CORONAVIRUS
08/01
El PRO puso sobre la mesa una opción con restricción nocturna y protección productiva
El jefe comunal de La Plata, Julio Garro, reclamó al gobernador que se proteja a los sectores golpeados por la pandemia y propuso extender el horario de cierre ante los rumores del decreto presidencial. El detalle de la oferta.
Si bien el gobierno de Alberto Fernández optó por frenar el decreto con restricciones a la nocturnidad, desde la oposición apuntaron a una variable. Claro está, este jueves, el Jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, señaló que a partir de este viernes 8 de enero regiría restricciones a la movilidad entre las 23 y las 06 hs. No obstante, ante el malestar generalizado, el decreto se congeló.

En ese marco, y con la guarida alta ante la posibilidad de que Nación avance en la medida, desde el PRO bonaerense pusieron sobre la mesa una posibilidad que acata el toque de queda y busca ampliar la actividad económica.

Fue el intendente de La Plata, Julio Garro, el encargado de hacer pública la variable y ponerla a disposición del gobernador bonaerense, Axel Kicillof. A través de su cuenta en Twitter, el platense Garro lanzó: "Pedimos que el sector gastronómico tenga la posibilidad de utilizar el segundo turno de utilización de mesas. Solicitamos al Gobernador extienda, al menos, hasta la 1.00 h. Miles de platenses dependen de este ingreso."

Es decir, que el cierre de la nocturnidad no sea a las 23 hs como planteó Cafiero, sino que se genere una ampliación de dos horas al menos. De esa manera, sostiene el alcalde macrista, se podrá proteger la economía del sector productivo.

Vale recordar que, el propio Garro, había adelantado su apoyo a la necesidad de mitigar los contagios de coronavirus en la región. "Comparto la necesidad de cortar el crecimiento de la curva de contagios, pero debemos aferrarnos a lo que hemos aprendido. El sector gastronómico, hotelero y turístico ha sido muy golpeado en 2020. La estrategia de cerrar todo no arrojó buenos resultados", expresó el intendente.

De esa manera, el PRO puso sobre la mesa de variantes una opción con una restricción nocturna menor a la impulsada desde el equipo nacional.