HACIA LAS URNAS
15/01
Se "picó" el radicalismo bonaerense tras la intervención de Carrió en la interna 
La líder de la Coalición Cívica manifestó su apoyo a la lista que conduce Abad. Desde la vereda de enfrente la cruzaron con dichos de Alfonsín, quien aseguró que era la enemiga de la UCR.
Elisa Carrió siempre genera polémica. No sólo por lo que dice, sino también por lo que hace. Este viernes, por caso, la líder de la Coalición Cívica manifestó su apoyo a la lista que encabeza el diputado Maximiliano Abad para conducir la Unión Cívica Radical de la provincia de Buenos Aires, elección interna en la que también se anotó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Con idénticos mensajes vía redes sociales, Carrió y Abad señalaron que “conversamos sobre profundizar el cambio, sostener la República y dar las peleas que hay que dar en provincia de Buenos Aires”. 

Del cónclave también participaron Daniel Salvador y Andrés De Leo, los presidentes de la UCR y la CC de la Provincia, respectivamente, y la diputada provincial Maricel Etchecoin, discípula de Lilita.

Horas más tarde, sin embargo, el tema subió de temperatura cuando dirigentes possistas cruzaron a la ex diputada nacional con palabras del ex presidente Raúl Alfonsín, quien aseguró que Carrió era la enemiga de la Unión Cívica Radical.
 
“Carrió quiere seguir teniendo un radicalismo servil al que pueda seguir manejando desde afuera como vienen haciendo desde hace cinco años gracias a la actual conducción radical en Provincia. Por eso apoya al oficialismo y le molestan dirigentes con peso propio como Gustavo Posse y Martín Lousteau”, sentenciaron los dirigentes al recordar el destrato que Carrió había tenido con la UCR cuando expresó que “el radicalismo iba a hacer lo que ella dijera”.

“Las palabras de Carrió inmiscuyéndose en la interna radical vuelven a demostrar que socios de Juntos Por el Cambio, como el ARI, consideran que el radicalismo tiene que ser manejado desde afuera, que es un juguete de esos partidos, sumiso y servil, y no soportan que gane la lista que lleva a Posse como presidente del Comité Provincia porque entonces ya no tendrían un radicalismo manipulado”, concluyeron.

Cabe recordar que la chaqueña es una de las anotadas para competir por la gobernación en 2023 dentro del frente Juntos por el Cambio y ya empezó a marcar la cancha respecto a sus aliados y rivales en el ámbito interno.

Carrió eligió para el bando amigo al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a la ex gobernadora María Eugenia Vidal. Salvador, según se sabe, tiene también buena relación con la líder de la CC, con lo cual la “foto” con Abad es una señal de alerta para Posse.

Del lado de los adversarios, la ex diputada nacional puso al mismisismo ex presidente Mauricio Macri, al ex titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, un díscolo dentro de Juntos por el Cambio. Con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, siempre estuvo enfrentada.