ESCáNDALO
20/02
Qué dijo Moyano acerca de su vacunación, la de su esposa y la de su hijo de 23
El líder camionero decidió romper el silencio. Admitió haber sido vacunado pero se desligó por completo del escándalo iniciado ayer a partir de las palabras del periodista Horacio Verbitzky. “Estoy vacunado porque soy el presidente de dos obras sociales y por la edad que tengo. No formé parte para nada de ninguna nómina de vacunados VIP", argumentó
“Me vacuné con mi mujer y mi hijo menor con una provisión del Gobierno de la Ciudad para el Sanatorio Antártida”, afirmó esta mañana Hugo Moyano, otro de los apuntados en el escándalo de las vacunas iniciado por las declaraciones del periiodista Horacio Verbitzky, que tuvo como consecuencia, entre otras cosas, la dimisión del ahora titular de Salud, Ginés González García.

“Estoy vacunado porque soy el presidente de dos obras sociales y por la edad que tengo. No formé parte para nada de ninguna nómina de vacunados VIP. Se está vacunando todo el personal que está al frente del Antártida”, dijo el titular del Sindicato de Camioneros.

Y no se quedó ahí, sino que también justificó las vacunas que se aplicó su familia: “Mi esposa y mi pibe trabajan en el sanatorio. Se corren muchos riesgos al frente del sanatorio. La provisión la hizo el Gobierno de la Ciudad para todos aquellos que tenemos relación con el Sanatorio Antártida”, expresó, si se quiere, "salvando" a Ginés. 

Tal como se indicó, Moyano se vacunó junto con su esposa, Liliana Zulet, y su hijo Jerónimo, de 20 años; nombres que surgieron ayer apenas iniciado el escándalo. Hasta ahora, el gremialista había optado por el silencio, pero como al igual que el resto de los involucrados, decidió dar la cara y hacerse cargo del asunto; aunque en este caso desligándose del escándalo.