ECONOMIA
31/01
Deuda: Provincia establece pautas de negociación con bonistas
Mientras se encamina a una nueva extensión del plazo de canje de deuda, el Gobierno bonaerense aúna esfuerzos con otras jurisdicciones e interpone una serie de lineamientos conjuntos en la negociación.
El gobierno de Axel Kicillof aún no pudo resolver la reestructuración de su deuda bajo legislación extranjera. En este escenario, mientras se encamina a nueva extensión del plazo de canje de los bonos (que venció el viernes 29 de enero), la Provincia aúna esfuerzos con otras jurisdicciones e interpone una serie de lineamientos conjuntos en la negociación.

Por caso, los ministros de Finanzas y Economía de las provincias de Buenos Aires, Chaco, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja y Tierra del Fuego mantuvieron un encuentro para avanzar en acuerdos de forma coordinada y responsable.

En este sentido, acordaron rechazar “el uso de herramientas de presión de carácter judicial para forzar soluciones insostenibles, afectando los principios de buena fe que deberían primar en toda negociación, al tiempo que confían en que los procesos consensuales permitirán restablecer la sostenibilidad de la deuda a partir de negociaciones constructivas entre las partes, basadas en las realidades provinciales y sus respectivas capacidades de pago”.
 

Asimismo, destacaron “la necesidad de observar lineamientos comunes que velen por la sostenibilidad agregada, descartando acuerdos que sólo resulten viables en el análisis individual y aislado de la realidad nacional”.

Por ello, establecieron una serie de pautas comunes para intentar destrabar las negociaciones:
  • Restaurar la sostenibilidad de la deuda en el marco de procesos ordenados, promoviendo acuerdos que resulten sostenibles en el mediano y largo plazo.
  • Trabajar cooperativamente, brindándose apoyo mutuo según las necesidades de cada provincia.
  • Sostener un diálogo transparente y de buena fe con los distintos grupos de bonistas.
  • Alcanzar compromisos adecuados que brinden tratamiento equitativo entre acreedores, en función de las particularidades de cada provincia.
  • Evitar acuerdos que puedan acarrear beneficios individuales de corto plazo poniendo en riesgo la sostenibilidad del agregado provincial y con ello el interés del conjunto de los acreedores.
  • Incorporar en el análisis de sostenibilidad las implicancias del contexto macroeconómico y la disponibilidad de divisas para evaluar las posibilidades de pago de los servicios de deuda resultantes.
  • Avanzar en propuestas que permitan obtener flujos de pagos compatibles con senderos de resultado fiscal consistentes con una recuperación económica sostenida.