LA TECLA PATAGONIA
21/12/2020
Bullrich vs. Frederic: cruce por el origen de la violencia en el sur
La actual ministra de Seguridad de la Nación culpó a su antecesora por la escalada del conflicto en Villa Mascardi. Bullrich retrucó: "le abrieron las puertas a la violencia en Argentina, hicieron víctimas a los delincuentes y escondieron las cifras". Conocé qué dijo cada una
En las últimas horas, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, se refirió a la situación de violencia que se vive en Villa Mascardi, Río Negro, y apuntó contra su antecesora Patricia Bullrich por la presunta escalada del conflicto con los mapuches en los años de gestión de Cambiemos al frente del Gobierno central. 

"La violencia que hay en Villa Mascardi la dejó Bullrich. En su gestión, en septiembre de 2017 se ocupa Villa Mascardi, en noviembre se hace el desalojo, dos días después hay una inspección y se descubre que la comunidad no había sido desalojada y en esa situación terminan matando a Rafael Nahuel", explicó Frederic en diálogo con Clarín, y agregó: "hoy tenés a la misma gente, al chico muerto –un mártir-- y más terreno ocupado", concluyó.

La exministra de Seguridad de Mauricio Macri y presidente del PRO a nivel nacional no se quedó callada y recogió el guante. "Durante 12 años le abrieron las puertas a la violencia en Argentina, hicieron víctimas a los delincuentes y escondieron las cifras: fomentaron la ley de la selva", denunció y le pidió a la funcionaria: "sea seria, ministra. Si quiere debatir sobre Seguridad hagámoslo, pero póngase a trabajar para los argentinos".

La semana pasada, el Gobierno nacional ordenó un operativo que incluyó una fuerte represión por parte de las fuerzas federales, con el objetivo de acompañar a los funcionarios judiciales para hacer la inspección en el predio del ex Hotel Mascardi, ubicado en el km 2006 de la ruta Nacional 40 Sur, para constatar el estado del mismo. 

Desde la oposición cuestionan el accionar "pasivo" de Nación, así como también una posible complicidad de funcionarios regionales y nacionales. El Gobierno, por su parte, responsabiliza a la anterior gestión y se muestra a favor de mediar para resolver el conflicto por las tierras.