LA TECLA MAR DEL PLATA
08/01
La Feliz espera definiciones sobre las restricciones
Por la resistencia de Córdoba, Mendoza y CABA, el DNU se demoró y ahora solo habilitará a las Provincia a establecer restricciones por su cuenta. Se deberán cumplir dos parámetros técnicos. Crece la incertidumbre en sectores económicos locales.

La restricción a la circulación en horario nocturno que comenzaría a regir desde las 0 horas de hoy, que primero circuló como versión y que luego fue confirmada por el propio gobierno nacional, finalmente fue reconfigurada ante la falta de consenso con todos los gobernadores. Córdoba, Mendoza y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires plantearon fuertes resistencias, por lo que, en principio, hoy se publicará un Decreto de Necesidad y Urgencia por el cual Alberto Fernández habilitará a las Provincias a implementar las nuevas restricciones.

La normativa reglamentaría el artículo cuarto del actual DNU que dispone el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO), donde autoriza a las provincias a dictar “normas reglamentarias para limitar la circulación por horarios o por zonas”, con el fin de evitar la propagación del coronavirus. Es decir, no habrá horarios prefijados a la vez que se podrá focalizar según los distritos donde los contagios sean más críticos.

En tanto, para disponer los límites a la circulación se deberán cumplir dos requisitos técnicos. Por un lado, se instaurará un coeficiente de contagiados que comparará la primera quincena de diciembre con la primera de enero, y que se irá actualizando por quincena; y, a su vez, alcanzará a ciudades con más de 150 contagios cada 100 mil habitantes.

Al filo de la noche del jueves, cuando aún se esperaba un DNU nacional que implemente el sistema desde hoy mismo, el intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, salió a pedir cautela. “Ante las múltiples consultas quiero ratificar que vamos a esperar el decreto del gobierno nacional para conocer las posibles restricciones. Ya todos saben mi postura: siempre fue salud + trabajo. El cierre de actividades debería ser el último recurso”, expuso.

Para el alcalde, hay todavía más recursos a implementar, como la profundización de los controles e incluso la habilitación de las actividades recreativas nocturnas al aire libre, con protocolos que permitan el control estatal y apelen a la responsabilidad empresarial. El coordinador de Gabinete, Alejandro Rabinovich, más contundente aún, había considerado que “el toque de queda profundizará la clandestinidad”.

“Aguardaremos los detalles para tener más definiciones. Lo que tengo claro es que siempre voy a estar al lado de los marplatenses”, agregó el jefe comunal. Precisamente, la opinión de comerciantes gastronómicos locales fue protagonista durante toda la jornada de ayer en los medios televisivos nacionales, donde el paseo gastronómico de Olavarría ganó la atención.

En esa línea, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata manifestó su “profundo rechazo a la decisión de imponer restricciones a la nocturnidad e impedir la circulación de personas”. Además, consideró que “dicha medida sería un impacto letal a los establecimientos gastronómicos de la ciudad, sector que ha sido uno de los más afectados por los cierres impuestos con motivo de la pandemia”.

Ahora todas las miradas se posan en el gobernador Axel Kicillof, que a comienzos de esta semana se reunió con los intendentes de la Costa Atlántica en San Bernardo, a donde llevó la propuesta del “toque sanitario”. Las resistencias de distritos claves como General Pueyrredon y Pinamar –en manos de Juntos por el Cambio- impidieron que se avance con la medida, aunque luego la administración provincial pareció encontrar el apoyo necesario de Nación. Ahora, si avanza el nuevo DNU, la determinación volverá a La Plata.