid-19 también estaban incluidos en el plan de inmunización.

“Así como me inventaron un primo vacunado que no tengo, para ensuciarme, ahora agitan el fantasma de la vacunación de militantes y quieren hacer pasar un centro de atención para pacientes COVID por una unidad básica. Siguen tratando de sembrar odio y desconfianza”, señaló en un hilo de Twitter.

Al respecto, el mandatario provincial explicó que “cumpliendo la normativa impartida por el Ministerio de Salud de la Nación, comenzamos por vacunar a todos los trabajadores del sistema de salud, íntegramente. Desde los médicos y enfermeros de terapia hasta los administrativos que distribuyen los insumos, pasando por personal de limpieza y profesionales que trabajan en su domicilio. La disposición era clara: TODOS”.
 

Y añadió que el objetivo era “tener protegido del COVID a todo el sistema de salud ante la posibilidad de una segunda ola”.

“Esto incluyó, dentro de los parámetros indicados, a quienes desde el principio de la pandemia hicieron el seguimiento de los casos y respondieron los llamados. Si los trabajadores de los centros de telemedicina COVID-19 (CETECS) se contagian, perdemos una herramienta fundamental”, comentò.

En otra parte de su alocución en redes, aclaró que son trabajadores que se sumaron luego de la convocatoria de la cartera sanitaria de la provincia de Buenos Aires a mediados del año pasado, a "universidades públicas con asiento en el territorio bonaerense para realizar el tele-seguimiento de casos confirmados y de contactos estrechos y el acompañamiento de grupos de riesgo como adultos mayores".

“El proceso para vacunarlos fue transparente y respetó las prioridades, como estaba establecido por el Plan desde el comienzo”, sentenció.

Al apuntar contra la oposición, Kicillof recordó que “primero, atacaron los cuidados como si fueran un atentado a las libertades. Después, llamaron ´veneno´ a la vacuna. Ahora, apuntan contra el proceso de vacunación, cuando la Provincia está llegando al primer medio millón de vacunados”.

Finalmente advirtió: "No nos van a distraer. No nos van a detener. Vamos a seguir consiguiendo vacunas contra el COVID. Y vamos a vacunar a todas las y los bonaerenses que así lo deseen”.