Argentina
Domingo, 14 agosto 2022
ALTAS TEMPERATURAS
24 de diciembre de 2020

Fantasías de verano bajo el agua

Propagandas, películas, series muestran parejas gozando en el agua con la mayor naturalidad, desde La Tecla nos preguntamos sobre el origen de esta relación ¿Cómo hacerlo de forma segura?

Fantasías de verano bajo el agua - La Tecla

Al reflexionar sobre la atracción del agua y su vínculo con el deseo comprobamos que la memoria emocional se conecta con diversas imágenes en las que una persona destilaba sensualidad bajo la lluvia o bajo el chorro de agua de una botella, como en la clásica publicidad de Colbert Noir con música de Laurie Anderson o los videoclips de los Backstreet Boys bajo la lluvia, solo por nombrar algunos.

Otro indicio que nos da la pauta de que el agua está institucionalizada como accesorio importante en la intimidad, es que la mayoría de los hoteles alojamiento incluyen jacuzzis y bañeras como opción extra para pasarla mejor. Entonces lo mojado, la inmersión, la humedad –que no es tan popular cuando se trata del clima- forman parte del repertorio de fantasías sexuales más presentes en el imaginario erótico.

Cuando se trata de encuentros en mar, ríos o lagunas, hay un ingrediente de adrenalina por la exposición y posibilidad de ser descubierto que para mucha gente es estimulante, sin embargo cuando se habla de piletas, bañeras o duchas ¿Qué es lo que los hace atractivos? 
Existen varias razones para esta relación agua-placer; en primer lugar, para estar debajo del agua normalmente se usa poca o nada de ropa, por eso es lógico que haya una línea de continuidad entre desvestirse para mojarse y un encuentro gozoso: También logra despertar un estado emotivo inconsciente y de relajación, ya que, antes de nacer, los humanos estamos en el vientre materno flotando en líquido. 

Otra razón que va de la mano con estas experiencias tiene que ver con la limpieza, las fragancias, la frescura, ya que al estar en un medio líquido, se neutralizan los olores corporales e incluso, cuando se trata de baños, agregando sales aromáticas y velas para generar un clima especial se logra que la práctica sea multisensorial.

Son varias las razones por las que, en pareja o en soledad, se prueba o se anhela el sexo bajo el agua, pero para eso es necesario conocer cómo cuidar la salud, ya que no es lo mismo a la hora de la prevención de embarazos y enfermedades.